El proyecto 'Radar' contra la violencia en la escuela

El proyecto tiende a prevenir la violencia en el medio escolar. Keystone

Las escuelas públicas de la ciudad de Zúrich pretenden reaccionar más rápidamente en caso de problemas. Con un objetivo de prevención, la ciudad lanza el proyecto 'Radar'.

Este contenido fue publicado el 20 abril 2007 - 11:42

A casi cuatro meses de la presunta violación colectiva de Seebach, la estrategia prevé un abanico de medidas coordinadas para la prevención y la represión.

El proyecto 'Radar' está destinado a todas las personas del medio escolar. El concepto prevé una serie de medidas preventivas, pero también represivas, indicó el jueves (19.04) el responsable del Departamento de las Escuelas de la Ciudad de Zúrich, Gerold Lauber.

La ciudad desea también implicar más a los padres de chicos extranjeros en las problemáticas escolares. Para ello podrán participar en el marco de clases de alemán que les serán destinadas. Los intentos de diálogo emprendidos por la ciudad en otros marcos han fracasado hasta ahora.

Un 'archivo urgente'

Todas las escuelas recibirán, por otro lado, un 'archivo urgente' que contendrá consejos e informaciones sobre las posibilidades de intervención en caso de problemas.

Las ofertas existentes de intervención serán mejor coordinadas. El servicio de prevención de la violencia proporcionará un informe anual sobre la situación en las escuelas.

Entre el resto de las medidas que serán adoptadas cabe destacar un concepto para prevenir el vandalismo en los patios, amén de que las escuelas establecerán reglas de comportamiento y los profesores podrán seguir una formación sobre la violencia sexual entre adolescentes.

"La escuela debe disponer de detectores para poder reaccionar mejor", explicó Gerold Lauber.

"En el caso de Seebach, la señal de alarma habría debido sonar antes". El responsable de las escuelas de Zúrich reconoció no obstante que el mejor sistema de alarma no podría impedir totalmente la repetición de tales eventos.

Direcciones rebasadas

El presidente del distrito escolar del barrio de Letzigrund indicó que Zúrich tiene actualmente problemas para establecer las direcciones de escuela previstas por la nueva ley escolar. Con frecuencia se encuentran desbordadas, dijo Ernst Weibel.

Empero, correspondería justamente a las direcciones escolares detectar los problemas nacientes, dijo Tony Vinzens del Departamento de las Escuelas. Para eso habría que dotar a esas direcciones de más recursos, advirtió.

La ciudad elaboró el proyecto 'Radar' tras el caso de la presunta violación colectiva de una alumna de 13 años en noviembre de 2006 en Zúrich-Seebach. El departamento de las escuelas había sido vivamente criticado.

Cabe hacer notar que otro presunto caso de violación entre menores, en Kloten esta vez, fue dado a conocer hace una semana. Las investigaciones sobre ambos casos todavía no han sido cerradas.

swissinfo y agencias

Contexto

La violencia en el medio escolar no es un problema típicamente de Zúrich. Por todas partes en Suiza, la agresividad de los alumnos aumenta y la autoridad de los profesores es puesta en tela de juicio. Medidas restrictivas comienzan a ser adoptadas.

La ciudad de Lucerna creó, por ejemplo, un concepto especial 'Time-Out-Klasse' destinado a los alumnos difíciles que pasan parte de su tiempo en una clase especial y el resto trabajan en una empresa, por ejemplo, en un garaje.
Son dirigidos por un profesor y un pedagogo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo