Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Nueva esperanza para parapléjicos

La ciencia anuncia un camino posible para despertar a los nervios bloqueados.

(Keystone)

Un grupo de investigadores suizos aisló la proteína que inhibe el crecimiento de las neuronas afectadas en caso de paraplejía.

Y con ello, los médicos brindan nuevas esperanzas a millones de paralíticos en el mundo.

En Suiza, cada año unas 200 personas sufren lesiones en la columna vertebral y, por consecuencia, quedan atadas a la silla de ruedas para el resto de sus vidas.

El caso más notorio ha sido el del suizo Silvano Beltrametti. El esquiador alpino quedó paralítico tras una fatal caída en una carrera de la Copa Mundial de Esquí. en la disciplina de descenso, que se celebró en Val d´Isèré en 2001, Francia.

Neutralizar a nogo

Desde hace muchos años, médicos de diferentes disciplinas buscan vías para revertir la paraplejía.

Parten del principio, ya conocido, de que las células del sistema nervioso central presentan una pequeña capacidad innata para reparase y crecer de nuevo.

Los axones del cerebro (las ramas que trasmiten impulsos de una célula nerviosa a otra) y de la médula espinal pueden crecer después de una lesión, si se les provee de un ambiente adecuado.

Pero el cerebro adulto contiene sustancias que bloquean la regeneración del axón. Uno de estos inhibidores es la proteína nogo, que inhabilita el crecimiento de las neuronas interrumpidas.

Los científicos suizos aislaron esta proteína y elaboraron un anticuerpo específico que la ataca y neutraliza. De esta manera, se posibilita el crecimiento de nuevo de los nervios.

Eric Roullier, especialista de la Universidad de Friburgo y Martin Schwab, del Instituto de Investigación Cerebral de la Universidad de Zúrich, acaban de presentar estos resultados en el tratamiento de la paraplejía ante la Sociedad de Neurociencia de Nueva Orleans, Estados Unidos.

Los avances son notables. En una primera fase, los estudios clínicos con los anticuerpos se llevaron a cabo con ratas y ratones. Las pruebas más significativas, sin embargo, se hicieron con monos.

Tras algunas semanas de tratamiento con el anticuerpo, los primates -cuyas columnas fueran intervenidas-, recobraron parte de sus habilidades motrices.

¿Mover los brazos otra vez?

El camino hacia una terapia regenerativa efectiva en lesiones de la médula espinal es todavía largo.

La pregunta más candente es obvia: ¿Cuándo se efectuarán pruebas clínicas con los anticuerpos en seres humanos?

Los investigadores son moderadamente optimistas al considerar que, en un futuro no tan lejano, algunos pacientes con la médula parcialmente rota podrán mover nuevamente sus brazos y piernas.

Los investigadores suizos esperan que los nuevos descubrimientos puedan conducir a una terapia de triple acción: un bloqueador de la sustancia nogo, un agente promotor del crecimiento de los nervios y algún tipo de trasplante celular.

swissinfo, Erwin Dettling, Zúrich

Datos clave

La sustancia aislada es la proteína nogo.
Un anticuerpo la neutraliza.
De esta forma se permite de nuevo el crecimiento de los nervios.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes