Hay que coordinar mejor la lucha antiterrorista

En la prisión de Guantánamo, EEUU retiene a presuntos terroristas. Keystone

Según representantes del Gobierno suizo, los distintos organismos de la ONU que coordinan la lucha contra el terrorismo deberían colaborar de forma más eficaz.

Este contenido fue publicado el 29 julio 2008 - 12:24

El embajador de Suiza ante la ONU, Peter Maurer, presentó en Nueva York, con sus homólogos de Costa Rica, Japón, Eslovaquia y Turquía, varias propuestas para mejorar la aplicación de la estrategia global contra el terrorismo, que la Asamblea General de la ONU adoptó en 2006.

"La guerra contra el terrorismo no puede solucionarlo todo, se necesitan propuestas que amplían el radio de las acciones", explica a swissinfo Peter Maurer.

Hay que equilibrar el debate sobre el terrorismo; la estrategia adoptada en 2006 fue un primer paso en esa dirección. Ahora hay que mejorar la eficacia de las medidas, sostiene el embajador.

Después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en los Estados Unidos, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución para la "guerra contra el terrorismo". La Resolución 1.373 fue aprobada sobre la base del capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, que es vinculante para todos los Estados miembros.

Su principal objetivo consiste en impedir los flujos de dinero entre las redes terroristas y se dirige en primer lugar contra Al Qaeda y los talibanes. El término terrorismo no se define en el documento de la resolución.

Enfoque amplio

Además del Consejo de Seguridad, la Asamblea General de la ONU se ocupa también del tema. En septiembre de 2006, el gremio decidió la estrategia global contra el terrorismo.

El enfoque de la Asamblea General es muy amplio y pretende luchar contra las distintas formas del terrorismo.

La estrategia de la Resolución es la de incluir en la lucha contra el terrorismo las condiciones que lo favorecen.

Tales condiciones pueden ser viejos conflictos, discriminaciones étnicas, nacionales o religiosas, infracciones contra los derechos humanos, la marginación socio-económica y la mala gestión de gobierno.

Para evitar la difusión de un clima de terror es necesario intervenir en varios frentes; esto también incluye medidas no militares y factores sociales.

Colaboración insuficiente

A principios de septiembre próximo se examinará en la Asamblea General la realización de esa estrategia. En la perspectiva de ese debate, Suiza organizó el pasado noviembre, junto con los cuatro países arriba mencionados, una serie de talleres en los cuales fueron elaboradas las propuestas presentadas el pasado jueves (24.07.) en Nueva York.

Desde la óptica de Suiza y los cuatro países co-iniciadores, es insuficiente la colaboración entre los órganos de la ONU que se ocupan de la lucha contra el terrorismo.

Con sus propuestas, los cinco Estados pretenden un intercambio más frecuente de los expertos en los distintos ámbitos de la lucha antiterrorista para lograr progresos conjuntos.

"Es ingenuo pensar que se puede erradicar el terrorismo en el mundo sólo con la ayuda al desarrollo", señala Maurer a swissinfo. "Es igual de ingenuo creer que el problema del terrorismo se puede solucionar sólo con guerras y bombas o la tortura de prisioneros en una isla."

Sólo se pueden alcanzar los objetivos con un un enfoque equilibrado que integre los distintos ámbitos. Con su iniciativa, los países interpelantes también quieren lograr la regulación de asuntos institucionales dentro de la ONU.

Visión restringida del Consejo de Seguridad

En palabras de Maurer, la estrategia global contra el terrorismo ha de entenderse como "extensión imprescindible de la restringida visión del Consejo de Seguridad en la lucha antiterrorista". Es quizás por eso que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad sólo han participado circunstancialmente en el debate.

Puntos importantes para una estrategia equilibrada son un estado de derecho, el cumplimiento de los derechos humanos, una integración eficaz de la sociedad civil y las organizaciones no gubernamentales.

Maurer destaca el interés suscitado por los talleres —en los cuales han participado cerca de 40 Estados y actores de otros sectores—, especialmente en los países árabes.

Que países tan diferentes como Suiza, Costa Rica, Japón, Eslovaquia y Turquía se hayan puesto de acuerdo en lanzar dicha iniciativa ya es una prueba de que con el diálogo se pueden alcanzar al menos soluciones parciales.

Las propuestas serán plasmadas en la resolución que la Asamblea General adoptará en septiembre cuando hará un análisis de la estrategia antiterrorista del organismo mundial.

swissinfo, Rita Emch, Nueva York
(Traducción del alemán: Antonio Suárez Varela)

Contexto

La colaboración internacional en la lucha contra el terrorismo ha aumentado considerablemente después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en los Estados Unidos.

El cuadro jurídico-internacional lo componen 13 Convenios y Protocolos Adicionales de la ONU, de los cuales Suiza ha ratificado 12. Para la aplicación de dichas normas, Suiza ha adaptado su Código Penal.

Aún falta por ratificar el Convenio Internacional del 13 de abril de 2005 para la Lucha contra el Terrorismo Nuclear. El Consejo Nacional (cámara baja) aprobó dicho tratado en marzo de 2008. El Consejo de los Estados (cámara alta) aún tiene que pronunciarse.

Al igual que todos los miembros de la ONU, la Confederación Suiza está obligada a aplicar las resoluciones que el Consejo de Seguridad de la ONU adopta para combatir el terrorismo internacional.

End of insertion

CARTA DE LA ONU

El capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas prevé un catálogo de medidas compulsivas contre Estados susceptibles de poner en peligro el mantenimiento de la paz. Estas medidas pueden llegar de sanciones económicas hasta el uso de la fuerza militar.

El capítulo VII regula la reacción conjunta que debe efectuar la comunidad internacional de estados en una situación de "amenaza a la paz, quebrantamiento de la paz o acto de agresión".

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo