Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Estafa Madoff afecta a la banca suiza

El imperio del célebre corredor de Bolsa, Bernard Madoff, se derrumba como castillo de naipes.

(Keystone Archive)

Icono de Wall Street y ex Presidente del Nasdaq, el septuagenario estratega financiero Bernard Madoff enfrenta a la justicia de EEUU por orquestar un fraude multimillonario.

La plaza financiera helvética, importante consumidora de hedge funds, anuncia sus primeras pérdidas. En principio, UBS y Credit Suisse se dicen a salvo.

El mundo financiero internacional está estupefacto.

Bernard L. Madoff, uno de los hombres clave de Wall Street durante el siglo XX, fundador y ex presidente del ambicioso mercado bursátil electrónico Nasdaql, fue detenido el viernes (12.12) en NY por el FBI por una estafa financiera que ronda los 60.000 millones de francos suizos.
La noticia lucía irreal. Imposible.

Madoff el filántropo, el padre judío ejemplar, el demócrata generoso durante las campañas proselitistas, el estratega financiero que era capaz de ofrecer rendimientos asegurados del 10% anual también cuando los mercados estaban en picada o las economías en crisis, no podía ser el individuo arrestado.

Pero sí lo era. Y a los 70 años deberá enfrentar a la justicia estadounidense por un fraude realizado a través de hedge funds (ver recuadro) y de la utilización de la técnica de la pirámide o esquema Ponzi para generar a sus clientes ganancias de forma artificial.

Esencialmente, los inversionistas ubicados en la punta de la pirámide recibían jugosos rendimientos financiados por los inversores que apenas se adherían al esquema. Una dinámica que, increíblemente, le funcionó durante más de una década.

Sospechas y regulación

"El negocio era insolvente y lo fue durante años", reconoció el propio Bernard Madoff el día de su detención.

Su firma, que lleva por nombre Bernard Madoff Investment Securities LLC, ya había sido investigada en 1992 por la SEC –autoridad financiera supervisora en EEUU-, pero ningún auditor pudo probarle nada.

En 1999, nuevamente, algunos de sus competidores en el mercado de la inversión especulativa le pidieron a la SEC que revisara los entretelones del imperio Madoff, pero todo se quedó en temores.

Ahora que él mismo ha confesado estar "acabado" y ser el autor del multimillonario fraude, hay dos temores que prevalecen:

a)¿A cuánto ascenderán sobre la marcha las pérdidas que el propio Madoff cifró en alrededor de 50.000 millones de dólares (alrededor de 60.000 millones de francos suizos)?

b)¿Tras la experiencia de los subprime, sobrevivirán los hedge funds a la crisis de confianza que enfrentan justo en el periodo más vulnerable que ha vivido la banca internacional en los últimos 50 años?

Los perdedores suizos

Suiza, poseedora de una de las plazas financieras más activas y rentables del mundo, también era seguidora del legendario Madoff.

Estimaciones preliminares publicadas por el diario suizo Le Temps afirman que sólo la plaza financiera ginebrina podría haber pedido 5.000 millones de dólares (unos 6.000 millones de francos suizos) como resultado de la pirámide especulativa construida por el banquero estadounidense.

Esto significa que al menos 10% de las pérdidas podrían ubicarse al borde del lago Leman.

Y por el momento, ya hay tres bancos que han aceptado pérdidas, aunque en todos los casos marginales.

El Bénédict Hentsch de Ginebra confirmó que tenía fondos ligados a Madoff por 56 millones de francos suizos, sin embargo, afirmó también su capital es sólido y la institución está en perfectas condiciones para operar en el futuro.

Consultado por swissinfo, el banco Reichmuth, de Lucerna, reconoció que 3,5% de los fondos que administran estaban ligados a instrumentos administrados por Madoff por lo que las pérdidas sumarían 385 millones de francos suizos.

Destaca, no obstante, que sociedades auditoras de la talla de KPMG o Ernst & Young tuvieron conocimiento, examinaron dichos fondos y jamás emitieron ninguna advertencia de riesgo.

"Y frente a este fraude colosal, el consejo de administración del banco Hentsch ha tomado ya todas las medidas para garantizar los intereses de sus clientes y para proteger a la institución", citó el banco.

En Zúrich, el banco privado Neue Privat Bank aceptó, por su parte, haber invertido 5 millones de francos suizos en los controvertidos los fondos Madoff.

A salvo UBS y Credit Suisse

La principal preocupación de la plaza financiera suiza era cuál era la posición del UBS y el Credit Suisse en este nuevo escollo financiero.
Ambos bancos han confirmado a título empresarial y sin entrar en detalles, que están salvo de pérdidas por esta causa.

La Comisión Federal de Bancos (CFB), autoridad supervisora del sistema bancario suizo, aún confusa, se ha mantenido al margen y prefiere que el panorama se aclare antes de emitir comentarios.

Nuevamente, de acuerdo con estimaciones publicadas por Le Temps, la Unión Bancaria Privada (UBP) podría concentrar pérdidas por 1.000 millones de francos suizos.

Y entre los bancos que han quedado a salvo de esta estafa se encuentran instituciones como el banco Pictet, Mirabaud, Man Group, GAM, Gottex, Rothschild yJulius Bär.

La verdadera magnitud del impacto sobre el mercado helvético se conocerá en los próximos días. Y también la forma en la que las instituciones y su clientela enfrentarán los daños.

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

La plaza financiera suiza cuenta actualmente 391 bancos, 154 aseguradoras y es generadora de más de 121.300 empleos.

Fin del recuadro

Contexto

Bernard Madoff fundó –bajo su mismo nombre- una firma especializada en inversiones en 1960, estructura que hasta la detención del gurú financiero administraba 21.000 millones de francos suizos y contaba con clientes de los cinco continentes.

Fin del recuadro

Los hedge funds o "fondos de cobertura" son sociedades privadas con un número limitado de participantes que cuentan con un administrador que decide libremente en qué mercados opera y qué instrumentos utiliza.

Su meta es ganar cuando los mercados van al alza, pero también cuando pierden, así que la especulación es uno de sus caballos de batalla.

Suele operar a partir de la compra-venta de instrumentos de todo tipo (renta fija, acciones, divisas, derivados, futuros, warrants, etc).

Y sus gestores pueden decidir en algún momento concentrar la mayor parte de la inversión en un solo producto (una divisa en particular, el petróleo o una sola compañía en la bolsa) si consideran que existe un alto potencial de ganancia.

Los hedge funds, pueden "apalancarse" a gran escala (aunque no es obligatorio). Es decir, pueden invertir 4, 6 y hasta 10 veces por encima de su patrimonio financiero.

En consecuencia, suelen ser altamente rentables, pero igualmente riesgosos.

A diferencia de otras estructuras de inversión, no son sometidos a reglas estrictas de regulación y supervisión.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×