Navigation

Las ONG debaten sobre la mundialización

Las ONG helvéticas debaten sobre los efectos de la mundialización. swissinfo.ch

El presente y futuro de la mundialización ocupó este miércoles la tarima central del “Kultur-Casino” de Berna.

Este contenido fue publicado el 25 noviembre 2004 - 16:31

Ni ópera, ni comedia musical,… sino un debate serio y profundo sobre el sistema económico dominante y su influencia en la cooperación y las relaciones de Suiza con el Sur.

El evento al que asistieron casi 300 representantes de las organizaciones no gubernamentales (ONG), funcionarios oficiales, sindicalistas, políticos y público en general, fue organizado por la Comunidad de Trabajo.

La plataforma que reúne a seis de las más grandes ONG helvéticas presentó “oficialmente” el reciente libro publicado por su director Peter Niggli.

“La mundialización y después…¿Qué desarrollo en el siglo XXI?”, editado en alemán y francés, anticipa convertirse en una polémica obra de debate entre sectores de la política y de la intelectualidad helvética.

Además de una crítica abierta al neoliberalismo dominante -en la pluma de Niggli- el libro incluye las dieciséis “líneas directivas” de la Comunidad de Trabajo para su acción de cooperación de los próximos años.

“La distancia entre el Norte y el Sur debe reducirse. Los países industrializados no deben implementar políticas que afecten a los países del Sur”, enfatizó Peter Niggli al presentar sus tesis fundamentales de discusión.

Además, los países en vías de desarrollo deben liberarse de la camisa de fuerza económico-financiera impuesta por las instituciones financieras internacionales. En síntesis, “es fundamental un cambio de rumbo en la actual pólítica mundial”, enfatizó el investigador suizo.

Respuesta gubernamental

La respuesta crítica en este primer escenario de debate no se dejó esperar. Y llegó a través del embajador Oscar Knapp, alto funcionario de la Secretaría de Estado de Economía (Seco). “La mundialización ha aportado numerosas pruebas de sus éxitos…” a nivel mundial, sentenció.

Knapp enumeró a continuación los principales ejes de la estrategia de su departamento para los próximos años: contribuir a un cuadro internacional favorable, con mayor eficiencia; promover una integración más intensa de todos los países en el mercado mundial; reforzar la cooperación con las instituciones financieras internacionales e integrar activamente al sector privado en la lucha contra la pobreza en el mundo.

Para las autoridades nacionales se trata esencialmente de mejorar la mundialización y no de ponerla en cuestión, sintentizó Knapp en una especie de “diálogo de sordos” con las ONG, tal como lo definió uno de los participantes.

Presente también como expositor invitado, Walter Fust, Director de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), se encargó de demostrar la “complejidad del sistema internacional”, donde no todos los actores “trabajan realmente en la lucha contra la pobreza”.

“Este libro es una iniciativa muy importante” señaló Fust en diálogo con swissinfo. “Nos ayuda a todos. Lo esencial es alimentar el diálogo, e incluso si hay puntos en los que estamos en desacuerdo, constituye un aporte valioso”, subrayó.

Con respecto a la exigencia de las ONG de no reducir – y más bien aumentar- el presupuesto futuro para la cooperación al desarrollo, el director de COSUDE, consideró “que es una demanda muy firme y muy comprensible” de la sociedad civil nacional.

Dos posturas confrontadas

“Este debate tan abierto y con tanto público demuestra que no es verdad que la gente no se interese en el tema del desarrollo”, declaró a swissinfo el economista uruguayo Roberto Bissio, director de la red mundial de ONG (Social Watch), de la que hace parte la Comunidad de Trabajo.

“Se comprueba dos posiciones muy marcadas y diferentes” enfatizó Bissio que tuvo a su cargo el comentario final del evento. Por una parte, “el programa de las ONG suizas es muy ambicioso y trata de introducir coherencia en el sistema internacional con respecto a las responsabilidades de los países ricos con los países pobres”.

De otro lado, “la posición (la de SECO) que es la vertiente más tradicional en los últimos años, que tiene una gran confianza en los mercados. Y que asegura que lo que hace falta es todavía mejorar y profundizar la globalización”.

La coherencia con este concepto, reflexionó el intelectual uruguayo, implicaría nuevas actitudes de parte de los países del Norte. “Es que acaso estando a favor de más globalización, Suiza estaría de acuerdo, por ejemplo, con eliminar los subsidios agrícolas y eliminar sus fronteras a la migración?”

En última instancia, concluyó Bissio, “esto es lo que se pide a los países pobres: que abran sus fronteras a las importaciones, a las inversiones; pero los países ricos no hacen lo mismo”. Dos parámetros muy diferentes para medir la misma realidad planetaria.

Un puntapié inicial. Un primer paso de una discusión pendiente en la sociedad. Una discusión en la que las propuestas de las ONG helvéticas incorporan el pensamiento de las contrapartes del Sur.

swissinfo, Sergio Ferrari

Datos clave

Los efectos del neoliberalismo en los últimos 5 lustros son lamentables.
La actual mundialización no aporta soluciones reales para los países pobres.
Tal es la tesis esencial del libro de Peter Niggli que recoge la reflexión de las ONG helvéticas.

End of insertion

Contexto

Un intenso debate se realizó este jueves en Berna durante la presentación de la publicación del libr “La mundialización y después…¿Qué desarrollo en el siglo XXI?”.

La crítica a la mundialización fue expresada por las ONG, mientras los funcionarios del Estado salían en defensa de ese modelo.

El intelectual uruguayo Roberto Bissio considera que la “coherencia” de Suiza con la proclamada globalización debería llevarla a “acabar con los subsidios y abrir sus fronteras a la migración”.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.