Más transparencia, menos alergias

swissinfo.ch

Nuevas normas alimenticias, en vigor este miércoles, buscan aumentar la protección de los consumidores helvéticos.

Este contenido fue publicado el 30 abril 2002 - 16:55

Comer pareciera peligroso tras los escándalos de las vacas locas, el maíz transgénico o el pollo con altos niveles de antibióticos.

Los expertos se encuentran perplejos, los consumidores preocupados y los casos de alergias aumentan sin freno. La opinión pública demanda mayor transparencia y seguridad en los productos ofrecidos en el mercado.

Derecho suizo y europeo

Ante este panorama, el gobierno suizo decidió llevar a cabo la revisión de la ley sobre los productos alimenticios, en vigor desde 1995. La nueva versión entrará en vigor este primer día de mayo.

Numerosas modificaciones buscan satisfacer las exigencias de los consumidores y prevenir enfermedades y problemas ligados a la alimentación.

Otros cambios se inscriben en el marco jurídico del intercambio comercial con el exterior. "Hemos modificado algunas disposiciones en torno a la aplicación de los acuerdos bilaterales. También ha sido necesario adaptar nuestra legislación al derecho europeo" apunta Adrian Kunz, de la Oficina Federal de la Salud Pública.

Primera mundial

Entre otras nuevas reglas se encuentra la exigencia de incluir en las etiquetas de los productos la identificación de 10 alérgenos potenciales comunes, entre los cuales se encuentran la leche, los huevos, el pescado, los crustáceos, la soya, las nueces, las avellanas, los cacahuates, el sésamo, el apio y diversos cereales.

Estas substancias deberán ser declaradas si su concentración sobrepasa el límite de un gramo por cada kilo. Hasta antes de este primero de mayo se solicitaba la declaración en la etiqueta para productos en los que el alérgeno representaba más del 25% del producto total.

En lo que concierne a la carne, se exigirá a partir de este miércoles que en las etiquetas se precise si puede ser consumida cruda o sólo cocida.

Los productos extranjeros vendidos en Suiza no tendrán ya caminos para poder ser presentados como 'elaborados en Suiza' y será exigido que los productos con alimentos genéticamente modificados también sean indicados en el empaque que los contiene.

swissinfo

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo