Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La Expo.02 cierra sus puertas

Festejos de clausura: la compañía de teatro Helmnot en la 'arteplaya' de Biel.

(swissinfo.ch)

Cerca de 200 mil personas visitaron las 'arteplayas' de Biel, Murten, Neuchâtel e Yverdon en la última jornada de la Expo.

En la ceremonia de clausura, Nelly Wenger manifestó su esperanza de que el espíritu de la exposición sea un símbolo duradero.

Una mezcla de fiesta y nostalgia marcaron el ambiente en la jornada de clausura de la Expo.02. Cerca de 200.000 personas aprovecharon la última ocasión para visitar la Exposición Nacional y animaron hasta altas horas de la noche las 'arteplayas', al son de la música y en medio de un despliegue de fuegos artificiales, una vez concluida la ceremonia oficial que tuvo lugar al final de la tarde del domingo (20.10.) en Neuchâtel.

Ceremonia oficial

"Hoy, 20 de octubre del 2002, comienza la Expo.02". Con esas palabras la Nelly Wenger quiso subrayar, en su discurso de clausura, la transición de la Expo real a la Expo de la memoria.

"Espero de corazón que la convivencia vivida durante 159 días perdure y se difunda a todo lugar y de forma duradera, en un país convertido hoy más que nunca en una nueva Heimat, una nueva patria", prosiguió la directora de la exposición. "Cada individuo participará en la construcción de una memoria colectiva."

Entre historia y futuro

"Hemos vivido una gran experiencia política y humana", destacó, por su parte, el ministro suizo de Economía, Pascal Couchepin. "Nuestra generación ha hecho una aportación a la historia suiza. Este éxito nos incita a reforzar nuestra confianza en el futuro de este país".

Un optimismo compartido por Franz Steinegger, presidente del comité directivo de la Expo.02: "Nos hemos dado cuenta de que también en un periodo de profundos cambios y grandes incertidumbres es posible construir algo juntos."

De cara al futuro, Francis Matthey, presidente de la Asociación de la Exposición Nacional, formuló el augurio de que Suiza "sepa conciliar en un futuro la estabilidad del monolito con la sublime levedad de la nube".

Miles de visitantes

Y mientras los protagonistas de la Expo.02 trazaban los primeros balances, llenos de idealismo, miles de visitantes se lanzaron a las 'arteplayas' para celebrar a su manera el fin de la exposición nacional, en una larga velada de música y espectáculos.

Es difícil saber si se trataba de escépticos que resistieron hasta el final a visitar la Expo o de entusiastas que regresaron para admirar por última vez el monolito de Murten o la nube de Yverdon, las torres de Biel o el Palacio del Equilibrio de Neuchâtel.

Sea como fuere, todos animaron el ambiente en las enormes estructuras de la Expo, que ahora serán desmanteladas, y protagonizaron una fiesta que se prolongó hasta altas horas de la noche.

"Laissez couler le son" (dejad que el sonido corra): es el estribillo de una canción de los Young Gods, último grupo que salió este domingo al escenario del Cargo, local que durante cuatro meses fue el corazón musical del 'arteplaya' de Neuchâtel.

Quizás sea éste el lema de la jornada de clausura de la Expo.02... antes de que la memoria comience a trabajar.

Andrea Tognina, Neuchâtel


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×