Navigation

Extreman precauciones ante atentados en Roma

La Embajada de Suiza en Roma, punto del atentado. Keystone

Un paquete explosivo entregado este jueves en la Embajada de Suiza en Roma causó heridas graves a un empleado de la representación helvética y un caso similar se sucedió en la Embajada de Chile.

Este contenido fue publicado el 23 diciembre 2010 - 18:12
swissinfo.ch y agencias

La alerta se estableció en todas las representaciones diplomáticas de Roma tras estos sendos incidentes. Según medios italianos, los investigadores parecen privilegiar la pista anarquista.



El atentado en la Embajada de Suiza en Roma ocasionó graves heridas en las manos de un ciudadano suizo de 53 años, responsable de la correspondencia en esa sede diplomática. El artefacto le explotó en las manos al momento de abrir el paquete. Otro colaborador resultó afectado psicológicamente por el hecho.

El herido fue trasladado de inmediato a la Policlínica Umberto I de Roma, mientras que efectivos de la policía romana acudieron de inmediato a la Embajada de Suiza, situada en el norte de la ciudad, no lejos del parque de Villa Ada, para llevar a cabo las investigaciones pertinentes.

De acuerdo al embajador suizo en Roma, Bernardino Regazzoni, el dependiente helvético está fuera de peligro, sin embargo, sus manos han sido gravemente dañadas.

Un poco más tarde, otra bomba explotó en la Embajada de Chile, provocando también un herido, no obstante, el embajador de esa representación, Oscar Godoy, ha indicado que el empleado está fuera de peligro, luego de ser sometido a una operación.

Desde Berna, la ministra suiza de Asuntos Exteriores, Micheline Calmy Rey, indicó que este tipo de atentados son imperdonables y dirigió un mensaje a los afectados, subrayando sus deseos para una pronta recuperación, cita la Agencia Telegráfica Suiza, ATS.

 

Pista anarquista

En ambos incidentes se presume que los paquetes –del tamaño de un videocasete y envueltos en un sobre amarillo- provienen del mismo emisor, según indica la agencia Ansa.

“En este momento, no tenemos conocimiento de ninguna reivindicación. La policía respondió de inmediato y cumple con su trabajo”, dijo la Embajada de Suiza en Roma, poco tiempo después del incidente. 

Según agencias de noticias italianas, los expertos en la lucha anti terrorista parecen inclinarse sobre la pista de una eventual autoría anarquista.

Estas fuentes señalan el hecho de que varios anarquistas italianos están actualmente en prisión en Suiza.  Entre ellos figuran tres activistas - dos italianos y un suizo residente en la Península- arrestados el 15 de abril en Zúrich y sospechosos de los planes de un atentado con bomba contra la sede de una empresa de tecnología en Rüschlikon, un suburbio de Zúrich, Suiza.

También mencionan la eventual participación del "eco-terrorista" suizo Marco Camenisch, detenido en Italia en 1991 y condenado por el asesinato de un trabajador aduanero en Brusio, en el cantón de los Grisones.

El canciller italiano Franco Frattini ha condenado enérgicamente este mismo jueves estos atentados.  Expresó su solidaridad con "los amigos suizos" y todo el personal de la representación helvética.

La policía después de esto incidentes debió registrar todas las legaciones diplomáticas en Roma.

En Berna, sospecha sin consecuencias

En Berna, la representación de la Unión Europea fue evacuada parcialmente ante la recepción de un paquete sospechoso la tarde de este jueves. Sin embargo, la policía ha indicado que en el paquete no se encontraba objeto peligroso alguno. Las medidas de prevención fueron tomadas tras los atentados dados a conocer en la vecina Italia.

Reivindicación

Por la noche del mismo jueves se dio a conocer que in grupo anarquista italiano reivindicó los paquetes bomba que al estallar hirieron a dos personas en las embajadas de Suiza y Chile en Roma.

"Hemos decidido hacer escuchar nuestra voz con palabras y hechos. Destruiremos el sistema de dominio. Larga vida a FAI, larga vida a la Anarquía", apareció en una nota en el incidente de la representación chilena y difundida posteriormente por la Policía.

FAI es bien conocido por las autoridades italianas. Los servicios de inteligencia dijeron en una notificación al Parlamento el año pasado que era "la principal amenaza terrorista nacional de tipo anarquista-insurgente".

En diciembre de 2009, el grupo se atribuyó la autoría de una bomba que explotó parcialmente en un túnel bajo la Universidad de Bocconi en Milán a las 3 de la mañana, sin causar heridos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo