Navigation

Segunda oleada de COVID-19 llega con fuerza a Suiza

El número de nuevos casos de coronavirus se ha incrementado de manera exponencial. Keystone / Ennio Leanza

La segunda oleada de COVID-19 ha llegado a Suiza más rápido y con más fuerza de lo esperado, según confirmaron este martes las autoridades sanitarias suizas. Prevén que  la tendencia al alza se mantenga hasta que las nuevas restricciones, en vigor desde el lunes, den resultado.

Este contenido fue publicado el 20 octubre 2020 - 17:40
Keystone-SDA/swissinfo.ch/jdp

Poco más de 3 000 nuevos casos positivos de coronavirus y ocho muertes se dieron a conocer este martes. El promedio de siete días de casos nuevos aumentó en un 123% la semana pasada. Sobre una base per cápita, Suiza tiene el doble de nuevas infecciones que Italia.

"La segunda oleada ha llegado, más rápido, más claramente y más fuerte de lo que hubiéramos pensado hace dos o tres semanas", dijo Thomas Steffen, médico de Basilea y miembro de la junta de médicos cantonales en conferencia de prensa este martes.

Por su parte, Stefan Kuster, de la Oficina Federal de Salud Pública, indicó que las autoridades tienen las hospitalizaciones bajo control, pero que la cantidad de personas en las unidades de cuidados intensivos (UCI) cambia rápidamente. Al mediodía de este martes, en 100 de las 700 camas ocupadas de las UCI, había pacientes con COVID-19. Hace cinco días eran 61.

“La duplicación de las hospitalizaciones es notable", subrayó.

Advirtió contra la comparación de las cifras de infección entre esta y la primera oleada. "Si bien los más jóvenes se vieron afectados principalmente en el verano, hemos visto un cambio en las últimas semanas". Los casos positivos se distribuyen entre los diferentes grupos de edad, precisó.

Los estudios muestran que cuanto más se propaga el virus en la población, más preocupación hay por las poblaciones de mayor edad en los asilos de ancianos.

En medio del repunte de los casos, el Gobierno anunció el domingo pasado diversas medidas para frenar los contagios. Entre ellas, la obligatoriedad de usar mascarillas en todos los espacios públicos cerrados, la recomendación de mantener el teletrabajo y límites en el número de personas en reuniones privadas.

swissinfo.ch

Romper la cadena

El aumento de contagios complica el rastreo de contactos, especialmente porque los casos están en todo el país. Todos los cantones están muy por encima del límite de riesgo de 60 infecciones por cada 100 000 habitantes, que se ha utilizado para clasificar las regiones de alto riesgo. "Todavía no entendemos dónde se produjo la infección en la mayoría de los casos", dijo Kuster.

Actualmente se validan las pruebas rápidas y las autoridades decidirán en los próximos días cuándo, para quién y cómo se pueden utilizar. El Gobierno también ha aumentado enormemente su reserva de suministros.

Las autoridades no han desarrollado un plan maestro de medidas que podría ser implementado si la situación empeorara.

Indicaron que no hay pruebas suficientes de que un cese de actividades pudiera contribuir a controlar el virus. Sin embargo, Kuster subrayó que se consideran todas las medidas que podrían ayudar a su contención.

Artículos citados

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.