Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El padre del LSD cumple 100 años

A sus 100 años, Albert Hofmann está lúcido y en plena forma.

(Keystone)

El químico suizo Albert Hofmann inventó el LSD, uno de los alucinógenos más potentes que utiliza la psiquiatría y que está asociado también al movimiento hippy en Estados Unidos.

Descubierto en 1938, el LSD se prohibió en los años 60, cuando su consumo estaba muy generalizado. Basilea rinde homenaje a Hofmann con un simposio internacional.

Fue en 1938 cuando Albert Hofmann, que este miércoles cumple 100 años, descubrió la dietilamida del ácido lisérgico (LSD), mientras investigaba sobre la ergotina en los laboratorios farmacéuticos Sandoz, de Basilea.

Los laboratorios habían iniciado un programa para identificar y sintetizar los compuestos activos de algunas plantas y Hofmann eligió el cornezuelo del centeno. Se trata de un hongo venenoso que utilizaban desde siglos las matronas para acelerar el parto y que en la Edad Medio era conocido por causar el ergotismo, una intoxicación alimenticia producida por la ingesta de trigo o farináceos enmohecidos con los que se alimentaban, sobre todo, los peregrinos.

Las investigaciones de Hofmann permitieron aislar otras sustancias activas de este hongo y sintetizar, además del LSD, un fármaco que cortar las hemorragias postparto.

Aunque sus colegas no creían en el LSD, Hofmann no tiró la toalla hasta que en 1943 experimentó en carne propia las propiedades alucinógenas y de alteración de la conciencia que provoca la dietilamida del ácido lisérgico. Algunas gotas de esta sustancia cayeron sobre la mano del químico suizo y le causaron extrañas sensaciones y visiones: fue el primero 'trip sintético' en la historia.

Naturaleza: la verdadera fuente de energía

El químico suizo vive hoy con su esposa en Leimental, no muy lejos de Basilea, en un paisaje paradisíaco al pie de la cordillera del Jura que separa a Suiza de la región francesa de Alsacia. Desde hace varios años no ha vuelto a tener experiencias que alteran el estado de la conciencia.

No lo necesita. Dice que quizás recurrirá al LSD cuando se avecine el momento de la muerte, porque entre las propiedades del LSD figura también la de eliminar la ansiedad de la muerte a los enfermos terminales.

El LSD puede considerarse como una de las drogas (mezcalina, hongos alucinógenos o incluso la marihuana) que se utilizaron en ceremonias sacras en todo el mundo y en todas las épocas, especialmente en México.

Redescubrimiento del LSD en medicina

Pese a su potencial peligrosidad, millones de personas, entre ellas muchos artistas y músicos, consumieron LSD hasta finales de los años 70.

Posteriormente fue cediendo terreno a otras sustancias, tanto en la medicina como en el movimiento juvenil. Sólo los psiquiatras, los chamanes modernos, tienen derecho a suministrar esta sustancia. Hofmann advierte de que, si no se consume en circunstancias controladas, en lugar de una sensación de armonía con el universo, puede conducirnos a estados de auténtico terror.

El denominado 'bad trip' (mal viaje) se caracteriza por comportamientos psicóticos, ataques de pánico y la pérdida de control sobre los movimientos voluntarios del cuerpo.

Son los síntomas que relata Hofmann, quien vivió una experiencia similar en un momento en el que se sentía cansado. El LSD fue considerado un estupefaciente ilegal después de varios suicidios provocados por su consumo indiscriminado.

"La novedad es el redescubrimiento del LSD, como de otras sustancias psicotrópicas, sobre todo con fines terapéuticos", puntualiza Roger Liggenstorfer, editor y amigo de larga data de Hofmann. Liggenstorfer tiene en su biblioteca un sinfín de libros científicos sobre el LSD y ha publicado varios textos de Hofmann.

Del mundo vegetal a la maravilla del cosmos

Lúcido y en buen estado físico, Hofmann realiza cada día un paseo por la naturaleza, con la que dice tener una relación casi mística desde su infancia. Fue precisamente la curiosidad por el mundo vegetal la que lo llevó a estudiar química y a experimentar en carne propia los efectos del LSD.

En una reciente entrevista concedida a la televisión suiza de expresión alemana resumía así su filosofía de vida: "La mayor parte de los hombres vive hoy en ciudades grandes, en un mundo muerto. Van a la luna, pero no saben disfrutar del cielo estrellado. Y es que todo lo que necesitamos para ser felices no está en la belleza de la creación humana, sino en la belleza de la naturaleza".

swissinfo, Raffaella Rossello
(Traducción del italiano: Belén Couceiro)

Datos clave

Hofmann nació el 11 de enero de 1906 en la ciudad suiza de Baden.
El simposio internacional sobre el LSD tiene lugar en Basilea del 13 al 15 de enero.
Se titula: LSD, niño prodigio e hijo difícil
Además del célebre químico suizo, participan 80 expertos del mundo.

Fin del recuadro

Contexto

El LSD es una de las sustancias alucinógenas más poderosas. Intensifica las sensaciones y altera la conciencia, además de que produce efectos visuales muy fuertes.

No causa dependencia física, pero puede inducir a otros abusos.

La sustancia fue incluida en la lista de estupefacientes prohibidos en Estados Unidos sólo en 1966, año en que la farmacéutica suiza Sandoz (hoy Novartis) cesó la producción.

El LSD fue utilizado, sobre todo, para curar ciertas psicosis, desintoxicar a los alcoholizados y para ayudar a los enfermos de cáncer a superar los dolores y el miedo a la muerte.

Puede hacer recordar episodios traumáticos reprimidos inconscientemente por el paciente.

Fin del recuadro


Enlaces

×