Los extranjeros podrán votar, pero sólo virtualmente

Algunas comunas y cantones permiten el derecho de voto a los extranjeros. Keystone

Se trata de una primicia. A través de una página Internet los 1,6 millones de extranjeros que viven en Suiza podrán participar de forma virtual en las próximas elecciones federales del 21 de octubre.

Este contenido fue publicado el 24 septiembre 2007 - 10:54

Los autores del proyecto esperan impulsar una iniciativa en favor del derecho de voto de los extranjeros.

Mientras los propios suizos no pueden votar aún a través de Internet en las elecciones o votaciones que se celebran en el país, los extranjeros que viven en Suiza podrán expresar sus inclinaciones, de forma virtual, en la cita con las urnas el próximo 21 de octubre.

La página www.auslaenderstimmrecht.ch acaba de ser puesta en línea. En el transcurso de las próximas tres semanas, los extranjeros interesados podrán registrarse en ella.

Una semana antes de las elecciones, el 14 de octubre, un lista de los cinco partidos más importantes y de otras agrupaciones políticas estará disponible para que las personas que lo deseen puedan votar.

El 21 de octubre a las 11 de la mañana (hora local) el portal terminará de aceptar papeletas virtuales y media hora después anunciará los resultados.

Contra la campaña de la UDC

"Apenas unas horas después de haberse publicado la página en la red, 25 personas se han registrado ya", indica Hans Verbeke, uno de los autores del proyecto.

"Nuestro objetivo es alcanzar los 100.000 participantes el día de las elecciones. Proporcionalmente, de un total de 1,6 millones de extranjeros en Suiza, debería haber 300.000 participantes".

Con otras tres personas –un extranjero y dos suizos- este belga, que se dedica al mercadeo desde hace veinte años en el cantón de San Gall, concretó esta idea luego de observar una campaña muy agresiva de la Unión Democrática de Centro (UDC, derecha conservadora) contra los extranjeros.

"Como extranjeros en Suiza, tenemos muchas obligaciones, por lo que también deberíamos tener derechos, por ejemplo, el de poder participar en las votaciones y elecciones federales", subraya Hans Verbeke.

Dimensión política

En Suiza nadie sin el pasaporte helvético tiene derecho a participar en la política a nivel federal, a pesar de que viven en este país desde hace mucho tiempo y estén bien integrados a esta sociedad.

No obstante, los extranjeros pueden pronunciarse en las urnas en algunos cantones y comunas. En 2005, la ciudad de Delémont, en el cantón de Jura, fue la primera en Europa en la que un extranjero –un italiano- presidió el legislativo comunal.

"En cuestiones como el seguro en la edad del retiro, el seguro en caso de invalidez o el tema de la Unión Europea, no sólo los suizos están concernidos. También los extranjeros que viven en Suiza", argumenta Hans Verbeke.

Reacciones diversas

El proyecto no esconde su dimensión política. Si bien el objetivo principal de éste es crear "una cierta transparencia en cuanto al comportamiento electoral de los extranjeros en una Suiza virtual", también se trata de hacer avanzar la causa de los derechos políticos de los extranjeros en Suiza.

"Sería bueno que los suizos se pudieran pronunciar en unos cuatro o cinco años sobre una iniciativa que solicite el derecho de voto y de elegibilidad de los extranjeros. Suiza se inscribiría como pionera en este tema, si acordara este derecho a los extranjeros", agrega Verbeke.

Una posición que no comparte el secretario general de la UDC, Gregor Rutz. "La persona que quiera votar en Suiza puede solicitar la naturalización", declaró al diario dominical 'Sonntagszeitung' en un artículo consagrado al proyecto.

Una opinión contraria a la posición de izquierda. El secretario general del Partido Socialista (PS) Thomas Christen espera que esta iniciativa "sirva de señal" y que en cuatro años la cabina electoral de www.auslaenderstimmrecht.ch ya no tenga nada de virtual.

swissinfo

Contexto

En Suiza los extranjeros no tienen ningún derecho político a nivel federal. En cambio, algunas comunas y cantones permiten el derecho de voto o de ser electo a los habitantes extranjeros.

Los cantones de Neuchâtel y Jura son los pioneros en este tipo de iniciativas.

En Neuchâtel, los extranjeros tienen derecho de voto en el plano comunal desde 1849. Desde 2000, los extranjeros que vivan más de 5 años en el cantón disponen del derecho de voto a escala cantonal. También pueden pronunciarse en las elecciones al Consejo de Estados (Cámara Alta), lo que resulta una primicia.

En el cantón de Jura, los extranjeros disponen del derecho de voto a escala cantonal, aunque no tienen derecho a votar en los escrutinios que toquen materias de carácter constitucional.

En estos últimos años, el derecho de voto y de elegibilidad de los extranjeros a escala comunal ha sido objeto de discusiones en otros cantones.

Dos tendencias se muestran al respecto:
Una: el derecho cantonal permite directamente el derecho de voto y de elegibilidad a los extranjeros (Friburgo, Vaud y Ginebra, a escala comunal).

O el derecho cantonal ofrece a las comunas la posibilidad de permitir el derecho de voto y de elegibilidad a los extranjeros (Appenzell Rodas Exteriores, Basilea-Ciudad, Grisones).

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo