Navigation

EEUU declina invitación a conferencia humanitaria

Micheline Calmy-Rey admitió que Washington no acogió favorablemente la invitación. Keystone Archive

Washington decidió no acudir a la conferencia de ayuda humanitaria a Irak, organizada por Micheline Calmy-Rey, ministra de Exteriores de Suiza.

Este contenido fue publicado el 10 febrero 2003 - 09:25

Según un portavoz del Departamento de Estado, Estados Unidos no ve la necesidad de tal encuentro.

La ausencia de uno de los principales participantes en la conferencia internacional, prevista para el próximo fin de semana en Ginebra, es un revés a las intenciones de Micheline Calmy-Rey.

La ministra suiza de Relaciones Exteriores encara la posibilidad de que otros actores clave puedan hacer lo propio y ha sido criticada por no haber invitado a Irak.

Sin relevancia

Estados Unidos comunicó a Suiza que no asistirá a la conferencia humanitaria sobre la asistencia humanitaria a Irak en caso de guerra.

Louis Fintor, portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, declaró a swissinfo que Washington no ve la razón de esa conferencia, porque varias organizaciones de Naciones Unidas ya han elaborado planes de urgencia para Irak.

"Entendemos que las agencias operativas de Naciones Unidas planifican desde hace tiempo una acción coordinada y ya han emitido un llamado de apoyo a sus esfuerzos".

"No vemos qué pudiera aportar esta conferencia a esa planificación", precisó al tiempo de añadir: "Sería más efectivo responder a la convocatoria de las agencias de la ONU".

Escepticismo

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) informó a swissinfo que aún no ha confirmado su asistencia a la conferencia. Tampoco lo ha hecho la agencia onusiana, UNICEF.

"En realidad no necesitamos esa conferencia" dijo la portavoz del CICR, Antonella Notari, al periódico zuriqués "NZZ am Sonntag". A juicio de Notari, las organizaciones internacionales examinan desde hace mucho las consecuencias eventuales de una guerra en Irak.

Los países de la Unión Europea consideran la invitación de Suiza. "La presidencia griega discutirá en torno a la probable participación de los Estados miembros de la UE", señala el diario suizo citando al portavoz Roussos Koundouros.

Bajo presión

La jefa de la diplomacia helvética, desde el pasado 1 de enero, informó a sus colegas del Gabinete sobre la conferencia, sólo después de anunciarla públicamente. Esta actitud le ha valido más de una crítica.

La ministra Calmy-Rey admitió al diario "Matin Dimanche" que hubiera sido mejor informar a Berna antes de divulgar sus planes.

"Pero en general, la colaboración marcha bastante bien. Compartimos la misma posición en este asunto", sostuvo.

El presidente del Partido Demócrata Cristiano (centro derecha), Philippe Staehlin, cuestionó la pertinencia del anuncio de la conferencia, sin haber ultimado todos los detalles.

La derechista Unión Democrática de Centro ha pedido al gobierno que "contenga" a la ministra social demócrata Calmy-Rey , antes de que - dice -, "haga más daño a las relaciones internacionales del país".

Calmy-Rey defendió este domingo (09.02) su decisión de llevar adelante la conferencia, rechazando que ponga en riesgo la credibilidad de Suiza en la escena internacional.

"Por el contrario, se fortalece la reputación humanitaria de Suiza. Nada de malo hay en haber provocado a uno u otro lado. De hecho, seguiremos haciéndolo", manifestó a "Matin Dimanche".

Irak

Calmy-Rey fue también criticada por no haber invitado a Irak.

"¿Cómo es posible que no inviten a Irak, si la conferencia trata las probables consecuencias humanitarias de un ataque militar en Irak?", pregunta ante swissinfo, Al-Nima, embajador de Irak.

El ministerio de Exteriores suizo justifica la decisión argumentando que la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) quiso evitar que la conferencia adquiriera el cariz de un evento político.

"Los asuntos humanitarios nada tiene que ver con los políticos", sentenció Calmy-Rey. "Debemos hacer todo lo posible para anteponer lo humanitario, durante y después de la guerra".

Apoyo popular

Mientras la acción de Calmy-Rey causa olas políticas, los suizos parecen apoyar la postura de su nueva ministra de Relaciones Exteriores.

Según una encuesta publicada por el diario "dimanche.ch", 80% de los suizos se declaran favorables a la conferencia humanitaria sobre Irak. Más aún, 53% aprueba la "diplomacia pública" de Calmy-Rey.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.