Navigation

Pesar de la embajada estadounidense

La embajadora de Estados Unidos en Berna, Pamela Willeford, se comprometió a esclarecer el asunto. Keystone

La embajadora de Washington ante Berna, Pamela Willeford, lamentó la muerte en Bagdad de un ciudadano suizo-iraquí, bajo las balas estadounidenses.

Este contenido fue publicado el 06 julio 2005 - 16:34

Micheline Calmy-Rey, ministra Suiza de Exteriores, expresó su consternación y ratificó la demanda de que EE UU clarifique los hechos.

Las circunstancias de la muerte de Salah Jmor, un binacional suizo-iraquí de origen kurdo, siguen confusas.

Este martes (05.07) el hecho fue "discutido a fondo" durante una entrevista en la capital federal entre la ministra suiza de Exteriores, Micheline Calmy-Rey, y la embajadora de Estados Unidos en Berna, Pamela Willeford, según indicó el portavoz de la dependencia helvética, Ivo Sieber.

Investigación del Pentágono

La representante estadounidense manifestó su "pesar" y aseguró que la embajada en Berna hará todo lo que esté a su alcance para esclarecer los hechos.

"Estamos reuniendo informaciones", señaló por su parte el vocero de la embajada estadounidense Daniel Wendell. Añadió que aún no se podía determinar cuánto tiempo durarán las pesquisas conducidas por el Pentágono.

"Hasta el momento se trata de una investigación estadounidense", precisó al declinar referirse a una eventual implicación de las autoridades suizas en las investigaciones.

Exigen una investigación independiente

El Ministerio suizo de Exteriores había solicitado el sábado pasado (02.07) a las autoridades de Washington establecer una investigación para aclarar las circunstancias de lo que parece ser un error del ejército estadounidense.

"Una vez que obtengamos las respuestas estadounidenses, decidiremos los eventuales pasos suplementarios", subrayó Ivo Sieber.

El Partido Socialista ginebrino, del que era miembro Salah Jmor, exigió el lunes (04.07) una investigación "independiente" con la participación de las autoridades suizas e iraquíes.

Bala estadounidense

Salah Jmor, de 49 años, resultó muerto el 28 de junio pasado mientras circulaba por una autopista de Bagdad en un vehículo conducido por su hermano. Según su familia, recibió una bala disparada por un soldado estadounidense desde un convoy de tres vehículos militares.

Durante los últimos días, la familia ha proporcionado nuevos detalles sobre el drama.

"Conducía cuando escuché un ruido seco. Mi hermano se desplomó. Yo ignoraba incluso quién había tirado puesto que estábamos ligeramente por encima de los estadounidenses. Luego vi la sangre correr", recuerda Abdel Jabbar.

La policía bloqueó la ruta y luego regresó la patrulla estadounidense. "Dos o tres soldados descendieron, vieron a mi hermano muerto y dijeron simplemente: "lo sentimos", luego una ambulancia iraquí se llevó el cadáver".

Llamado a Suiza

Los deudos de la víctima exigen justicia. "Es necesario que los culpables comparezcan ante la justicia y que el ejército estadounidense pague el precio de la sangre derramada", afirmó Abdel Rahmane, padre de Salah Jmor.

La esposa del difunto -y madre de tres menores-, que vive en Suiza desde 1990 y posee la nacionalidad helvética, tiene la intención de pelear hasta las últimas consecuencias. Con ese afán, lanzó un llamado a las autoridades suizas.

"No cuento con las autoridades iraquíes que están en las manos del presidente George Bush. Tengo confianza en el gobierno suizo puesto que (Suiza) es el país de los derechos humanos y de la justicia. Le pido que obtenga justicia de Estados Unidos para mi marido y mis hijos", declaró Taban Jmor.

Comprometido con la causa kurda, Salh Jmor había publicado diversas obras sobre el tema. Opuesto a la intervención estadounidense en Irak, habría sido considerado para formar parte del gobierno kurdo iraquí, de acuerdo con una persona cercana al presidente del Kurdistán iraquí, Massoud Barzani, citado por la prensa suiza de expresión alemana.

swissinfo y agencias

Contexto

De origen kurdo-iraquí, Salah Jmor vivía desde hace 25 años en Suiza.
Contaba con un Doctorado del Instituto de Altos Estudios Internacionales de Ginebra.
Desde hacía cinco años era miembro del Partido Socialista de Ginebra.
Dirigía su propia empresa en Ginebra: Jmor Business&Consulting.
Comprometido con la causa kurda, publicó 'El origen de la cuestión kurda', en las ediciones 'L'Harmattan'.
También es autor de una tesis intitulada 'El asunto del Kurdistán en las relaciones internacionales 1914-1925'.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo