Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Nuclear: no es conveniente intimidar a Irán

Instalación nuclear de Bushehr, en el sur de Irán.

(Keystone)

El suizo Bruno Pellaud considera que Occidente debe cambiar de estrategia para limitar las ambiciones nucleares de Irán.

A juicio del antiguo directivo de la Agencia Internacional de Energía Atómica, ese objetivo será logrado evitando la confrontación y estableciendo la confianza con Teherán.

El antiguo subdirector de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Bruno Pellaud expresa su opinión en varios diarios nacionales de este lunes (27.06), lo hace junto con Tim Guldimann, ex embajador de Suiza en Teherán. Cabe recordar que Suiza representa los intereses estadounidenses en Irán.

Desde la elección de Mahmoud Ahmadi-Nejab a la presidencia iraní, Estados Unidos denuncia a éste como enemigo de la democracia y la libertad.

Tal punto de vista, vertido por el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, confirma que Washington cataloga al nuevo presidente de fundamentalista. En el ámbito nuclear parece que Estados Unidos se conformaría con la congelación completa del enriquecimiento de uranio en Irán.

Pero a juicio de Bruno de Pellaud y Tim Guldimann, este enfoque no hará sino persuadir a Teherán de "dejar de cooperar con la AIEA y emprender un programa nuclear clandestino, fuera de todo control internacional".

La Unión Europea reitera su intención de llevar adelante sus conversaciones prevsitas para el próximo mes con Teherán.

Bruno Pellaud y Tim Guldimann creen que la manera de actuar más prudente de la Unión Europea sería obteniendo un acuerdo con Irán, un acuerdo que defina la ayuda técnica a Teherán a cambio de una limitación de sus actividades en el terreno nuclear.

swissinfo: ¿Usted insta a que Estados Unidos y la UE eviten la confrontación y establezcan lazos de confianza con Irán. ¿Es ello compatible con los comentarios posteriores a la elección de Mahmoud Ahmadi-Nejab?

Bruno Pellaud: Yo no creo que lo sea hoy. Tras conocer los resultados de la elección, Tim Guldimann y yo hemos decidido permanecer en la senda del diálogo. Se trata de una realidad que todos debemos encarar.

Los rasgos de un acuerdo existen desde hace un tiempo, pero los europeos -apoyados por los estadounidenses-, no quieren mostrar una señal de debilidad. Pero no puede persistir el punto muerto de la situación actual y no creemos que obedezca a los intereses de Occidente romper las negoaciaciones con Irán insistiendo en el abandono completo de las actividades de enriquecimiento del uranio.

swissinfo: ¿Aceptaría Irán ese trato?

B.P. : No me impresionaron mucho las declaraciones del nuevo presidente, aun cuando haya logrado conservar todas las opciones abiertas. No hay nada nuevo.

Me alegra que, como yo, sea ingeniero. Eso significa que tratará de resolver los problemas antes de ser un idealista de la fe musulmana.

Debemos conformarnos con las realidades. Ahora bien, las realidades no han cambiado para Irán ni para la Unión Europea.

swissinfo: O sea que alguien debe hacer concesiones. ¿ Se puede esperar que Irán las haga?

B.P. : Si Irán se ve ante el muro podría decidir romper relaciones con la AIEA. Entonces ya no será posible verificar lo que haga Irán, y eso sería muy peligroso.

Las proposiciones que hacemos no son sólo las de Tim Guldimann y Bruno Pellaud. Hemos realizado discusiones importantes con diplomáticos y científicos, entre ellos estadounidenses.

Consideramos conveniente dejar que los iraníes sigan con su programa, con un número limitado de centrifugadores. Habría menos riesgos dejándoles una pequeña cantidad de centrifugadores que poniéndoles en una situación que pudiera empujarles a romper relaciones con la AIEA.

Los iraníes quieren salvar el rostro. Todo el mundo tiene la impresión de que su programa nuclear comenzó con la República Islámica. En realidad, Irán empezó a producir energía atómica en 1959, cuando el shah compró los primeros reactores de fabricantes estadounidenses.

Esa es la razón por la cual Irán cree que no se le puede privar de una tecnología que poseen países como Japón o Brasil sin ser fastidiados por la comunidad internacional.

swissinfo: ¿Tiene Irán la intención de construir una bomba nuclear?

B.P. : Yo no tengo esa impresión. La AIEA considera que no hay pruebas de que Irán esté desarrollando un programa de armas nucleares. ¿Acaso eso es ingénuo?

Mi análisis se basa en que Irán aceptó las intensas investigaciones hechas por la AIEA en diciembre de 2003. Si Irán hubiera tenido un programa militar, no hubiese autorizado esos controles, más aún sin estar obligado a hacerlo.

Es cierto que Irán trató de ocultar algunas cosas. De ahí que pretendan -los estadounidenses y algunos europeos-, negar a Irán todo derecho de enriquecimiento de uranio.

No obstante, creo que Irán está dispuesto a negociar porque quiere entrar en la Organización Mundial del Comercio y desarrollar sus relaciones comerciales con Europa.El mismo nuevo presidente ha declarado que su país necesita inversiones y participación internacional en su desarrollo.

Entrevista swissinfo: Jonas Hughes
Traducción: Juan Espinoza

Datos clave

Las proposiciones de Bruno Pellaud y Tim Guldimann han sido publicadas este lunes (27.06) en Le Temps, Financial Times, Le Monde y el Süddeutsche Zeitung.
El responsable de la política exterior de la UE, Javier Solana, ha declarado a su vez que continuarán las negociaciones con Irán a pesar de la elección de un conservador a la presidencia.
Alemania, Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos piden que Teherán renuncie a su programa de enriquecimiento de uranio. Irán rechaza tal demanda.

Fin del recuadro

Contexto

- Bruno Pellaud et Tim Guldimann proponen un enfoque de dos fases para establer relaciones de confianza entre Irán y Occidente en el campo nuclear.

- En una primera etapa Irán se debería autorizar que Irán siga su programa de enriquecimiento de uranio con un número limitado de centrifugadores, bajo control internacional.

- Después de cinco años, la Unión europea podría proporcionar ayuda técnica y acrecentar sus relaciones comerciales.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes