Navigation

Skiplink navigation

Para vigilar el derretimiento del permafrost

El permafrost - el pegamento que mantiene unidos a los Alpes - está siendo atacado por una serie de veranos muy calurosos.​​​​​​​

Este contenido fue publicado el 12 septiembre 2019 - 11:15

El permafrost es el suelo congelado a 2 500 metros que cubre el 5% de Suiza. Detiene el lodo y los desprendimientos de rocas. Pero ahora se está derritiendo. En el lecho rocoso del Corvatsch-Murtel, cerca de St Moritz, las temperaturas han aumentado con el paso de los años en 0,5 ° C. Diversas mediciones de los últimos años en los altos Alpes del Valais, los Grisones y Berna muestran una clara tendencia al alza en las temperaturas.

Científicos del Instituto de Investigación de la Nieve y las Avalanchas de Davos han instalado aparatos de medición por encima y por debajo de la tierra - muchos de ellos hasta una profundidad de 60 metros - para vigilar lo que está ocurriendo en las profundidades de las montañas. Si hay demasiado movimiento debido al derretimiento del permafrost, existe un riesgo para los edificios de la zona.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo