Navigation

Más de 70.000 firmas contra la trata de blancas

Entrega de las firmas para la petición 'Contra la el Tráfico de Mujeres' en la Cancillería Federal. swissinfo.ch

Representantes de la Asociación contra la Trata de Mujeres han entregado este jueves 71.980 firmas recogidas que reivindican una mejor protección y más derechos para las víctimas del tráfico de personas.

Este contenido fue publicado el 11 septiembre 2008 - 18:22

Con esta entrega, las signatarias de la petición quieren sensibilizar al público y urgir a las autoridades cantonales y federales para que unan sus esfuerzos en la lucha contra esta actividad criminal.

"En Suiza, las víctimas de la trata de mujeres no están todavía protegidas lo suficientemente bien. Por tanto es urgente tomar medidas, sobre todo, de cara a la ratificación de la Convención del Consejo de Europa sobre la Trata de Seres Humanos", subrayó Ruth-Gaby Vermot, co-presidenta de la campaña 'Eurocopa 2008 contra la Trata de Mujeres', en una rueda de prensa convocada en Berna.

Los Estados signatarios de la Convención se han comprometido a proteger a las personas afectadas incluso si se niegan a declarar ante los tribunales.

Actualmente, las víctimas de la trata de blancas disponen de 30 días para dejar el país si se niegan a testificar (por ejemplo al temer represalias por parte de los traficantes).

En Suiza, ya se han incorporado ciertas mejoras con la aprobación de la Ley de Extranjería. Sin embargo, las medidas no son suficientes, como alega el comité directivo de la petición:

"La Ley de Extranjería ha incorporado la protección de las víctimas. Sin embargo, la ley sólo otorga una potestad facultativa. El texto legal está sujeto a la interpretación y no dispone de medidas imperativas. Con la ratificación de la Convención se podría reforzar esta protección", señaló Vermot.

Más de 70.000 signatarios

La petición 'Proteger mejor a las víctimas de la trata de mujeres' ha sido lanzada por una coalición de 25 organizaciones responsables de la campaña, que se inició el pasado marzo con ocasión del Día de la Mujer.

Hoy, seis meses después del estreno de la iniciativa, el comité ha conseguido entregar a la Cancillería Federal firmas de 71.980 personas que apoyan la lucha contra el tráfico de personas. Las organizadoras se han mostrado muy satisfechas por el número logrado.

El objetivo había consistido en reunir 25.000, con lo que se ha casi triplicado la cifra demandada. Además, se han conseguido más firmas de las requeridas para la convocatoria de un referéndum facultativo, recalcaron.

Mejor protección para víctimas y testigos

La ratificación de la Convención sobre la Lucha contra la Trata de Mujeres obligaría a las autoridades legislativas suizas a poner en práctica las disposiciones contra el tráfico de personas. A diferencia de otros países, la legislación y la práctica difiere mucho de un cantón a otro.

"Lo que cambiaría realmente tras la ratificación es que la protección de las víctimas se convertiría en obligatoria. Esto es nuestro principal objetivo", puntualizó Vermot.

"Otra mejora consistiría en la necesidad de colocar especialistas en los distintos centros de acogida. Ahí sigue habiendo cierto espacio para la interpretación, porque no está claro cómo Suiza puede hacer cumplir las disposiciones de la Convención", añadió.

El objetivo es la armonización de las normativas cantonales

Las representantes de la asociación de la campaña subrayaron que la situación legal de las víctimas es muy dispar en los distintos cantones suizos. El objetivo principal de las signatarias es por lo tanto la unificación de la normativa y práctica en el trato con estas personas traumatizadas.

"En Suiza, mejoras concretas dependen de las medidas que implementen los cantones y no de una legislación abstracta. Lo que cambiaría la Convención del Consejo de Europa sería la necesidad de que se conceda a las víctimas un permiso de residencia por dificultades excepcionalmente gravosas, incluso si no están dispuestos a testimoniar en un proceso penal", explicó Stella Jegher de Amnistía Internacional Suiza.

Los cantones con las mayores cifras de víctimas en el período de 2005 a 2007 han sido Zúrich, Basilea-Ciudad y Berna, que son cantones con grandes centros urbanos.

También se han registrado cifras altas en los cantones de Soleura, Schwyz y Tesino. Sin embargo, las cifras oficiales no reflejan la situación real ya que muchas víctimas no osan interponer una denuncia contra sus traficantes.

Suiza, en la retaguardia

"Otros países europeos como Alemania, Bélgica y Holanda por ejemplo, ya disponen de una red de centros especializados que cubre toda la geografía del país. Los especialistas tienen una formación específica para tratar casos de trata de personas", comentó Doro Winkler del Centro de Información para Mujeres de África, Asia, Latinoamérica y Europa del Este de Zúrich (FIZ).

"Lo que tal vez es comparable con Suiza, es la inexistencia en esos países de un derecho de estancia para las víctimas, es decir, un título legal que les permite una estancia prolongada. Este derecho no existe en casi ningún país europeo con la única excepción de Italia, donde las víctimas reciben un título de residencia independientemente de su disposición a declarar en un proceso penal o no."

"Así están libres para decidir si quieren testimoniar o no, lo cual hacen con una frecuencia cada vez mayor en Italia", comparó Doro Winkler la situación en los distintos países europeos.

swissinfo, Antonio Suárez Varela, Berna

Tráfico de mujeres

A escala mundial, unos 2,5 millones de personas son víctimas del tráfico de personas cada año, de las cuales el 80% son mujeres y niñas, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La trata de mujeres es aguda en toda Europa. Todos los países participantes en la Eurocopa 2008 están confrontados con este problema.

Según la Oficina Federal de la Policía, cada año entre 1.500 y 3.000 víctimas de la trata de blancas recalan en Suiza. Las cifras negras son probablemente más altas.

El tráfico de personas es una forma actual de esclavitud, y un negocio altamente rentable. Se calcula que sus ganancias anuales rondan los 35.000 millones de dólares, lo que lo ubica, junto con el tráfico de drogas y de armas, como la actividad criminal más lucrativa.

Las víctimas de la trata de blancas trabajan en burdeles, bailan en cabarets, son esclavas domésticas o entran al 'mercado del matrimonio'. Los traficantes les quitan los documentos, les descuentan horrendas tarifas por el viaje y el alojamiento, y con ello alcanzan ganancias astronómicas.

Las causas de la trata de blancas son la precaria situación en el mercado laboral, la discriminación social de las mujeres y la creciente pobreza, según apunta Vermot.

Según la co-presidenta de la campaña, gran parte de la 'mercancía mujer' en Suiza procede de Ucrania, donde el desempleo empuja a las mujeres a aceptar las ofertas aparentemente lucrativas que les prometen los traficantes, para poder salir de su situación precaria.

End of insertion

Campaña contra la Trata de Mujeres

La campaña se inició el pasado 8 de marzo y concluyó el 11 de septiembre con la presentación de los resultados en la conferencia de prensa convocada en Berna.

Es una iniciativa de 25 organizaciones. Informa sobre la trata de mujeres en la prostitución en Suiza y busca formar un movimiento contra la violación de este derecho humano. Asimismo quiere ganar un amplio público para estas demandas.

La campaña comienza con una petición que exige más protección y derechos para las víctimas y los testigos. Se han conseguido reunir 71.980 firmas.

El 'spot' que se difundió al inicio de la Eurocopa 2008 en la pequeña y gran pantalla ha sido un gran éxito. Su objetivo constistió en "prevenir en vez de advertir", "informar en vez de inculpar", "clarificar en vez de amonestar de manera moralista".

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo