Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Ley de extranjería: entre represión e integración

La ley de extranjería fue aprobada por la Cámara baja: más endurecida.

(Keystone)

Después que una sesión especial de mayo no diera los resultados esperados, la Cámara baja aprobó este miércoles (16.06.), por estrecho margen, la Ley de Extranjería.

Sistema binario, política de integración y reglamentación contra los abusos son los puntos fuertes de la ley adoptada por 64 votos contra 48 y 55 abstenciones.

En Suiza viven unos 1,5 millones de extranjeros (cerca del 20 % de la población activa). Un poco menos de la mitad de ellos (46 %) no viene de la Unión Europea ni de estados de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA en su sigla inglesa).

La ley de 1931 que hasta hoy reglamenta la política de extranjeros parece incompleta a juicio del Gobierno y del Parlamento. El aspecto de la integración está apenas reglamentado, y se quiere castigar con severidad a los traficantes que introducen personas ilegalmente.

Política de integración

La nueva ley deberá aportar más claridad. La principal novedad es la adopción de una política de integración, hasta ahora regulada sólo por ordenanzas.

De hoy en adelante, la atribución de un permiso de residencia podrá ser condicionada al seguimiento de cursos de idiomas o de integración. Para hacerlo, la Confederación otorgará fondos a los cantones, municipios o las organizaciones que asegurarán esas formaciones.

El paquete sobre la integración con sus siete artículos debe ser inscrito antes que nada en la ley, lo que subrayará la importancia de la integración, pidió Doris Leuthard, portavoz de la Comisión y presidenta suplente del Partido Demócrata Cristiano (PDC - centro derecha).

"Permitir a los extranjeros participar en la vida social, asegurarles una igualdad de las posibilidades y ofrecerles perspectivas debe ser el objetivo de la ley", declaró la representante del PDC.

Sistema binario

El sistema binario es otra innovación de esta ley. Permite a los naturales de la Unión Europea (UE) y de la EFTA (Asociación Europea de Libre Comercio) beneficiarse con la libertad de circulación.

La inmigración extra comunitaria se limitará en principio a los trabajadores cualificados y especialistas o "a la mano de obra necesaria para el cumplimiento de tareas específicas".

Es decir, permitirá cubrir las necesidades de la agricultura, construcción, turismo o de la salud en los casos donde un trabajador de la UE o de la EFTA no haya podido ser contratado.

Extranjeros recalcitrantes

Los diputados también se pronunciaron este miércoles (16.06) por un endurecimiento de la ley frente a los extranjeros recalcitrantes.

Ha elevado a seis meses el tiempo de detención durante la fase preparatoria de los procesos, período que permite a las autoridades decidir la suerte de estas personas. Por ejemplo la expulsión inmediata del país.

En los aeropuertos, las compañías que transporten pasajeros sin papeles arriesgarán una multa de 5000 francos por caso. La compañía podrá ser suspendida en ciertos casos.

Satisfacción a medias

A causa de las numerosas mociones, la Cámara baja necesitó cuatro días para llevar a cabo el examen detallado de esta ley. El especialista en Migraciones Philipp Müller (Partido Radical - derecha) exigió un número importante de correcciones.

Müller hace un balance "relativamente positivo" de su trabajo. "Veremos lo que el Consejo de los Estados (Senado) hace". A su juicio, la versión de la ley enmendada por la Cámara baja no es satisfactoria. "Ante el pueblo o los cantones no tendría ninguna posibilidad de ser aprobada".

Eso explica que la mayoría del grupo parlamentario radical se haya abstenido a la hora del voto.

Fundamentalmente, el Consejo nacional apenas varió la línea de su comisión. La izquierda - que se consideraba más permisiva -, como la derecha - que quería endurecerse más - no llegaron a hacer pasar sus exigencias.

Sólo el Partido Demócrata Cristiano (PDC - Centro derecha) quedó satisfecho de los cuatro días de debates. Tanto los Socialistas como los representantes de la Unión Democrática del Centro (UDC - derecha dura) criticaron la nueva ley.

"Es cierto que hay algunos puntos positivos, estimó el jefe del grupo parlamentario UDC Hermann Weyeneth. Pero con estos estímulos a la integración asegurados por la Confederación, nos alejamos de nuestro objetivo".

La especialista de las migraciones, Ruth-Gaby Vermot, también, expresó su desacuerdo. "El Partido Socialista no está contento en absoluto". El endurecimiento de la ley es motivo de discusión. "Da la impresión de que todos los extranjeros son responsables de los abusos. Eso no es posible", dijo.

Endurecimiento a la vista

Sin embargo nada es definitivo. El asunto pasa ahora al examen de la Cámara alta. La comisión preparatoria de ésta tiene trabajo para rato. Más aún después de que el ministro de Justicia y Policía, Christoph Blocher anunciara su intención de someter una nueva proposición a la comisión del Senado.

El ministro Blocher desea sobre todo un mayor endurecimiento de las medidas contra los sin papeles (indocumentados) y la detención ilimitada con vistas a la expulsión de los extranjeros ilegales o recalcitrantes. El Consejo de los Estados podría incluso endurecer más esta ley.

swissinfo, Christian Raaflaub
(Traducción: Alberto Dufey)

Datos clave

Los extranjeros deberán aprender el idioma para obtener permiso de residencia.

Fin del recuadro

Contexto

La ley será examinada por la Cámara alta (Senado).

La UDC, (derecha dura) solicitará nuevas medidas para endurecer más la ley.

Los naturales de la Unión Europea tendrán mayores beneficios que los extra comunitarios.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes