Navigation

Gerhart Riegner muere en Ginebra

Gerhart Riegner murió en Ginebra a los 90 años. www.aufbauonline.com

Ex secretario general del Congreso Judío Mundial, Riegner fue uno de los primeros en advertir a los Aliados sobre el Holocausto.

Este contenido fue publicado el 04 diciembre 2001 - 11:43

Su muerte se produjo en la noche del domingo, en la ciudad de Calvino, según anunció la editorial Bleicher.

De formación jurista, Gerhart Riegner nació el 12 de septiembre de 1911 en Berlín y emigró a París y más tarde a Ginebra tras el arribo de Hitler al poder.

En 1936 se convirtió en secretario general del Congreso Judío Mundial (CJM) y dirigió la oficina ginebrina de esa organización desde 1939.

A través de testimonios coincidentes, el abogado advirtió muy pronto las masacres perpetradas por los nazis.

El 8 de agosto de 1942, comunicó sus informaciones mediante un primer telegrama a Londres y Washington, para luego enviar otros más.

A través de un dirigente de la Iglesia Protestante, Riegner informó también al gobierno de suizo de la exterminación de los judíos.

Empero, en aquella época, nadie le creyó. La "solución final" parecía a tal punto monstruosa.

El jurista alertó igualmente a la opinión pública y organizó operaciones de ayuda en favor de los refugiados judíos.

Al término de la guerra, Riegner prosiguió sus actividades en el CJM del que fue secretario general de 1965 a 1983. Su labor se consagró asimismo a la lucha por los derechos del hombre y al acercamientos entre judíos y cristianos.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.