Las cajitas musicales de siempre

No solamente hay relojería. La caja de música es también una especialidad típica suiza. Y como los hermosos relojes, las hermosas cajas de música son artesanías, trabajos hechos a mano con precisión y pasión. Visita a una manufacturera en St. Croix, en las montañas del Jura.

Este contenido fue publicado el 05 diciembre 2015 - 11:00

Su inventor es ginebrino. En la ciudad de Calvino se hacen las primeras cajas de música, en los albores del siglo XIX. El principio es siempre el mismo: un movimiento mecánico acciona un cilindro o un disco metálico cubierto con picos a cuyo paso ascienden y descienden unas hojas de acero que producen la melodía. El entusiasmo es inmediato y pronto se encuentran relojes, cigarreras y todo tipo de objetos musicales.

En 1865, Charles Reuge abre en el pueblo de Sainte Croix la fábrica manufacturera que aún lleva su nombre. Decir que nada ha cambiado en 150 años sería engañoso. Todas las piezas son todavía hechas a mano, pero junto a las cajas tradicionales de fina marquetería, algunos nuevos objetos reflejan las últimas tendencias del diseño. (Imágenes y Thomas Kern)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo