Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El Cristal Rojo deja un gusto amargo

Ginebra: el embajador suizo, Blaise Godet, presenta el nuevo emblema.

Los Estados signatarios de los Convenios de Ginebra adoptan un nuevo emblema para la Cruz Roja al término de una conferencia de tres días.

La delegación suiza se sintió traicionada: la oposición de algunos países del Oriente Cercano obligó a la Conferencia a adoptar el Cristal Rojo mediante votación.

La votación se produjo en la madrugada de este jueves, luego de tres días de arduos debates. El nuevo emblema fue adoptado por dos terceras partes de los países participantes en la conferencia. Los que se oponen son principalmente los países árabes y musulmanes además de China, Cuba y Corea del Norte.

Siria, que pretendía obtener la autorización israelí para que sus ambulancias accedieran a la Meseta del Golán, encabezó la oposición. Ante la intransigencia del Estado hebreo y el fracaso de las negociaciones, se hizo evidente que la conferencia sólo podía concluir con una votación.

Los diplomáticos suizos, que negociaron durante nueve meses un acuerdo sobre el Cristal Rojo, están satisfechos de la conclusión del asunto, pero no ocultan que les deja un amargo resabio.

"Por una parte, estamos satisfechos de que el protocolo haya sido aceptado tan claramente, pero por otra nos sentimos decepcionados de que no haya sido aceptado por consenso", confía a swissinfo Didier Pfirter, representante especial de Suiza en la conferencia.

"Desplegamos esfuerzos considerables para obtener el consenso. Verdaderamente hicimos hasta el límite de lo humanamente posible", enfatiza.

Didier Pfirter explica que los suizos se vieron obligados a efectuar la votación para evitar que esa conferencia humanitaria se convirtiera "en rehén" de los políticos.

Blaise Godet, embajador suizo ante las Naciones Unidas en Ginebra, agrega que una vez que se puso de manifiesto que no había medio alguno para zanjar las diferencia, la sola opción fue la del voto.

Endurecimiento de último minuto

La adopción por consenso del tercer emblema -después de la Cruz Roja y la Media Luna Roja- parecía todavía posible la semana pasada, tras la firma en Ginebra de un acuerdo entre los servicios de socorro israelíes y palestinos.

Ese acuerdo abría una vía para la conferencia que, de esa manera, permite a la organización israelí Magen David Adom (MDA, Escudo Rojo de David) unirse al movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

El MDA ha permanecido aislado en los últimos 50 años dado su rechazo a utilizar uno u otro de los símbolos del movimiento, prefiriendo la Estrella de David. Ahora podrá ubicar su propio símbolo en el interior del Cristal Rojo.

La semana pasada parecía que el acuerdo entre los palestinos iba a suavizar la oposición radical de algunos países musulmanes que rechazan cualquier compromiso con Israel.

Pero la falta de un acuerdo entre Tel Aviv y Siria los llevó a endurecer su posición en el último minuto, para la gran decepción de los suizos.

"Muchos países nos habían prometido, a (la ministra de Exteriores Micheline) Calmy-Rey y a mí mismo, que si los palestinos obtenían un resultado satisfactorio, no se opondrían al protocolo. Sin embargo, me doy cuenta de que algunos de esos países votaron en contra", subraya Didier Pfirter.

El miércoles por la noche, Micheline Calmy Rey propuso sus buenos oficios para facilitar el diálogo entre el MDA y Siria, pero no fue suficiente.

Elogios y críticas

Jacob Kellenberger, presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja, estima también que el consenso hubiera sido la solución ideal. Sin embargo, no teme que el movimiento se debilite.

En su opinión, la adopción de un tercer emblema es un acontecimiento "extremadamente positivo", para fortalecer el derecho humanitario y la universalidad del movimiento de la Cruz Roja.

Para Bashar Ja'afari, embajador sirio ante las Naciones Unidas, contrariamente, la conferencia "perdió una oportunidad de oro". A su juicio se requería una preparación más amplia para llegar consenso.

"Esta conferencia se produjo de manera muy anticipada", declara el diplomático a swissinfo. Condena igualmente el hecho de que, en materia de derecho humanitario, una mayoría de países haya podido "imponer" su voluntad.

swissinfo, Adam Beaumont, Ginebra
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

Contexto

Suiza es depositaria de los Convenios de Ginebra, mismos que fundamentan el derecho humanitario y el movimiento de la Cruz Roja.

En la Conferencia de Ginebra, 98 países votaron por el nuevo emblema, 27 en contra y 10 se abstuvieron.

La mayor parte de los países que rechazaron el Cristal Rojo son países musulmanes, pero también lo hicieron China, Cuba y Corea del Norte.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×