Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Para hablar de Cuba, pero con objetividad

Parlamento de Suiza en Berna.

(Keystone)

El grupo parlamentario Suiza-Cuba nace en momentos que Estados Unidos presiona a Berna contra La Habana.

Busca divulgar información objetiva sobre la isla y fortalecer los contactos bilaterales. Su promotor, Franco Cavalli, conversó con swissinfo.

"La idea nació hace unos 6 meses cuando Estados Unidos presionó al gobierno suizo para que Suiza no vendiera un equipo de fermentación de proteinas al Centro de Inmunología Molecular, un instituto muy prestigiado de investigaciones clínicas en La Habana y que ha creado muchas vacunas".

El profesor Franco Cavalli, oncólogo de talla internacional, ha instrumentado una serie de estrategias solidarias al interior de su país y en el ámbito internacional. En entrevista con swissinfo, el diputado socialista habla de esta nueva iniciativa tendiente a fortalecer los puentes entre su país y la isla del Caribe.

"En ese momento nos dimos cuenta que nadie en el Parlamento estaba preparado para hacer una presión similar (a la de Estados Unidos) sobre el Consejo Federal (gobierno suizo). Al final, un grupo de parlamentarios hizo esa presión y Suiza decidió vender el equipo a Cuba. En el marco de esta acción decidimos que se tenía que tener algo organizado continuamente y decidimos crear este grupo parlamentario".

swissinfo.- ¿Cómo está constituido?

Franco Cavalli.- Tenemos como miembros a más de 60 parlamentarios. Tuvimos la creación oficial y un primer encuentro durante la sesión que terminó en marzo. Como invitado estuvo el ex embajador suizo en la Habana, Jean-Claude Richard que conoce muy bien la situación de Cuba y la situación entre Cuba y Estados Unidos.

El embajador explicó su experiencia en Cuba y cómo ve ahora la situación política cubana con esta administración norteamericana muy agresiva. Cómo ve la posibilidad de desarrollo de la sociedad cubana y de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Esa primera actividad fue muy buena. Los parlamentarios estuvieron muy contentos de la calidad informativa.

s.- ¿Los próximos encuentros?

FC.- Para junio hemos invitado a la consejera federal (ministra de Exteriores) Micheline Calmy-Rey. Si ella no puede venir, vamos a invitar al director de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), Walter Fust.

Se realizó una evaluación de los programas de cooperación suiza en Cuba cuyos resultados fueron muy positivos y que solicita un aumento de la ayuda suiza. Nosotros estamos muy interesados en conocer esa evaluación.

Hay muchos proyectos en el Tercer Mundo que no son tan exitosos. Los proyectos de Cuba lo son verdaderamente y nosotros creemos que, dada la situación particular de Cuba, es importante que Suiza tenga muchos más recursos listos para esos proyectos.

s.- El actual coordinador de COSUDE en Cuba concluye su mandato...

FC.- Sí, Olivier Berthoud termina este año. Él tiene una larga experiencia de trabajo en América Latina y me comentó que estaba impresionado por el hecho de que proyectos que en otros países pueden implemantarse en varios meses o hasta un año, en Cuba requieren mucho menos tiempo dado el alto nivel educativo de la población. Olivier es muy favorable al hecho de que pueda incrementarse la ayuda suiza a Cuba.

No sabemos quién va a ser el próximo coordinador de Cosude en Cuba. Es una de las cosas que también queremos discutir con Micheline Calmy-Rey para ver que se escoja a alguien que conozca bien la situación de Cuba y que no sea alguien que vaya a Cuba solamente para hacer el juego de Estados Unidos, como fue el caso de algunos embajadores en el pasado.

s.- ¿Cuáles son los objetivos del grupo Suiza-Cuba?

FC.- La idea es desarrollar los contactos políticos con Cuba para que los parlamentarios suizos conozcan más sobre la realidad cubana. En general, los periódicos en Suiza no son muy objetivos cuando hablan de Cuba.

En general publican noticias en contra de Cuba porque proceden de agencias americanas, de manera que la opinión política en Suiza no tiene una imagen objetiva de la situación política en Cuba.

Nuestra primera tarea es la de mejorar la información de los parlamentarios suizos sobre Cuba para evitar que se cometa el gran error del año pasado cuando la delegación suiza en Ginebra firmó la resolución americana que condena a Cuba por el problema de los derechos humanos basándose en informaciones que no eran objetivas.

Informar mejor a los parlamentarios de manera de poder informar también al gobierno suizo sobre Cuba.

s.- ¿Qué otra finalidad tiene esta agrupación parlamentaria?

FC.- La segunda tarea es la de desarrollar los contactos económicos, científicos y culturales con Cuba. El nivel cultural de Cuba es muy alto. Hay muchísimas cosas que podemos aprender de los cubanos en el sector de las artes, en el sector del cine, pero también en el sector de la ciencia.

El Secretariado de Estado Suizo para la Ciencia está muy interesado en desarrollar la cooperación con Cuba y ya tenemos, desde el año pasado, dos o tres pequeños proyectos de cooperación científica entre distintos institutos cubanos y algunos institutos y hospitales suizos, el mío es uno de ellos, aquí en Bellizona.

Esos proyectos ya son bastante exitosos y mi deseo es, sobre todo, desarrollar más la cooperación científica con Cuba porque Cuba tiene muchísimas cosas que puede ofrecernos desde el punto de vista científico. Estas son las dos tareas más claras de este grupo parlamentario.

s.- ¿Estos proyectos se inscriben en el espíritu de mediCuba?

FC.- Medicuba al principio desarrolló muchos proyectos de ayuda directa a los hospitales cubanos, a los médicos de familia. El segundo paso fue el gran proyecto de las materias primas farmacológicas, de la creación de una pequeña industria capaz de producir medicamentos en Cuba. MediCuba tiene proyectos en el sector de la medicina paliativa, de la medicina verde, en diferentes sectores.

Actualmente estamos analizando ayudar a Cuba a conseguir un know how en algunas super especialidades. En nuevos equipos de radiología, resonancia magnética, tomografía de positrones, o algunas nuevas técnicas de cirugía.

De manera que Medicuba no desarrolla ahora solamente un proyecto para la medicina básica sino que analiza el desarrollo de proyectos de capacitación en algunas super especialidades para ayudar a Cuba que está haciendo una nueva revolución en el sector sanitario e invirtiendo enormemente en la transformación tecnológica de los hospitales cubanos.

swissinfo, Marcela Águila Rubín

Datos clave

El grupo Suiza-Cuba envió una carta a la ministra de Exteriores, Micheline Calmy-Rey para pedirle que Berna se abstenga de firmar resolución de EE UU contra la isla.

Efectuó una primera sesión informativa a cargo del ex embajador suizo en Cuba, Jean-Claude Richard.

Invitó a la ministra de Exteriores para la próxima sesión, en el mes de junio.

Fin del recuadro

Contexto

En el parlamento suizo existen grupos de amistad con países que tienen una importancia económica para Suiza como Estados Unidos, China o Japón.

También hay grupos de amistad con países que representan intereses culturales: Francia, Alemania, Italia.

El grupo parlamentario Suiza-Cuba está integrado por unos 60 miembros; es decir, una tercera parte del total de legisladores.

La mayoría –unos 45- pertenecen a partidos de la izquierda y el resto a opciones políticas de derecha ("burguesas").

Todos los partidos políticos suizos están representados en el grupo con excepción de la derecha dura (UDC).

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes