Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Los Suizos en Uruguay: reencuentro con la historia

Ignacio Naon viajó a Suiza para "recoger" con su cámara los pasos de los emigrantes.

(swissinfo.ch)

En el Siglo XIX, cuando la Confederación distaba de ser el país rico que es ahora, miles de suizos buscaron fortuna allende sus fronteras. Muchos, en Uruguay.

Ignacio Naon y Sonia Ziegler siguieron la huella del andar helvético por ese país americano para dar cuenta de su legado y establecer puentes entre ambos países.

"Este trabajo proporciona una mirada general y abarcadora que en busca del ayer llega hasta hoy para saber no sólo cómo era ese puñado de seres humanos que abandonó la vieja patria para integrarse a una nueva, sino también de qué modo contribuyeron a su construcción y engrandecimiento", advierte Sonia Ziegler en la introducción de la obra.

Uruguay, el "paisito" -como diría, o mejor dicho, escribiría, Mario Benedetti- comparte con Suiza no sólo la minúscula dimensión geográfica o una vieja comunión de afanes que en algún momento valieron a Uruguay la caracterización de "la Suiza de América Latina", sino también el recorrido conjunto por algunos meandros de la historia.

Uno de los más significativos fue, sin duda, el establecimiento, a mediados del Siglo XIX, de la Colonia Suiza, un verdadero coto europeo a 124 kilómetros de Montevideo (En más sobre el tema: ...a la que pusieron por nombre Nueva Helvecia).

Memorias de otros tiempos

Por aquella época, Suiza apuraba el trago amargo de la penuria (En más sobre el tema: Emigración suiza: una pobreza oculta) y miles y miles de ciudadanos abandonaban sus lares en busca de cielos más hospitalarios. Muchos de entre ellos cruzaron el Atlántico y hallaron cobijo en países del Nuevo Mundo, incluido Uruguay.

"Su afincamiento en esta tierra tuvo luces y sombras. Hay señales antiguas -todo lo antiguo que puede permitirse un lugar joven- y las hay nuevas, vivas y palpitantes. Descubrirlas nos da la oportunidad de reconstruir juntos ese incierto camino hacia el conocimiento de los otros y de nosotros, porque en estos vestigios se hallan también las claves para entender quiénes somos los hijos, nietos, bisnietos y tataranietos de aquellos que cruzaron el Atlántico para no volver", precisa la autora del texto.

Existen vínculos más fuertes

'Los Suizos en Uruguay' pretende "hacerle conocer a la gente que hay mucho más dentro de esa inmigración que el simple traslado de personas. Y esos vínculos que se han establecido han permitido que hoy tengamos importantes empresas suizas en el Uruguay", apunta por su parte el embajador de ese país sudamericano en Suiza, Carlos Brugnini.

Precisa que, con esta obra, sus autores "tratan de mostrar a la gente lo que hay detrás. Es como un iceberg, uno ve la parte visible, lo que está fuera del agua, pero siete octavos están por debajo. Y uno no sabe, no ve lo que hay debajo.

"Este libro busca mostrar lo que hay debajo del agua en ese iceberg. Mostrar lo que está escondido y demostrar que los vínculos que unen Uruguay y Suiza son mucho más fuertes, mucho más sólidos, mucho más ramificados, de lo que a simple vista uno pudiera ver".

Desde la Ciudad de Calvino

La idea del libro nace hace dos años en Ginebra -comenta Ignacio Nahon-, durante la presentación de otra de sus obras, 'Arte y Paisaje'. Era la primera vez que el artista de la lente visitaba Suiza y quedó gratamente impresionado por la diversidad cultural, "por el hecho de ver tantos idiomas en un país tan chico". De la sorpresa pasó a la acción: armó un proyecto y ... el resultado está punto de salir a las librerías.

"Lo que nos gustaría es no sólo una búsqueda de identidad de países sino un acercamiento entre ambos países. Encontramos en un libro un material o un objeto de acercamiento bastante importante. En definitiva, es eso lo que queremos: acercar no sólo a las culturas sino a la gente y que gente de aquí conozca lo que es Uruguay y que gente de Uruguay conozca lo que es Suiza. Es un poco el fin del proyecto", precisa Ignacio Naon.

En el mismo tenor, añade Sonia Ziegler, "nos interesa no sólo que los inmigrantes vinieron a Uruguay, sino también de qué forma esos inmigrantes contribuyeron al engrandecimiento del Uruguay, cómo se desenvolvieron aquí, que formaron una colonia, fundaron familias, empresas, que ... bueno, que dieron lo mejor de sí para el progreso del país".

Sonia Ziegler, investigadora, e Ignacio Naon, fotógrafo, contaron para la realización de su empresa con el apoyo de las representaciones diplomáticas en y de, uno y otro país, de la Cámara Suiza-Uruguaya de Comercio, con el patrocinio de diversas firmas helvéticas instaladas en ese país sudamericano y, por supuesto, con la generosidad de "protagonistas" que no vacilaron en aportar testimonios, cartas, fotografías...

A recoger los pasos

Descendiente ella misma de emigrantes suizos, Sonia Ziegler ha mantenido un profundo interés por las raíces helvéticas en el Uruguay, a cuyo estudio ha consagrado varios años.

La Embajada de Suiza en Montevideo estableció el contacto entre ella e Ignacio Naon y entre ambos dieron forma al libro que, de unas 200 páginas, profusamente ilustradas, busca también rendir homenaje tanto a las personalidades como a los seres anónimos que participaron y/o participan en la relación binacional.

Cámara en ristre, Ignacio Naon repasó los andares de esos suizos que apostaron al país 'del río donde vive el pájaro'*. Visitó primero los sitios del Uruguay con cuño helvético y cruzó luego el Océano para buscar la huella de esos inmigrantes suizos en su punto de partida.

Quesos suizos 'Made in Uruguay'

Recorrió no los cuatro puntos cardinales, sino las cuatro regiones lingüísticas de la geografía de la Confederación, y a través de su lente hizo suyas las cumbres nevadas de sus montañas, la placidez de sus lagos, el festivo atavío de las vacas en desalpe, la magnificencia de las Ciudades Viejas de Ginebra, Zúrich, Basilea, Lugano, Berna, la casa de Morosoli, las sedes de bancos y empresas suizas... un condensado del país en cientos y cientos de imágenes.

swissinfo lo acompañó por los caminos de Diemtigen, en el Oberland bernés, donde se encuentran los orígenes de los Karlen, los ciudadanos suizos que, "tacho" (olla) en mano, atravesaron el Atlántico y fundaron del otro lado del mar una industria que hoy es pujante: la de los quesos suizos 'Made in Uruguay'.

swissinfo, Marcela Águila Rubín

*Uruguay, vocablo guaraní que significa 'del río donde vive el pájaro'.

Datos clave

A mediados del Siglo XIX un millón de suizos vivía en el extranjero.

Para 1870 la cifra ascendió a dos millones.

De 1850 a 1888 más de 200.000 suizos cambiaron de horizonte.

Tres cuartas partes se establecieron en América.

En 1880 la mitad de los suizos emigrantes vivían en el Continente Americano y la otra mitad en Europa.

Entre 1846 y 1924, 55 millones de personas dejaron Europa con destino a América y sólo regresó una cuarta parte de entre ellas.

Cerca de 600.000 suizos residen actualmente en el extranjero.

Fin del recuadro

Contexto

Los Suizos en Uruguay recoge testimonios de descendientes suizos en ese país sudamericano. Su publicación está prevista para finales de año.

Sus autores: Sonia Ziegler (investigación y redacción) e Ignacio Naon (fotografía y edición) contaron con el apoyo de las representaciones diplomáticas de ambos países, de la Cámara de Comercio Suizo-Uruguaya, de empresas suizas y, por supuesto, de los "protagonistas".

En su registro del 2004, la Organización de Suizos en el Extranjero inscribe 896 conciudadanos en Uruguay.

Empero, en ese país viven miles de descendientes de emigrantes suizos que, a través de las generaciones, perdieron la ciudadanía helvética.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×