Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Ginebra, vitrina de la industria automotriz

Un automóvil del futuro: el Volvo YCC, diseñado por un equipo exclusivamente femenino.

(Keystone)

Los productores reaccionan a la caída en las ventas con la oferta de nuevos productos. El 74 Salón Internacional del Automóvil en Ginebra presenta 50 novedades mundiales.

El presidente de la Confederación, Joseph Deiss inauguró este jueves la exposición.

“Presentar novedades no es el objetivo prioritario del Salón del Automóvil de Ginebra, pero puede contribuir a la recuperación del sector”, declara optimista Claude F. Sage, presidente de la muestra.

“Para nosotros, lo más importante es mostrar a un amplio público la gama actual de la producción mundial de vehículos”.

Durante los últimos cuatro años, las ventas de automóviles en Europa decrecieron en 800 mil unidades. El año pasado, en Suiza, las ventas de vehículos nuevos bajaron 80% con respecto al 2002.

“En lo que nos atañe, nos situamos todavía por debajo de las cifras del 2003”, explica, por ejemplo, el responsable de la marca Mercedes en Suiza.

Para Jürgen Hubbert, esa situación corresponde a las previsiones puesto que este año Mercedes sólo propone nuevas versiones de modelos antiguos ya en circulación.

Nuevos modelos para el futuro

“Es muy pronto para renunciar al combate”, afirma por su parte Ferdinand Düdenhöffer, director del Instituto de Previsiones Económicas ‘B&D Forecast’.

De manera general, los vehículos en circulación en Europa ya están viejos y la rama del automóvil puede mostrar ahora a sus consumidores que está dispuesta a afrontar el futuro con nuevos modelos.

Herbert Demel, nuevo responsable del grupo Fiat, denuncia en Ginebra una reciente presión sobre los precios.

“Y eso en un período en el cual los productores europeos no pueden permitirse postergar los aumentos en los precios de producción en el mercado”.

La estrategia de Fiat se basa entonces en una administración rigurosa y en el desarrollo de nuevos modelos.

Costos elevados

En Ginebra, la industria automotriz da a conocer sus novedades con la intención de ganar nuevos mercados o de reconquistarlos. Esta voluntad, casi bélica, se advierte en el estilo pomposo de los diferentes mostradores del Salón.

El orden en el que los exhibidores están repartidos en los diferentes pasillos del Palexpo –en una superficie de 11.400 metros cuadrados- refleja el proceso de concentración vivido por el sector automotriz en los últimos años.

Mercedes es el vecino directo de Chrysler, Smart y Mitsubishi. Ford el de Jaguar, Mazda y Volvo. Renault el de Nissan.

La estrategia de las alianzas es la palabra clave de la industria para reducir los costos. Así, diferentes marcas comparten el desarrollo de piezas como el chasis, el motor y la caja de velocidades.

La diferencia en el diseño

Actualmente, los argumentos de venta siguen siendo la seguridad, el confort, las cualidades y el desarrollo técnicos. Pero el tiempo en que todos los vehículos se parecían como dos gotas de agua terminó.

Para uno de los más afamados diseñadores del mercado, Walter-Maria de’Silva, como resultado de las diferente uniones entre constructores, el diseño se convirtió en un factor publicitario cada vez más importante.

“Si un vehículo nos gusta, vamos a cerrar los ojos sobre una eventual falta de espacio o un mayor consumo de gasolina. Pero nadie compra un automóvil que no le guste simplemente porque es económico o tiene más ventajas que sus competidores”.

En Ginebra será posible admirar dos nuevas creaciones de Walter-Maria de’Silva: el Audi A6 y el Seat Altea. Dos vehículos que tienen en común el hecho de despertar emociones y recuerdos.

Mercado de nichos

"Hasta hace no mucho tiempo, Seat era una derivación del VW. No tenía identidad propia ni tradición. El nuevo Altea es una combinación de emoción y encanto con un lado rebelde”, explica Walter-Maria de’Silva.

El monoespacio compacto Altea se encuentra, técnicamente, cerca de los Golf de la VW pero se distingue por su dinámico exterior. Este automóvil ejemplifica una nueva tendencia: los vehículos ‘nichos’ adquieren una mayor importancia.

En Ginebra, los vehículos familiares de todos los tamaños se encuentran al lado de los ‘cabriolets’, los ‘coupés’ y los vehículos para cualquier tipo de terreno. Todas las categorías se mezclan. Opciones y confort ya no son exclusividad de los modelos de lujo.

Los automóviles familiares cuentan ya también con motores de alta tecnología y los constructores con tradición de lujo, como BMW y Mercedes, se lanzan a la conquista de nuevos sectores del mercado, con lo que incrementan la competencia.

Y todo ello, aumentando el abanico de sus modelos en su sector tradicional.

Las limusinas de lujo, los vehículos deportivos y aquellos para cualquier tipo de terreno se mantienen como las atracciones principales del 74 Salón Internacional del Automóvil de Ginebra.

En fin, la tendencia permanente es lo “técnicamente posible”. Es decir, nada de vehículos a 500 caballos y nada de Internet en la cabina. Los expertos coinciden forma unánime en que ‘navegar’ al volante es muy lento y muy peligroso.

swissinfo, Andreas Keiser
Traducción y adaptación, Marcela Águila Rubín

Datos clave

Se espera la asistencia de 700 mil visitantes al Salón Internacional del Automóvil de Ginebra del 4 al 14 de marzo.

En la ciudad de Calvino tiene lugar la única gran exposición automovilística internacional cada año.

El impacto económico del Salón para la región de Ginebra se estima en 150 millones de francos suizos.

Con 3,7 millones de vehículos, el mercado suizo se encuentra saturado.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes