Navigation

Este contenido fue publicado el 22 abril 2019 - 11:00

Para algunos es una pompa de jabón. Otros ven en ella una tecnología revolucionaria que transformará la forma en que intercambiamos casi todo lo que tiene valor.

Entonces, ¿qué es la llamada tecnología de libro de contabilidad distribuido (DLT)?, ¿cómo funciona y a quién beneficia? En esta animación, separamos la realidad de la ficción y le ayudamos a ver más allá de la publicidad.

De la misma manera que las criptomonedas como bitcoin, DLT se ha movido en la última década para abarcar una gran cantidad de otras aplicaciones. La cadena de bloques (blockchain), el ejemplo más famoso de DLT, ha sido elogiado por algunos como la tecnología del futuro y ridiculizado por otros como una herramienta para el fraude y el lavado de dinero.

Esto se debe a que permite que grupos de personas almacenen y procesen datos de forma segura sin la necesidad de terceras partes intermediarias como bancos y abogados. Los defensores de la tecnología dicen que este acuerdo también reducirá los costos y acelerará las transacciones.

DLT tiende a cambiar la manera en que manejamos nuestros datos privados y finanzas personales. También existen innumerables usos industriales, desde las finanzas hasta las cadenas de suministro.

Además, la tecnología también promete combatir el comercio de productos falsificados, proteger los datos de la explotación y el fraude y mantener registros históricos precisos de las transacciones en los que todos los usuarios estén de acuerdo.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.