Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La "euroforia" llega a su punto final

El distinguido clasicismo de Viena compagina con la alegría desenfrenada de los aficionados.

(Keystone)

Aún queda por jugar la final, el partido que decide si Alemania o España se llevan el título. Con éste terminará hoy en Viena el Campeonato de Europa 2008. En otras ciudades anfitrionas ya ha vuelto la tranquilidad.

Según el canciller federal Alfred Gusenbauar, la Eurocopa 2008 supuso un golpe de suerte para Suiza y Austria. "De vecinos nos hemos convertido en amigos."

También el ministro de deportes suizo, Samuel Schmid, elogió a Viena por su colaboración constructiva: "Suiza no hubiera sido capaz de organizar un evento de esta magnitud sola", dijo el ministro. Ser buenos anfitriones y organizar una fiesta del fútbol que une a las naciones fueron los objetivos comunes.

En Viena se vive la calma que precede a la tormenta. "Los cantos de batalla de la semifinal entre España y Rusia se han enmudecido, pero en cuanto se acabe la final, los alemanes van a empezar a soltar sus gritos", dijo convencida la corresponsal de swissinfo, Karin Wolfsbauer.

Ventas de liquidación

Se está avecinando el fin del campeonato y con ello también bajan los precios de los artículos de los aficionados que se reducen cada vez más cuanto más se acerca la final.

"Mini-copas ya cuestan sólo el 50% del precio de venta de hace un par de días, y las mascotas Trix y Flix cuestan un 70% menos. Muchos vendedores quieren liquidar sus existencias porque creen que después ya no serán capaces de venderlos", explica Karin Wolfsbauer.

"Sólo los precios para las pegatinas 'Panini' se mantendrán inalterables hasta que se haya completado la colección."

Sin embargo, en la mayoría de las zonas de los aficionados no se han alcanzado las expectativas de venta. "¡Los precios han sido insolentes! En una ciudad donde se puede conseguir un escalope de Viena con patatas fritas por 5 euros, no da gusto pagar 4,50 euros por una cerveza en una 'zona fan'."

Un cotidiano salpicado de recuerdos positivos

En las tres otras ciudades anfitriones de Austria, ya ha vuelto la vida cotidiana. En Salzburgo no se ha quitado todavía el decoro de la Eurocopa 2008, sin embargo, los turistas y las clases habituales en estas fechas ya han vuelto a caracterizar la fisonomía de la ciudad.

Los ciudadanos de Innsbruck se muestran satisfechos. Muchos quedaron muy impresionados por las masas de aficionados pacíficos y el buen ambiente que rigió entre la afición sueca, española y rusa.

Por otra parte, en Klagenfurt parece que la Eurocopa pasó inadvertida, ya que siempre había aparcamientos vacíos a toda hora. Además, no hubo retenciones de tráfico a pesar de las restricciones impuestas.

Elogio para los organizadores

El jefe de la Eurocopa UEFA 2008, Martin Kallen, está muy satisfecho con ambos países organizadores, Suiza y Austria. Será la mejor Eurocopa de todos los tiempos, afirmó.

Kallen elogió a ambos países anfitriones por su excelente trabajo hecho. Las respuestas por parte de oficiales, equipos y aficionados han sido muy buenas, dijo. También se muestra muy satisfecho con el hecho de que no se hayan producido disturbios y que muchos aficionados hayan utilizado los servicios de transporte públicos.

Más visitantes en Suiza

Kallen atestó a los organizadores suizos un certificado muy bueno. La colaboración con la Confederación ha funcionado de forma impecable. Y las cuatro ciudades anfitrionas Basilea, Berna, Ginebra y Zúrich han cumplido muy bien su papel de anfitrión. El mejor testimonio para ello es el hecho que dos tercios de los aficionados han estado en las zonas 'fan' suizas, alegó.

Karin Wolfsbauer habla al alma de muchos vienenses, austríacos y suizos cuando recuerda una cita del antiguo emperador de Austria, Franz Joseph: "Ha sido muy bonito, gracias. Pero también está bien que todo se haya acabado."

swissinfo, Etienne Strebel
(Traducción del alemán: Antonio Suárez Varela)

¿SE PLANEARON ATENTADOS?

En una entrevista en el dominical suizo-alemán 'NZZ am Sonntag', el consejero federal Samuel Schmid remitió a las nubes oscuras que se han desfilado en torno a este gran evento futbolístico en las últimas tres semanas.

Del extranjero llegaron indicios de que se estaban preparando atentados, dijo, sin entrar en detalles.

No se trata de informaciones que ya se habían publicado antes del inicio del campeonato en los sitios web pertinentes.

Schmid señaló que tanto la policía de frontera como las policías cantonales y los servicios secretos se han ocupado del asunto en todos los niveles sin encontrarse con problemas concretos.

Fin del recuadro

BALÓN FLOTANTE DE GINEBRA

Para el último día de esta Eurocopa, la ciudad anfitriona Ginebra ha vuelto a colocar el balón gigante encima de su símbolo característico, el Jet d'Eau (fuente de agua).

Por un defecto, se había tenido que volver a bajarlo por enésima vez de su sitio encima de la fontana.

El balón flotante se verá probablemente por última vez este domingo (29.6.) con ocasión de la final que se disputará esta noche en Viena.

Fin del recuadro

×