Nueva oleada de despidos entre los gigantes suizos

El gigante farmacéutico suizo recortará 2.000 empleos. Reuters

Credit Suisse, Novartis y Schindler inician el otoño anunciando importantes recortes de sus plantillas. Operan con números negros, pero temen al futuro. La apreciación del franco en un 20% es una de las causas, según Seco. Y expertos anticipan que la economía perderá ritmo.

Este contenido fue publicado el 31 octubre 2011 - 17:18
Andrea Ornelas (con la colaboración de Sophie Douez), swissinfo.ch

Cuando la Unión Sindical Suiza (USS) advirtió en enero pasado que la fortaleza del franco –que entonces se cotizaba a 1,26 francos por euro– haría perder al país alrededor de 100.000 empleos en los dos años por venir, el grueso de las grandes empresas suizas guardó silencio.

La cifra sonaba aún lejana a la realidad de una economía helvética que había resistido de pie la recesión internacional.

El año 2012 se vislumbra sombrío, razón por la que los grandes corporativos suizos –y en especial los que conforman el Swiss Market Index (SMI) del mercado de valores helvético- toman previsiones.

Solo en octubre, las empresas suizas anunciaron recortes por un total de 5.000 empleos.

Novartis: 2.000

El laboratorio suizo Novartis confirmó la semana pasada su intención de cerrar tres de sus centros de operación en Europa, lo que implicará la desaparición de 2.000 plazas entre 2012 y 2015.

Del total, 1.100 empleos se perderán en Suiza y otros 900 en Estados Unidos. En casa, se cerrarán los sitios de manufactura de Nyon y Basilea, y se contratarán los servicios en el extranjero con mano de obra más barata.

Joseph Jiménez, director ejecutivo de Novartis, explicó a la prensa: “El precio de los medicamentos ha caído un 5% en Europa solo durante el presente año. Enfrentamos un entorno difícil y se complicará aún más en los cinco años por venir. No estamos en condiciones de absorber dichos recortes de precios sin tomar decisiones alternas para compensar esa caída en los ingresos”.

El secretario general de la Asociación Suiza de Compañías Químicas y Farmacéutica (Interpharma), Thomas Cueni, aseguró que la reestructuración de Novartis podría “ayudar a aumentar la sensibilidad sobre la presión que enfrenta la industria farmacéutica suiza”.

El anuncio de Novartis ha sido una manifestación explícita de las necesidades que enfrentan las farmacéuticas en Suiza y la petición de un entorno más favorable para la investigación, explicó a Cueni a swissinfo.ch

En septiembre, una moción parlamentaria llamó al Gobierno a gestar un plan para “revitalizar a la industria farmacéutica”, un sector fundamental porque genera un 30% de las exportaciones anuales suizas. El Ejecutivo no ha dado respuesta aún.

Sheralyn Morey, analista especializado en el sector farmacéutico del Espicom Business Intelligence, refirió a swissinfo.ch que competir contra los genéricos afecta a esta industria y le resta competitividad.

Schindler: 1.772

A la problemática concreta del sector farmacéutico se suma un panorama económico internacional poco alentador para 2012.

El fabricante de ascensores suizo Schindler anunció (26.10) que suprimirá el 4% de su plantilla internacional, lo que significará la supresión de 1.772 puestos entre 2012 y 2013; la mayoría de ellos en España, Portugal y EEUU.

“La crisis de endeudamiento que viven España y Portugal complican el panorama de desarrollo económico y suponen perspectivas desfavorables en estos países europeos”, explicó la compañía a la prensa.

Schindler busca obtener ahorros permanentes de 125 millones de francos suizos anuales, y mantener sus niveles de competitividad en un mercado internacional cada vez más reñido.

Credit Suisse: 3.000

El banco número dos de Suiza confirmó en julio pasado que ponía en marcha un programa de reducción de costos con miras a obtener ahorros fijos de 700 millones de francos suizos a partir del 2012. El precio a pagar era el recorte de 2.000 empleos.

Este lunes (31.10), el diario TagesAnzeiger, de Zúrich, adelantó que Credit Suisse suprimirá 1.000 puestos para que los ahorros asciendan a 1.000 millones de francos.

El banco declinó hacer comentarios sobre el tema, pero aceptó que la reorganización interna busca fortalecer su posición financiera en una coyuntura internacional en la que se exigirá cada vez más solidez financiera a los bancos.

Del total, al menos 700 plazas se perderían en Suiza, y la banca de inversión sería la división más afectada, ya que se trata de uno de los núcleos del banco que más ganancias puede generar, pero también es el talón de Aquiles que concentra pérdidas en tiempos turbulentos.

La cotización deseada: 1,30 francos/euro

Las empresas suizas enfrentan dos problemas centrales. Ambos reconocidos por la Secretaria de Estado de Economía (Seco). Su director de Trabajo, Serge Gaillard, afirmó a principios de octubre que la reestructuración de las plantillas es camino ineludible.

“El franco suizo sigue sobrevaluado en la menos un 20% frente al euro”, dijo en Ginebra al participar en el Salón de los Recursos Humanos de Suiza.

“Si bien la tasa de desempleo suiza regresó ya a niveles de 2008, previos a la crisis, al ubicarse en el 2,8%, aumentará inexorablemente hasta el 3,7% para finales del 2012”, advirtió.

La súbita apreciación del franco en 2011 ha debilitado la competitividad de las empresas suizas. “Es como si todos los precios y salarios hubieran aumentado un 20% de un día al otro, no podemos competir con Europa. Las empresas no pueden seguir adelante sin tomar medidas como la deslocalización y los recortes de personal”, afirmó.

Y según la perspectiva de Gaillard, el año 2012 no será mejor, pues la pérdida de empleos continuará mientras el euro no se cotice a 1,30 francos suizos. Hoy, su valor se sitúa alrededor de 1,23 francos, y ningún experto aguarda que la divisa helvética se devalúe sensiblemente en los seis meses por venir.

recesión, ¿sí o no?

Detrás de los recortes de personal de los grandes grupos suizos no hay números rojos, sino fuertes temores a un deterioro económico internacional en 2012.

Los expertos de los institutos Créa (Universidad de Lausana) y BAK Basel Economics presentaron sus pronósticos económicos del otoño (28.10.). Ambos coinciden en que la economía suiza perderá ritmo.

Créa es por ahora el grupo de expertos más pesimista, al estimar una “ligera recesión” del –0,4% para Suiza en 2012.

BAK advierte que “la tasa de desempleo, que había registrado un retroceso constante desde hace tres años, llegó a su punto más bajo en 2011 y a partir del 2012 irá en ascenso”.

End of insertion

contexto

UBS, el banco número uno de Suiza, anunció que recortará 3.500 puestos antes de concluir 2013 para ahorrar 2.000 millones de francos suizos anuales. Del total, 400 empleos se perderán en Suiza y Zúrich será la plaza más afectada. La plantilla actual es de 23.500 trabajadores.

La farmacéutica Roche, competidora de Novartis, tiene en marcha desde principios de 2011 y con vigencia en 2012, un Programa de Excelencia Operacional que considera la desaparición de 4.800 plazas, equivalentes al 6% de su fuerza laboral. Ventas, marketing y manufactura han sido las áreas más afectadas.

La filial ginebrina del banco británico HSBC también anunció en octubre una deslocalización a Asia. Si bien la estructura es pequeña, confirma la intención del grupo de reestructurar operaciones para reubicarlas en mercados menos costosos que el suizo.

End of insertion

datos clave

Europa y EEUU representan alrededor del 40% de las ventas de la industria química y farmacéutica de Suiza, mientras Asia equivale al 17% del mercado. El resto se distribuye entre Suiza y otras regiones.

El gasto destinado a investigación dentro de las industrias química y farmacéutica de Suiza promedia alrededor de 5.300 millones de francos suizos anuales, lo que ubica a Suiza entre los países más destacados en la materia.

Fuente: Sociedad Suiza de Industrias Químicas

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo