Navigation

Las empresas suizas avanzan a ritmo dispar

ZFS duplica sus ganancias en el primer semestre con relación al mismo periodo del 2003. Keystone

La semana económica helvética arrojó excelentes resultados para Zurich Financial Services y para Novartis, dispuesta a establecer una planta en Singapur.

Este contenido fue publicado el 20 agosto 2004 - 10:50

Sin embargo, confirmó que Nestlé incumplió sus metas financieras para el primer semestre y que la aerolínea Swiss sigue en números rojos.

Pese al ritmo de reposo que marca el verano, el sector empresarial helvético operó sin tregua esta semana.

Agosto es, tradicionalmente, el mes en el que la mayoría de las empresas que cotizan en Bolsa –lo mismo en casa que en el New York Stock Exchange (NYSE)- están obligadas a informar a los inversionistas sobre la situación que guardan sus finanzas correspondientes al primer semestre del año.

Y en Suiza, actualmente, el sector productivo se recupera y avanza, pero a un ritmo desigual. El sector financiero presenta buenos resultados; la industria, contratiempos menores; y la aviación no cesa en su esfuerzo de supervivencia.

ZFS, la cautela paga bien

Históricamente, el sector financiero es el primero que reacciona a los vaivenes de la economía.

Si las cosas van mal, es el primero en resentirlo a través de un menor volumen de negocios, pero en los buenos tiempos, también es el primero en encabezar los beneficios.

Este jueves (19.08.), la aseguradora Zurich Financial Services (ZFS) presentó su reporte semestral y en él confirmó que sus ganancias sumaron 1.820 millones de francos suizos, monto 2 veces superior al reportado entre enero y junio del 2003.

Durante ese lapso vendió primas por un total de 31.400 millones de francos suizos y, sobre todo, su situación financiera mejoró.
Una revisión de sus estadísticas semestrales nos deja claro que la clave de las ganancias de ZFS no radica sólo en la cantidad de seguros que fueron vendidos, sino en su estrategia actuarial.

Sus expertos en evaluación de riesgos trabajaron con un gran rigor y cautela, de modo tal que ZFS se ‘cubrió’ sobradamente contra los siniestros y finalmente tuvo margen de maniobra –y ganancias- como resultado de esa prudencia.

Novartis crece

Novartis, que desde el 2003 se ha convertido en la empresa más rentable del sector farmacéutico –pese a los descalabros que han sufrido sus homólogas-, anunció el martes (17.08.) su intención de construir una nueva fábrica en Singapur.

Esto implicará de entrada una inversión de 216 millones de francos suizos, la generación de 160 empleos fijos de forma inmediata y, sobre todo, el fortalecimiento de la empresa en el panorama empresarial helvético.

La planta de Singapur comenzará a construirse en el 2004, para concluir en el 2007 e iniciar operaciones en el 2008. Su objetivo es la producción de ‘medicamentos estrella’ y el desarrollo de nuevos fármacos.

Poco calor para Nestlé

El encarecimiento de las materias primas que utiliza para sus productos, una caída en las ventas en Europa Occidental, y sobre todo, un verano poco caluroso, fueron los responsables de que los resultados de Nestlé quedaran por debajo de sus expectativas (y también de aquellas que tenían los expertos del mercado bursátil).

El gigante helvético del sector alimentario facturó 42.454 millones de francos suizos entre enero y junio del 2004, y logró ganancias por 2.840 millones de francos, este último, dato nada despreciable pero sólo 2,1% superior al reportado durante la primera mitad del 2003.

Helados y agua embotellada son los dos productos cuyas ventas se vieron más afectadas por la ‘falta de calor’.

Esto obligó a Peter Brabeck, director ejecutivo de Nestlé, a aceptar que no alcanzará la meta de crecimiento del 5 o 6% que se fijaron para el 2004, aunque –dijo- sigue adelante en la batalla para no alejarse demasiado del objetivo.

Swiss reduce pérdidas

Por su parte, la aerolínea Swiss continúa escribiendo su historia de contratiempos financieros.

El esfuerzo que ha realizado durante los últimos tres años por reducir sus gastos operativos le permitió acumular pérdidas de sólo 33 millones de francos suizos durante el primer semestre del 2004, dato que contrasta con la pérdida de 333 millones de francos durante el mismo lapso del 2003.

Buena parte de la explicación radica en el encarecimiento del precio internacional del petróleo y sus derivados, lo que generó costos adicionales por 19 millones de francos suizos durante los seis primeros meses del año.

En un desglose de cifras, encontramos que la facturación de Swiss se redujo en 15,7% durante el primer semestre del 2004, para sumar 1.786 millones de francos suizos, contra los 2.098 millones en el mismo periodo del 2003.

Finalmente, y en contrapartida, la ocupación de sus vuelos alcanza ya el 73,4% del total, gracias a que la compañía aérea decidió reducir 20% la oferta de vuelos que tenía disponible en el 2002.

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

La semana económica también tuvo información macro: la actividad comercial se frenó en Suiza.

Las exportaciones avanzaron 3,1% en julio, aun cuando durante el primer bimestre crecían por encima del 9%.

Los sectores que marcan esta tendencia son el relojero, los de maquinaria y equipo, así como el electrónico.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo