Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza y Uruguay estrechan acercamientos comerciales

Explotación de ganado vacuno en Casupá. Uruguay exporta a Suiza productos cárnicos, entre otras materias.

Explotación de ganado vacuno en Casupá. Uruguay exporta a Suiza productos cárnicos, entre otras materias.

(Reuters)

La primera ronda de discusiones técnicas inicia este miércoles en Berna. Suiza defenderá sus intereses a través de la EFTA, y Uruguay hará lo propio vía el MERCOSUR.

El comercio bilateral entre Suiza y Uruguay es escaso. Y es prioridad para ambas economías acrecentar su capacidad exportadora, para asegurar solidez económica en el mediano plazo.

Uruguay es considerada desde hace 120 años la Suiza Latinoamericana. ¿Los rasgos que comparten ambos países? Una lograda ecuación de estabilidad política, crecimiento económico, bajas tasas de desempleo e inflación.
 
Para 2011, ambas economías registran buenas perspectivas. En el caso de Suiza, el banco central estima que la economía avanzará por encima del 2%.
 
En cuanto a Uruguay, la más reciente misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) -realizada en febrero pasado- concluyó que “la economía crecerá alrededor del 5% en un entorno de estabilidad”.
 
Sin embargo, el organismo de Washington aseguró que la expansión económica dependerá en gran medida del fortalecimiento de su capacidad exportadora. Una prioridad que Suiza comparte.
 
Berna, pistoletazo de salida
 
Luis Almagro, ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, se reunió (01.03) con el ministro de Economía helvético, Johann Schneider-Ammann en Berna, con objeto de evaluar la relación comercial bilateral y de relanzar un proyecto que ha hibernado durante más de una década: un Acuerdo de Libre Comercio entre MERCOSUR y la EFTA.
 
Suiza hace equipo con Islandia, Liechtenstein y Noruega en las filas de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA por sus siglas en inglés); mientras Uruguay es aliada de Argentina, Paraguay Brasil en MERCOSUR.
El encuentro político sostenido en la capital suiza se tradujo de inmediato en hechos.
 
Este miércoles (09.03), expertos de los dos grupos negociadores se encontraron informalmente para discutir sobre una mayor colaboración comercial en el marco de la Declaración de Cooperación conjunta entre EFTA y MERCOSUR durante el segundo semestre, lapso durante el cual Uruguay preside el citado bloque comercial sudamericano.

 
Consultado al respecto por swissinfo.ch, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Suiza confirmó el encuentro y detalló que la agenda es de carácter privado.

Aunque los tiempos de la eventual negociación serían imprevisibles, a partir de la experiencia registrada por Suiza en procesos previos, se esperaría que tomen alrededor de dos años.

 
Uruguay, puerta a Sudamérica
 
La intención de negociar un TLC con MERCOSUR no es nueva. En diciembre de 2000, Suiza -representada por el entonces ministro de Economía, Pascal Couchepin- firmó una declaración de cooperación con MERCOSUR.
 
En aquella etapa, Suiza acababa de concluir un TLC con México y negociaba acuerdos similares con Chile y Canadá del otro lado del Atlántico.
 
Sin embargo, las charlas se empantanaron durante los siete años posteriores debido a que tanto EFTA como MERCOSUR dieron prioridad a nuevos acuerdos con países con los que el potencial de intercambio comercial era significativo.
 
En 2007, Uruguay intentó revivir la negociación vía el Instituto Suizo de Derecho Comparado y la Universidad de Montevideo (UM), que organizaron una serie de debates en los que participaron, por parte de Suiza, OSEC, las Universidades de Lausana y de Berna, para hablar sobre las ventajas y desventajas del acuerdo, y la importancia de Uruguay como puerta de entrada de Suiza a MERCOSUR.
 
Sin embargo, la crisis económica iniciada en 2008 volvió a detener los avances.
 
Escaso intercambio comercial
 
En el presente, la relación comercial entre Suiza y Uruguay es escasa.
El comercio bilateral entre los dos países supera apenas los 400 millones de francos, según datos del Gobierno de Uruguay.
 
En términos de productos, Uruguay exporta a Suiza sobre todo materias albuminoideas, colas, enzimas, lana, hilados, tejidos de crin, carnes y productos químicos orgánicos. Ventas que en 2010 sumaron 210.500 millones de francos.
 
En contrapartida, Suiza le vende a Uruguay productos farmacéuticos, reactores nucleares, calderas, relojería, piedras preciosas y combustibles minerales por un total de 185.800 millones de francos. Producto de dichos intercambios, Uruguay es uno de los contados países con los que Suiza registra un déficit comercial, esto es, a quienes compra más de lo que les vende.
 
Problemas en casa
 
Si bien la voluntad política de los Gobiernos de Uruguay y Suiza ha sido reiterada en 2011, el país sudamericano enfrenta problemas internos que podrían demorar los avances.
 
En 2009, durante su penúltimo año de gestión, el gobierno de izquierda de Tabaré Vázquez definió como una de sus estrategias comerciales demandar a sus socios de MERCOSUR coherencia con respecto a los principios de libre comercio que defendían como región.
 
“No a las barreras arancelarias como mecanismo para proteger a las economías durante la fase postrecesión”, era su principal premisa.
Definió una Estrategia Nacional de Exportación y responsabilizó a la administración argentina de Cristina Kirchner de paralizar y politizar el trabajo realizado hasta entonces por el Fondo para la Convergencia Estructural de MERCOSUR (Focem).
 
Asimismo, se propuso negociar de forma individual nuevos acuerdos de protección de inversiones y para evitar la doble tributación. Suiza se incluyó en esta lista, y en 2010 pactó un Convenio para Evitar la Doble Imposición (CDI) con Uruguay.
 
De cara a la negociación con el bloque EFTA, la agenda preliminar, según fuentes uruguayas gubernamentales ligadas a la negociación, comprendería como tema principal la reducción de barreras arancelarias y oportunidades de negocios para las Pymes, como prioridad. Dos temas que fueron abordados hoy en Berna.

Negociar en bloque

Suiza forma parte de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA por sus siglas en inglés) integrada además por Islandia, Liechtenstein y Noruega.

Países con los que comparte características como no ser miembros de la UE y poseer economías ricas y estables.

Por su parte, Uruguay forma parte desde 1995 del Mercado Común del Sur (MERCOSUR), agrupación que integra además a Argentina, Brasil, Paraguay y que se creó como estrategia para enfrentar con mayor solidez los retos de la globalización en el ámbito comercial.

Fin del recuadro

Contexto

En marzo de 2011, Suiza cuenta con una red de 24 Tratados de Libreo Comercio (TLC) negociados con 33 socios comerciales ajenos a la Unión Europea (UE). Acuerdos que ha concluido casi siempre en el marco de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA).

En Suiza, algunas de las instituciones que apoyan la negociación de un TLC entre EFTA y MERCOSUR son OSEC, la Universidad de Berna, la Universidad de Lausana, la Asociación Swiss Export, la Secretaría de Estado de Economía (Seco) y el Centro Suizo de Electrónica y Microtécnica (CSEM).

Suiza y Uruguay firmaron un Convenio para Evitar la Doble Tributación (CDI) en octubre del 2010. Un acuerdo que para Uruguay se tradujo en el sexto acuerdo fiscal apegado a las reglas de la OCDE, la mitad del camino exigido por la OCDE para abandonar la 'lista gris' de paraísos fiscales en el que se incluyó al país sudamericano en la primavera del 2009.

Fin del recuadro

Datos clave

Los productos que Uruguay exporta a Suiza son: piedras y metales preciosos, productos cárnicos, cereales, lana, tejidos de crin y textiles, materias albuminoideas, enzimas, productos químicos orgánicos, tractores, vinagre, encajes y tapicería, entre otros.

En contrapartida Suiza le vende a Uruguay: Productos farmacéuticos, químicos, instrumentos y aparatos de óptica y fotografía; relojería y piezas relojeras; plásticos; aceites esenciales y resinoides; navajas y artículos mecánicos.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

×