Fox propone Alianza para la Prosperidad

El presidente de México, Vicente Fox, y su homólogo suizo, Pascal Couchepin. Keystone

El acuerdo serviría de puente entre las economías de desarrollo medio, como las de México y Brasil, y las naciones ricas.

Este contenido fue publicado el 02 junio 2003 - 14:18

El presidente de México, Vicente Fox, entre los Jefes de Estado que se reunieron con el mandatario helvético, Pascal Couchepin.

En conferencia de prensa en el aeropuerto ginebrino de Cointrin, el mandatario mexicano explicó la propuesta presentada por México al Grupo de los Países más Industrializados del Mundo (G8): Alemania Canadá, Francia, Estados Unidos, Gran Bretaña, Italia, Japón y Rusia y a las naciones asistentes a la apertura de la Cumbre de Evian.

"Durante la última década, las naciones de ingresos medios emprendimos reformas profundas y acciones concretas para transitar de lo que constituyeron economías inestables y cerradas hacia economías descentralizadas, con fundamentos sólidos y con un alto grado de apertura. Las economías emergentes de ingresos medios pueden convertirse en el puente más efectivo hacia el desarrollo global", subrayó.

En una breve estancia en Suiza, Vicente Fox se reunió con el presidente de la Confederación Helvética, Pascal Couchepin, en el marco de una cena de gala (31.05) ofrecida por las autoridades locales a los mandatarios de los 21 países invitados por Francia a la Cumbre de Evian.

Fox-Couchepin

Fuentes oficiales mexicanas comentaron a swissinfo que los presidentes Fox y Couchepin sostuvieron un encuentro "absolutamente cordial e informal" al margen de "temáticas oficiales".

El domingo (01.06) Fox participó en Evian en la apertura de la Cumbre del G8.

Al término de la jornada y en forma previa a su salida de Ginebra (con destino a Suecia), el presidente Fox se reunió con la prensa para explicar la propuesta presentada por su país en la ciudad francesa.


El dirigente mexicano señaló que su propuesta de crear una Alianza Internacional para la Prosperidad se sustenta en dos pilares: la agenda interna de las economías emergentes y la agenda global.

La primera se refiere a la necesidad de promover el ahorro interno, el impulso al crecimiento y la productividad, así como la eliminación definitiva de los obstáculos económicos y sociales que frenan el progreso de diversas regiones al interior de estos países.

En 10 años alcanzarían a la economía nipona

Según Fox, si se establecen las condiciones para el crecimiento alto y sostenido de las economías emergentes, a una tasa de expansión del 6% anual, "el tamaño de las mismas alcanzaría las dimensiones de la economía japonesa de hoy, en menos de una década; y el de la economía estadounidense en 18 años".

Para lograr esto, Fox exhortó al cumplimiento de los compromisos contraídos en las cumbres de Doha, Monterrey y Johanesburgo. En otras palabras, la erradicación de la pobreza y el combate a la degradación ambiental.

Optimista frente a Cancún

El mandatario mexicano se refirió asimismo a las negociaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC), cuya próxima cumbre ministerial se llevará a cabo en septiembre próximo en el balneario mexicano de Cancún.

Algunos especialistas consideran que, de mantenerse las diferencias en materia de subsidios al sector agrícola, la cumbre de Cancún corre el riesgo de fracasar.

Sin embargo, Fox se manifestó más optimista. Aseguró que en Evian no había recogido "ninguna reacción negativa" y agregó que "si hay buena voluntad política", la cita de Cancún podría convertirse en un "importante paso adelante" para la feliz conclusión de la actual ronda de Doha.

swissinfo, Luis Vázquez, Ginebra

Contexto

La Alianza Internacional para la Prosperidad estaría basada en la agenda interna de las economías emergentes y en la agenda global.

Si las economías emergentes lograran un crecimiento de 6% anual alcanzarían las dimensiones de la economía de Japón en menos de una década y las de EE UU en 18 años.

Insta Fox a cumplir con los compromisos contraídos en las cumbres de Doha, Monterrey y Johanesburgo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo