Navigation

Exigen respetar Convenios de Ginebra

Ciudadanos iraquíes celebran el traspaso de poderes a las autoridades locales. swissinfo.ch

Internacionalistas suizos exhortan a autoridades iraquíes a aplicar el Derecho Humanitario Internacional.

Este contenido fue publicado el 02 julio 2004 - 12:59

Su pronunciamiento se produce luego del traspaso de poderes por parte de las fuerzas multinacionales.

Especialistas de diversas instituciones académicas en Suiza se pronunciaron por el respeto de las Convenios de Ginebra, firmadas por más de 190 países, en el Irak post-Saddam Hussein.

Contrariamente a la administración estadounidense, que juzga que los convenios de Ginebra son "instrumentos jurídicos obsoletos", los expertos suizos expresan que esos documentos constituyen el actual fundamento del Derecho Internacional Humanitario (DIH).

Definición

“Los Convenios de Ginebra no son leyes de papel, que están guardadas en un escritorio”, subraya Vincent Chetail, docente del Instituto de Altos Estudios Internacionales.

"Los convenios son el derecho de costumbre y, por lo tanto, tienen un valor jurídico que une a casi a todos los Estados del mundo".

Por su parte, Antonella Notari, portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), institución que salvaguarda los Convenios de Ginebra, define a los mismas como "las leyes que regulan la guerra".

Precisa que son "disposiciones que protegen a las personas que ya no combaten. Protegen a los presos, a los heridos, a los enfermos y a las poblaciones civiles. Buscan un trato humano".

Obsoletas

En su lucha contra el terrorismo, la administración de los Estados Unidos consideró que los Convenios de Ginebra eran instrumentos jurídicos "obsoletos" y que no tendrían vigencia en las operaciones bajo su jurisdicción.

Luego del traspaso del poder en Irak a las autoridades locales el pasado 30 de junio, los especialistas suizos consideran que la nueva administración no debe olvidar esos documentos, que "humanizan" los conflictos y que debe aplicarlos a todos los prisioneros y a los beligerantes que se han rendido.

“Estados Unidos aceptaba los Convenios de Ginebra hasta antes del 9 de septiembre. Ahora intenta crear categorías jurídicas nuevas para tratar de darles la vuelta. Ha acuñado el término de combatientes ilegales, que no existe en ninguna jurisprudencia internacional.

No hay "combatientes ilegales"

“La figura de combatientes ilegales" no existe, ellos lo inventaron para poder tener presas a las personas indefinidamente y no darles un juicio justo", explica Chetail en referencia a los prisioneros de Guantánamo.

Sobre las posiciones que esgrimen la inoperancia de las Convenciones de Ginebra, Antonella Notari establece que "hemos oído unas voces que dicen esto. Pero también hemos oído otras voces, incluso en Estados Unidos, que dicen que no, que estas convenciones son pertinentes, que todavía valen".

Para el militante pro derechos humanos, Alfred Fernández, la posición estadounidense simplemente "es inaceptable para alguien que defienda los derechos humanos porque un gobierno no puede volver atrás en lo que es el reconocimiento de la dignidad humana”.

Agrega que “lo que es peligroso es lo que pueda hacer ese gobierno... porque, así se pone en entredicho el sistema de derecho internacional, que vuelve al mundo una jungla en donde impera la ley del más fuerte".

swissinfo, Luis Vázquez

Datos clave

Los Convenios de Ginebra han sido ratificados por más de 190 países.

Estados Unidos se ha negado a firmar esos instrumentos.

El pasado 30 de junio las fuerzas multinacionales entregaron el poder a las autoridades iraquíes.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.