Navigation

Ginebra estrena voto extranjero

Las casillas de voto de Ginebra, listas para acoger a los nuevos electores. Keystone

El domingo 25 de marzo, 896 consejeros municipales de las 45 comunas de Ginebra serán electos a través de un sufragio inédito en el cantón: los inmigrantes votarán por primera vez.

Este contenido fue publicado el 21 marzo 2007 - 20:45

El Forum para la Integración de los Migrantes (FIMM) acoge con beneplácito la medida y espera que contribuya a incrementar la participación en Suiza de los extranjeros.

"El paso que se va a dar en Ginebra es realmente importante (...) porque la posibilidad real de participar es lo que da la posibilidad de que la integración sea real", subraya José Galán coordinador de proyectos y co-secretario general del FIMM, en entrevista con swissinfo.

Después de que la ciudadanía de Ginebra les diera su 'Sí', 75.000 personas de un origen diferente al suizo podrán participar en las votaciones locales.

En el estreno de su derecho ciudadano, los extranjeros afincados en el cantón desde hace al menos ocho años podrán pronunciarse en la elección de concejales municipales, un proceso que tiene lugar cada cuatro años.

El derecho al voto para los extranjeros es una de las grandes batallas del FIMM, organismo que sostiene que la auténtica integración pasa por el reconocimiento de los derechos políticos.

"Además, demuestra que donde más extranjeros hay, hay menos miedo a los extranjeros y eso para nosotros es importante porque es una señal que significa que el miedo a los extranjeros, a lo desconocido, al otro, se termina cuando el otro es precisamente nuestro vecino o la gente con la que trabajamos cotidianamente", enfatiza José Galán.

"También nos sentimos de aquí"

Por ello, explica, es muy importante que los cantones y las comunas adopten ese tipo de medias que dan voz a los extranjeros, que permiten "la participación de la gente que vivimos en este país, que trabajamos aquí, que pagamos aquí nuestros impuestos y que, en gran parte, nos sentimos también de este país aunque conservemos nuestras propias raíces".

El 24 de abril de 2005 los ginebrinos se pronunciaron en torno a las iniciativas populares 'J'y vis, j'y vote' (Aquí vivo, aquí voto). Con 52.78% de los sufragios, rechazaron la posibilidad de que los extranjeros postulen en las elecciones municipales, pero con un porcentaje de 52.29 puntos dieron su 'Sí' a la posibilidad de que votaran.

Los extranjeros en Ginebra pueden asimismo lanzar y firmar iniciativas populares y referendos (dos mecanismos esenciales del sistema político suizo).

"En la historia suiza es la primera vez que los electores de un cantón aceptan ampliar los derechos políticos a los residentes extranjeros por voto directo sobre el tema", subrayó entonces la asociación 'J'y vis, j'y vote', que milita por los derechos políticos de los extranjeros a escala comunal, promotora de las iniciativas.

Integrarse es participar

"La nueva integración es tener esa posibilidad de participar a todos los niveles", señala José Galán y añade que no sólo es tener las obligaciones, sino el reconocimiento de los derechos y que eso va a permitir que la gente se sienta realmente integrada, aceptada. "Y eso pasa por los derechos políticos y por la posibilidad de participar en las elecciones", insiste.

Rodrigo Díaz Pino, dirigente del Grupo Sociedad Civil, Peruanos en Ginebra, coincide con el cosecretario del FIMM. "Tener una voz, decir lo que piensas, lo que opinas, es integrarse".

Al frente también de la Librería Albatros, en Ginebra, promotora de la literatura latinoamericana en Suiza, Rodrigo alude a las condiciones penosas que obligan a las personas a dejar sus países de origen en busca de una mejor situación económica o de seguridad en otros países, y destaca que esos inmigrantes "ponen todo lo que pueden" en sus nuevos destinos.

"Y en el momento en que puedes ejercer tus derechos de ciudadano, dar tus ideas sobre lo que consideras que está bien o mal y sobre la manera en que crees que podría ser mejorado, puedes decir 'estoy aquí, ayudo', y ya eres de ahí".

"Tenemos algo que decir"

Naturalizado suizo desde hace algunos años, nuestro interlocutor conoce los desafíos del inmigrante, no sólo por experiencia propia sino por sus labores en relación con personas afincadas en Suiza, de procedencia latinoamericana.

"Y creo que todos los que vivimos aquí tenemos algo que decir. De lo que está bien y de lo que está mal. A todos nos concierne la seguridad ciudadana, la situación en los colegios, las guarderías... todo, las problemáticas y los logros de esta ciudad".

Comenta Rodrigo que las personas de su entorno que por primera vez tienen la oportunidad de votar "ya lo hicieron" (a través de las papeletas 'ad-hoc', enviadas por correo). "Hay una muy buena respuesta", dice, y no sólo entre los que votan en 'premier', sino entre los que pueden ser votados (poseedores de la nacionalidad suiza):

Las listas de candidatos (1759) incluyen ciudadanos originarios del sur del Río Bravo: una colombiana, entre los ecologistas, un colombiano y una dominicana en la izquierda, y también "para todos hay": un peruano en las filas de la UDC (de extrema derecha).

swissinfo, Marcela Águila Rubín

Contexto

El 25 de marzo serán electos concejales municipales para un período de cuatro años y su número es proporcional al número de residentes de su comuna. Nueve escaños aumentan en el cantón, 80 en la ciudad de Ginebra.

Los concejales municipales pueden tomar decisiones en materia de presupuesto, tierra y construcción, pero no pueden enmendar las leyes cantonales o federales.

Las comunas de Ginebra con menos de 800 residentes (seis) eligen a sus concejales por mayoría simple. Las otras (39) utilizan un sistema de representación proporcional.

End of insertion

Voto extranjero

Más de 38.000 extranjeros que viven en las comunas de la ciudad de Ginebra, Chancy y Lancy tuvieron la experiencia del voto, al acudir a las urnas para pronunciarse sobre temas locales en octubre del año pasado.

Luego de un determinado número de años de residencia, los extranjeros pueden votar en elecciones municipales de los cantones de Neuchâtel, Jura, Friburgo, Vaud y Ginebra.

En Neuchâtel y Jura también pueden votar sobre cuestiones cantonales.

En Jura, Friburgo y Vaud, los extranjeros participan en elecciones municipales.

La situación es muy diferente en la Suiza de habla alemana. Sólo algunas comunas de Appenzell, Rhodas Exteriores y Graubünden permiten el voto de los extranjeros.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo