Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Fiscalidad del Ahorro: la UE amenaza a Suiza

Kaspar Villiger defiende posición suiza ante los ministros europeos de Finanzas.

(Keystone)

Los ministros europeos de Finanzas piden a la Comisión Europea preparar una lista de sanciones posibles contra Suiza.

El presidente helvético no puede creerlo: "Entre países amigos, eso no se hace", advierte Kaspar Villiger.

Reunidos este martes en Luxemburgo, los ministros europeos de Finanzas constataron que las negociaciones con Suiza sobre la fiscalidad del ahorro casi no habían avanzado.

Ante el rechazo de Berna de aceptar el sistema de intercambio automático de informaciones, los Quince evocaron la posibilidad de aplicar sanciones a Suiza y pidieron a la Comisión Europea preparar de aquí a diciembre una posible lista.

Para atenuar sus propósitos, los Quince prefieren hablar de "medidas de acompañamiento", más que de sanciones.

Tres tipos de sanciones

Se prevén tres tipos de sanciones. En primer lugar, la Unión Europea (UE) podría suspender las negociaciones bilaterales en curso con Suiza.

Ya este lunes, el encuentro bilateral sobre los medios de comunicación fue postergado. En la Comisión se habla de problemas de agenda, una explicación que deja perplejos a los observadores.

Enseguida, la UE podría romper los acuerdos bilaterales que entraron en vigor en junio pasado.

Finalmente, se podrían instrumentar medidas para limitar la libre circulación de los capitales. En efecto, los artículos 57 y 58 del tratado correspondiente autorizan a los Estados a restringir los movimientos de capitales con destino o procedentes de terceros países en determinadas circunstancias.

Como lo subrayó Frits Bolkestein, se tiene que verificar aún si tales medidas son legales, particularmente con respecto a las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Por otra parte, el comisario responsable del Mercado Interior subrayó el hecho de que esas medidas sólo podrían ser aplicadas en el 2010, al término del período de transición.

"No nos vamos a mostrar más exigentes con Suiza que con los países que han obtenido un período de transición", explicó el comisario holandés.

Londres reclama sanciones

En realidad, los Quince están divididos sobre la manera de arreglar el asunto de la fiscalidad del ahorro. Gran Bretaña ha pedido con virulencia la aplicación de sanciones inmediatas contra Suiza, posición que fue particularmente defendida por Finlandia y Suecia.

Para Londres es impensable modificar el proyecto europeo, adoptado en Feira en junio del 2000. Ese proyecto tiende a instaurar un sistema de intercambio automático de información. "Elegimos ese sistema porque nos pareció el mejor", explicó Gordon Brown.

El ministro británico insistió: "Nuestro proyecto concierne a nuestros ciudadanos europeos y a los impuestos que nuestros gobiernos tienen derecho a percibir, no debe modificarse el sistema impositivo suizo".

Gordon Brown agrega que el intercambio de información es el modelo reconocido actualmente por la comunidad internacional.

Reticencia de Luxemburgo

Pero dos países acudieron al rescate de Suiza. Luxemburgo y Austria expresaron claramente sus reticencias con relación al proyecto de sanciones contra la Confederación Helvética.

"Estimamos que esas amenazas son contraproductivas y no pueden sino incitar al gobierno suizo a endurecer su posición", declaró Luc Frieden. Para el ministro luxemburgués del Tesoro y el Presupuesto, "cualesquiera que sean las sanciones, ¡Suiza no aceptará jamás el intercambio automático de informaciones!".

El ministro estimó que "corresponde a la Unión Europea mostrarse más flexible", si quiere llegar a un acuerdo con Suiza.

Finalmente, el único compromiso que parece ahora posible sería el de volver al proyecto inicial de coexistencia entre los dos sistemas. Según ese proyecto, los Estados podrían elegir entre un sistema de retención impositiva o un intercambio de informaciones.

Al parecer esa es también la opinión de Frits Bolkestein. El comisario recordó que la Comisión estaba encargada de negociar medidas "equivalentes" con terceros países y subrayó que equivalente no significa igual.

El comisario precisó igualmente que la posición oficial de Estados Unidos no se conoce todavía.

Suiza tiene tiempo

"No comprendo realmente esas amenazas de sanciones", comentó Kaspar Villiger. El también ministro de Finanzas de la Confederación Helvética se unió a sus homólogos europeos durante un almuerzo de la UE con la Asociación Europea de Libre Cambio (AELE).

Kaspar Villiger les aseguró que Suiza pretende ayudar a la Unión Europea en la lucha contra el fraude fiscal y les explicó, una vez más, la oferta suiza consistente en un sistema de retención, una oferta que el ministro considera "equivalente, sino es que superior, desde nuestro punto de vista, como se ha comprobado".

"Estamos convencidos de presentar a la Unión Europea una solución adecuada y generosa", repitió Kaspar Villiger.

Al final, cada una de las partes mantiene su posición. La UE amenaza a Suiza con sanciones, pero esas medidas sólo podrían ser aplicadas en el 2010 además de que la decisión de instrumentarlas tiene que tomarse mediante voto unánime.

"Es el statu quo", resume el ministro luxemburgués. Contrariamente a la UE, Suiza no tiene prisa, "podemos discutir todavía durante 20 años", responde tranquilamente Kaspar Villiger.

Barbara Speziali, Luxemburgo


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×