Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Gripe aviar: ¡no hay razón para el pánico!

Las portadas de la prensa recomiendan calma

(swissinfo.ch)

Apenas conocido el primer caso de gripe aviar en Suiza (26.02, en Ginebra), la prensa helvética de hoy comenta ámpliamente este hecho, en cierto modo esperado.

Los medios de comunicación recuerdan que no hay razón alguna para el pánico y recomiendan que es necesario respetar las medidas de prudencia.

¡Ha llegado, pero no hay razón para el pánico! Este es el mensaje reiterado con insistencia por la prensa tras conocerse la aparición del primer caso de gripe aviar en Suiza (26.02 en Ginebra).

"24 Heures" de Lausana recuerda que "para la mayoría de los suizos, la gripe aviar era hasta ahora sólo una sucesión de horribles datos estadísticos provenientes de lugares tan exóticos como China, India, Turquía o Indonesia".

Desde ahora, constata el rotativo de Vaud, "el virus (...)está entre nosotros. Trae consigo su parte de molestias y tragedias".

Rechazando el efecto de "los anuncios apocalípticos", el rotativo insta a evitar tanto lo angelical como lo diabólico. "Nuestros responsables (autoridades) tendrán la insipiración del caso para seguir el camino del pragmatismo y de la transparencia, retaceados hasta ahora".

"La porfía"

De su parte la "Tribune de Genève" se refiere al aspecto mediático de la gripe. "Porfiar" y "seguir profiando" responde sencillamente a las expectativas de una "gran parte de la población" deseosa de una información eficaz.

"Tal flujo de información no significa decir que el fin del mundo está cerca", asegura el diario ginebrino. Y si el virus se extiende como una epidemia en los medios, "el efecto de novedad pasado caerá en un relativo anonimato. ¿A quién le inquieta todavía la enfermedad de las vacas locas cuando ordena un 'steak' en un restaurant?", se pregunta.

De momento retrocederá el consumo de carne de ave. "La Liberté" de Friburgo considera "enervante" este hecho. A juicio del rotativo, el desafío reside en el control sanitario del virus que afecta a "nuestros amigos animales: dominio sanitario y emocional".

Seres humanos, vacas, ovejas, abejas: todos tuvieron sus virus. "Se abatieron ganados, la gente se quejó de la miseria, los niños sollozaron y la industria farmacéutica sacó provecho de nuestra receta milagrosa reciente: la vacuna", escribe el diario.

"Hoy es observado el el pato Donald . ¡Ánimo Donald, aguanta la azotaina, también el virus, pues acabaremos aprendiendo a vivir con él...!"

El cormorán de Ginebra

Tanto el rotativo "Le Temps" como el diario populista "Le Matin" no comentan la confirmación del virus. Ambos describen las medidas de protección y recuerdan las precauciones que se deben tomar.

"Le Temps" traza ligeramente el retrato del primer palmípedo afectado (en Ginebra): el cormorán, especie con una reducida población en Suiza.

En Zúrich, el diario "Neue Zürcher Zeitung" adopta una política similar. Su competidor, el "Tages Anzeiger" tranquiliza las cosas al precisar que estamos ante un virus animal clásico.

"La situación es seria, pero no hay ninguna razón para el pánico. Se trata sobre todo de aprender a vivir con ese nuevo riesgo", escribe.

El diario zuriqués es más crítico con los ministros europeos que para probar la ausencia de riesgo aparecen ante las cámaras comiendo carne de ave, pierna de pollo. El diario insta a una "cooperación internacional necesaria" frente a un virus que desconoce fronteras.

Pasear es recomendable

En Berna, "Der Bund" constata la seriedad de la situación para los animales y la dificultad de establecer zonas de protección que podrían cubrir rápidamente todo el territorio nacional.

El cotidiano de la capital federal recuerda que "el hombre no está en más peligro" que antes del descubrimiento del virus, el domingo (26.02). "Debemos seguir comiendo pollo frito sin temor, y pasear por el (río) Aar.

"El riesgo será real sólo si el virus es transmisible de humano a humano. Eso puede ocurrir mañana, en cualquier parte del mundo, pero también dentro de tres o veinte años".

El diario populista de Zúrich "Der Blick" consagra a su vez cuatro páginas especiales al virus. Estima que en este asunto, los "expertos parecen estar algo retrasados" y pone énfasis en que lo esencial es la salud humana.

El "Basler Zeitung" de Basilea también coincide en que el pánico no es justificable en este momento, y su homólogo argoviano "Aargauer Zeitung" escribe que "la responsabilidad de los ciudadanos" es respetar las disposiciones tomadas, asumir los desacuerdos y restricciones eventuales, y "ante todo" conservar la calma.

La gripe aviar entraña la posibilidad de graves consecuencias para los criadores de pollos y otras aves. Las ventas han bajado 80% en algunos sectores, indica el "Corriere del ticino".

Para su homólogo "La Regionale Ticino", muchos granjeros han contratado un seguro, y en el seno de las organizaciones profesionales existen fondos de solidaridad. La Confederación Helvética deberá igualmente acudir a sus arcas en caso de epidemia. Pero los criadores de pollos que no previeron las cosas podrían estar ciertamente mordiéndose las uñas.

swissinfo

Datos clave

Hasta ahora, unas 170 personas han contraido el virus, y más de 90 han muerto.
La transmisión de humano a humano no ha sido constatada.
Los científicos temen que el virus pueda cambiar, permitir la transmisión y, por ende, crear una pandemia.
Aparte de la página de la Oficina Federal de Veterinaria, dos líneas telefónicas de informaicón han sido habilitadas para informar al público: 0041 (0)31 322 21 00 et 0041 (0)31 322 21 99.

Fin del recuadro

Contexto

- El virus H5N1 es conocido desde hace décadas, pero en los humanos ha sido descubierto por primera vez en 1997, en Hong Kong.

- Luego se extendió a varios países de Asia.

- En 2005 afectó a Turquía, Rumania y Croacia.

- A principios de 2006 fue localizado en África.

- Después apareció en seis países de la UE, entre ellos los limítrofes con Suiza.

- En Suiza, las aves están confinadas desde el 20 de febrero, pero a diferencia de Francia y Holanda, los pájaros no han sido vacunados, de momento.

Fin del recuadro


Enlaces

×