Luz verde a pruebas de distribución de cannabis en Suiza

Alrededor de 200 000 personas consumen cannabis en Suiza. Copyright 2017 The Associated Press. All Rights Reserved.

El Parlamento suizo autorizó una modificación legislativa para la realización de estudios piloto de distribución de cannabis entre grupos piloto. El objetivo es reunir más información sobre los efectos del uso recreativo de esa substancia.

Este contenido fue publicado el 09 septiembre 2020 - 17:36
Keystone-SDA/SRF/dos

Sin embargo, el producto no debe ser exclusivamente de origen indígena u orgánico.

Por 31 votos a favor y 7 en contra, el Senado helvético acordó enmendar la Ley de Estupefacientes. La Cámara de Diputados ya se había pronunciado en el mismo sentido

Así, se podrán realizar estudios científicos sobre los efectos del uso controlado del cannabis. En particular, las investigaciones determinarán los efectos de las nuevas reglamentaciones sobre el uso recreativo del cannabis y sus consecuencias.

Un tercio de la población suiza indica haber fumado alguna vez cannabis y 200 000 personas lo consumen regularmente, pero el cannabis sigue siendo una sustancia ilegal y no se supervisa su calidad ni su origen.

La situación actual es insatisfactoria, señaló el ministro de Salud, Alain Berset. Las repercusiones del consumo del cannabis son particularmente visibles en las ciudades.

Informó que varias ciudades pidieron la posibilidad de realizar estudios para comprender mejor la situación, incluidas Berna, Ginebra, Zúrich, Basilea y Biel.

Regulaciones estrictas

Las pruebas serán reglamentadas. Ya se ha redactado una ordenanza de aplicación que establece un marco muy estricto. La participación en los proyectos piloto se limitará a los consumidores de cannabis mayores de 18 años.

Los participantes tendrán que demostrar que ya consumen cannabis para poder participar en las pruebas piloto. Se les acompañará de cerca y su estado de salud tendrá que ser vigilado constantemente.

Los ensayos estarán limitados geográficamente. No durarán más de cinco años, prorrogables por dos años si se solicita. El tamaño del grupo dependerá del tipo de ensayo, pero no debe exceder los 5000

Participantes.

Quienes se oponen a la idea, desde la derecha política y el centro derecha, temen que el proyecto pueda allanar el camino hacia una mayor liberalización. Las condiciones establecidas para los ensayos no son lo suficientemente estrictas, dicen, y los fondos se invertirían mejor en campañas de prevención.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo