Navigation

Esclarecer los archivos de la Abadía de San Maurice

De aquí a 2005, la abadía va a inventariar, analizar, restaurar y digitalizar sus archivos. ¿Desvelarán algún secreto?

Este contenido fue publicado el 26 noviembre 2001 - 16:16

"Puede que con esos trabajos se pueda conocer por fin la historia de nuestros edificios conventuales, pero también dónde se encontraban los archivos, cuando un incendio destruyó completamente nuestra abadía en 1623", señala el canónigo archivista, Olivier Roduit.

A falta de documentos, los siglos XIII y XIV son los periodos más opacos de la historia de la Abadía de San Maurice, así como el periodo carolingio del siglo IX.

Relativamente bien conocidos son, en cambio, los orígenes de la abadía, ya que numerosos sabios han estudiado el siglo VI (fundación de la abadía en 515 por el rey de Borgoña).

Varios niveles de estudios

El objetivo de esos grandes trabajos es: "conocer nuestra memoria, salvaguardar mejor sus vestigios y aprovechar el material", explica Olivier Roduit. Y, al mismo tiempo, "esclarecer el pasado de todos esos campesinos de las regiones dependientes de la Abadía de San Maurice," porque las tierras del monasterio se extendían hasta las puertas de París y hasta el norte de Italia.

Un estudiante de Zúrich, por ejemplo, se interesó por la vida económica de la localidad de Gryon, en el cantón de Vaud, durante la Edad Media; lo que los campesinos debían pagar y lo que podían vender.

La Abadía de San Maurice ha recurrido a varias instituciones para optimizar la realización del trabajo, especialmente a profesores de Historia Medieval de las Universidades de Neuchâtel, Friburgo, Lausana y Ginebra.

Financiación de la operación

El coste total de la operación será de 1 millón de francos. La abadía ha invertido en la restauración del edificio y en la reestructuración de los lugares de trabajo. La Oficina Federal de Protección de Bienes Culturales financia el 30% de los trabajos de inventario, mientras que la comisión pontificia, en Roma, ha promulgado dos documentos que representan una fianza moral.

Además, se ha creado una fundación de la Abadía de San Maurice para asesorar jurídicamente los trabajos y para encontrar donantes. Varias comunas vecinas y numerosas personas, en forma individual, ya se han echado la mano al bolsillo.

A fin de cuentas, los archivos del monasterio serán objeto de microfilmes, con el objetivo de que los originales (a menudo piezas únicas) no sufran daños por su exposición a la luz o su utilización. Una vez fotografiados, los documentos serán accesibles en Internet a partir de 2004.

Por el momento, muchos de esos archivos descansan todavía en el interior de la abadía, en un lugar de la primera planta que data de comienzos del siglo XVIII, protegidos contra inundaciones. Un tercio de esos documentos ya había sido inventariado en 1780.

Emmanuel Manzi

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.