Navigation

Las leyes del bienestar

Mendrisiotto, región limítrofe con Italia: ¿Qué impacto sobre la salud de la gente? www.ticino-tourism.ch

Las decisiones políticas repercuten en la salud de la población. El Tesino es el primer cantón suizo que quiere analizar sistemáticamente este impacto.

Este contenido fue publicado el 19 enero 2005 - 12:49

Fue el primer cantón que introdujo la tarjeta sanitaria, en noviembre pasado, y vuelve a ser pionero en el ámbito de la salud pública.

Se pueden contener los gastos, si se presta atención, mediante valoraciones preliminares, a los efectos y consecuencias que pueden tener sobre la salud pública las decisiones políticas.

“Ya está en curso un primer proyecto, de carácter experimental, que engloba a los departamentos de Sanidad y del Territorio”, informa Patrizia Pesenti, miembro del Ejecutivo del cantón Tesino. “Se trata de valorar el impacto sobre la salud de los ciudadanos que tiene el Plan de Transporte del Mendrisiotto”, una zona limítrofe con la Lombardía italiana, con altos niveles de polución.

Otras iniciativas son la reintroducción del servicio dental escolar, las recomendaciones sobre el acceso a los bares para los menores de 16 años, la situación de los desempleados mayores de 50 años, las familias monoparentales y los extranjeros no integrados.

La denominada Valoración del impacto sobre la salud (VIS) - “la estimación de los efectos de una acción específica sobre la salud de la población” – constituye un instrumento muy importante para los políticos.

La VIS permitirá adoptar decisiones y nuevas leyes que no pongan en peligro el bienestar público. Asimismo contribuirá a optimizar los recursos invertidos y a gestionar mejor los costes. Pero el objetivo principal es contener los riesgos y aumentar los beneficios.

En la vanguardia

El Tesino es el primer cantón suizo que ha introducido una valoración sistemática, aunque limitada en algunos ámbitos. En otros cantones francófonos (Ginebra, Jura, Friburgo, Valais), la Conferencia de directores cantonales de salud y la fundación nacional para la Promoción de la salud se están ocupando de la VIS.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) respalda esta iniciativa y fomenta la colaboración internacional. Y también la Unión Europea decidió en septiembre del 2002 promover el procedimiento VIS.

“Esta tentativa experimental se prolongará hasta el fin de la legislatura”, explica Patrizia Pesenti, directora del Departamento de Sanidad y Asuntos Sociales (DSS). “En ese momento se podrán hacer las primeras evaluaciones. Somos pioneros en Suiza y, teniendo en cuenta las proporciones debidas, también a escala internacional”.

Sólo en Holanda se han adoptado medidas similares a escala nacional, según las informaciones del DSS.

Reorientar las políticas públicas

“El tema central que los gobiernos deben afrontar con la máxima urgencia es cómo mejorar las condiciones de vida para garantizar un buen estado de salud”, subraya Pesenti. Por ello es urgente reducir los niveles de contaminación, mejorar el nivel educativo, contrarrestar la inseguridad en el trabajo, así como frenar las crecientes diferencias económicas.

“Cada año, en Suiza gastamos cerca de 50.000 millones de francos en restablecer la salud, mientras no se hace casi nada para que la población pueda preservar ese capital que es su propia salud”, puntualiza la consejera de Estado.

Funcionamiento del procedimiento

La Comisión VIS, que depende de la Oficina Promoción y Valoración sanitaria del DSS, selecciona los proyectos importantes en términos de impacto potencial sobre la salud de los ciudadanos e informa de los resultados al Consejo de Estado.

Con base en esas informaciones, el Gobierno cantonal decide qué proyectos deben ser sometidos al procedimiento VIS. Y, en un último análisis, decide en qué condiciones un proyecto determinado debe ser rechazado o adaptado a determinadas condiciones.

El experimento tesinés ha suscitado gran interés en el resto del país y será objeto de estudio de un grupo de trabajo a escala nacional.

swissinfo, Françoise Gehring, Bellinzona
(Traducción: Belén Couceiro)

Datos clave

El sistema sanitario suizo absorbe más del 11% del Producto Interior Bruto.

Hay condiciones desfavorables que pueden acortar la vida, desde el punto de vista médico, en 4 o 5 años.

End of insertion

Contexto

También los cantones de Friburgo, Jura y Valais tienen en cuenta la valoración del impacto en la salud a la hora de adoptar leyes o decretos.

Pero únicamente el Tesino dispone de un mecanismo de análisis sistemático. El cantón al sur de los Alpes sigue siendo pionero en materia de salud pública.

Entre otras cosas, porque ha introducido la tarjeta sanitaria. Asimismo avanzan las discusiones sobre el proyecto gubernamental que prevé prohibir fumar en los lugares públicos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.