Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Fundador de Swissair Cuarto obscuro volador

Las fotografías de Walter Mittelholzer (1894-1937) forman parte de las piezas más importantes de los archivos de la biblioteca de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich. Sin embargo, son pocos los que conocen todavía hoy a ese pionero de la aviación suiza y fundador de Swissair.

Hijo de un panadero de San Gallen, Walter Mittelholzer no tenía la menor gana de hacerse cargo de la empresa familiar. Entre sus sueños estaba el de romper con el medio de la pequeña burguesía y desde muy joven tenía sus propias ambiciones. Por lo tanto, tras obtener su diploma preuniversitario se fue a Zúrich a efectuar un aprendizaje de fotografía. Durante la Primera Guerra Mundial ingresó como fotógrafo en la escuela de aviación y en 1917 obtuvo su licencia de piloto civil. Con su instructor de vuelo, Alfred Comte, fundó en 1919 la primera empresa suiza de aviación, denominada más tarde Ad Astra Aero, que se fusionó en 1931 con Balair para formar Swissair.

Walter Mittelholzer era sobre todo un brillante hombre de negocios. Durante sus primeros vuelos en Suiza tomaba fotografías aéreas de comunas, ciudades e instalaciones industriales, que vendía luego a la gente, los gobiernos o los contratistas.

Luego cruzó las fronteras del país. Entre sus viajes, se recuerda particularmente una expedición de rescate del explorador polar Roald Amundsen en el archipiélago noruego de Svalbard.

Sin embargo, fue un vuelo a Ciudad del Cabo con la ‘Switzerland’, el que lo hizo famoso en todo el mundo. Llevó consigo a bordo diversas cámaras, incluyendo dos grandes aparatos especialmente diseñados para las tomas aéreas en condiciones tropicales. Además, hizo instalar un laboratorio fotográfico en la aeronave. Así, ‘Switzerland’ se convirtió en una especie de cuarto oscuro volador.

Animales salvajes, gente bailando y paisajes vistos desde arriba, los aventureros tenían una idea clara de las imágenes que buscaban. Walter Mittelholzer no solamente captó sus imágenes desde el aire, sino también en tierra. “Todos los días libres de nuestro viaje, esperaba con mi cámara alguna presa”. Al lado de la perspectiva etnográfica clásica, Walter Mittelholzer se orientó, en primer lugar,  hacia el fotoperiodismo emergente en aquel momento.