Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El fútbol intenta renacer de sus cenizas en Ginebra

Un joven seguidor muestra su apoyo al Servette FC.

(Keystone)

Uno de los más antiguos y prestigiosos clubes de balompié suizo, el Servette FC, atraviesa por una situación más relacionada con la justicia que con el deporte. Uno de sus ex presidentes fue condenado a prisión y el nuevo estadio es deficitario.

Un empresario iraní asumió la dirección con la promesa de devolverlo a la Primera División de Suiza, la 'Super League'.

Mientras tanto, el Servette FC disputa la Segunda División, la 'Challenge League'.

Aunque la rica ciudad de Ginebra parece no querer cargar con los costes derivados del fútbol. Hace tiempo que las noticias sobre el tema se suceden sin cesar.

Uno de los últimos dirigentes del Servette FC, el francés Marc Roger, resultó recientemente condenado a dos años de prisión acuasado de la quiebra del equipo. Fue liberado tras haber cumplido 22 meses de internamiento preventivo.

Entre los acreedores estaban ex jugadores como el francés Christian Karembeu. Algunos de éstos tuvieron incluso que terminar su carrera profesional y atravesaron dificultades financieras.

Presidentes

El club ya estaba mal antes de la llegada del citado presidente francés, pero en un año de gestión, entre febrero de 2004 y febrero de 2005, Marc Roger llevó al Servette FC a la ruina con un agujero de 16 millones de francos.

Resultado: de la Primera División profesional fue descendido a la Primera categoría de aficionados. Actualmente está en la Segunda Liga profesional ('Challenge League'), pero con riesgo de caer nuevamente al grupo de los aficionados.

Desde septiembre, la institución está presidida por el empresario iraní Majid Pishyar, que dirige un conglomerado de empresas con sede en Dubai, con actividades en múltiples sectores. Una de sus oficinas está en Ginebra y tiene lazos afectivos con la ciudad, según informa la prensa local. Hasta ahora, su gestión no ha dado todavía los frutos.

Problemas del estadio

La rica localidad de Calvino quería un estadio moderno y un club con ambiciones europeas. Seis años después de la inauguración del Estadio de Ginebra no se ha conseguido ni una cosa ni otra.

Junto con los problemas del Servette FC, el estadio se llenó hasta la bandera durante los tres partidos que acogió en la Eurocopa de 2008, aunque la instalación está virtualmente arruinada.

Cuando todavía era un proyecto de sus arquitectos, su coste ascendía a 68 millones de francos que serían financiados exclusivamente por el sector privado, interesado en el centro comercial y en el hotel que incluye el recinto. Acabó valiendo 148 millones, de los que 43 millones se financiaron con fondos públicos, principalmente del cantón y del ayuntamiento de Ginebra.

El centro comercial es rentable, aunque la fundación que administra el estadio con capacidad para 30.000 espectadores es insolvente porque los costes de administración y mantenimiento son superiores a los ingresos. El déficit de 2008 se estima en 2 millones de francos.

Para los dirigentes de la Fundación Estadio de Ginebra, la solución para la rentabilidad pasa por devolver al Servette FC a la Primera División, disputar algunos partidos internacionales y organizar distintos eventos culturales.

Entre las dificultades también se encuentra un gran error en la concepción del proyecto, si se compara con construcciones igualmente modernas: vivir exclusivamente del fútbol, ya que no se diseñó para albergar grandes actividades extradeportivas.

Club con historia

A pesar de esto, el Servette FC tiene una larga historia y tradición. Fundado el 20 de mayo de 1890, tomó su nombre de un barrio popular de la urbe, donde se encontraba el Estadio de Charmilles, en el que jugó durante todo un siglo, de 1902 a 2002, para después mudarse al nuevo coliseo ginebrino.

El club disputó durante 115 años la Primera División del fútbol suizo y es el segundo en número de títulos tras el Grasshopper de Zúrich. (17 títulos de Liga y 7 de Copa).

En las décadas de 1980 y 1990 tuvo jugadores de renombre internacional como el alemán Karl-Heinz Rummenigge y el brasileño Sony Anderson, entre muchos otros. Más recientemente, los defensas Philippe Senderos (Milán) y Johan Djourou (Arsenal) se formaron en las categorías inferiores del Servette FC.

Falta saber si el nuevo presidente iraní del club tendrá más éxito respecto a su primera incursión en el mundo del fútbol, en el equipo austríaco Admira Wacker, que llevó a la crisis y fue descendido. En todo caso, con un pasado tan glorioso, el conjunto de Ginebra merece una mejor posición de la que ocupa en Segunda.

swissinfo, Claudinê Gonçalves
(Traducción: Iván Turmo)

Palmarés Servette FC

Fundación: 1890

Campeonato de Suiza:

17 títulos

1907 - 1918 - 1922 - 1925 - 1926 - 1930 - 1933 - 1934 - 1940 - 1946 - 1950 - 1961- 1962 - 1979 - 1985 - 1994 - 1999

Copa de Suiza:

7 títulos (en 17 finales)

1928 - 1949 - 1971- 1978 - 1979 - 1984 - 2001

Copa de los Alpes:

4 títulos

1973 - 1975 - 1976 - 1979

Copa de la Liga:

3 títulos

1977 - 1979 - 1980

Copa de Europa:

7 participaciones

21 partidos, 6 victorias, 6 empates, 9 derrotas.

Recopa de Europa:

6 participaciones

24 partidos, 11 victorias, 4 empates, 9 derrotas.


Copa de la UEFA:

14 participaciones

48 partidos, 20 victorias, 10 empates, 18 derrotas.

Fin del recuadro

Jugadores destacados

Umberto Barberis

Kubilay Turkyilmaz

Karl-Heinz Rummenigge

Sonny Anderson

Viorel Moldovan

Christian Karembeu

Philippe Senderos

Alex Frei

Martin Petrov

Oliver Neuville

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes