Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"Menos armas de fuego, menos suicidios"

En Suiza, muchos miembros del Ejército conservan sus armas en casa

(Keystone)

Los médicos suizos consideran que es su deber defender la iniciativa popular ‘Sí a la protección contra la violencia de las armas'. Para ellos, cada vida humana que se pierde es una demasiado.

El próximo 13 de febrero, la población suiza decide en las urnas si las armas militares pueden seguir guardándose en la despensa de los hogares.



















El gremio médico no suele involucrase en la política. Sin embargo, en este caso se ha manifestado sobre la iniciativa que se vota el próximo 13 de febrero, ya que más del 90% de todas las muertes por armas de fuego en Suiza son suicidios.

"Se trata de una cuestión de salud pública, de la prevención del suicidio, que para el cuerpo médico es una preocupación muy importante”, dice Jacques de Haller, presidente de la Federación de Médicos Suizas (FMH).

Para los médicos, el tema no es político, subraya de Haller. “El Comité de Apoyo de la iniciativa está muy por encima de las posiciones políticas. En la asamblea de delegados de la FMH se ha escuchado tanto a miembros del comité de la iniciativa como a los opositores, se ha debatido y al final se ha decidido. “Uno de los principales objetivos de nuestra profesión es proteger la vida“.

Por consiguiente, el compromiso del gremio médico también puede interpretarse como una ampliación del juramento hipocrático, el cual obliga a esta profesión a preservar la vida humana.


“Una actividad fundamental del cuerpo médico es curar a las personas depresivas, acompañarlas y, por cierto, evitar la muerte. Es parte de nuestra labor”, según de Haller.

Experiencias terribles

Este médico sabe de lo que habla. En su trabajo de varios años en Ginebra ha estado confrontado con suicidios por arma de fuego. “Uno de mis primeros certificados de defunción como médico de atención primaria, hace 20 años, fue un suicidio con arma de fuego. Las circunstancias de este caso fueron terribles”, refiere.

Este hecho, continúa, le consternó, y como él, a otros médicos. “Esta situación es terrible. Y si uno puede evitar que ocurra en Suiza unas 100 veces al año, por supuesto hay que hacerlo”.

Leyes más rigurosas, menos suicidios

Por cierto, el número de suicidios y muertes por arma de fuego se ha reducido en Suiza en los últimos 10 años. Hoy, más personas ponen fin a su existencia con sustancias tóxicas y medicamentos. Sin embargo, justamente entre los hombres jóvenes, las armas todavía son un medio preferido para quitarse la vida, según el presidente de la FMH.

Pero las cifras también muestran que menos armas significan menos suicidios, apunta de Haller. “Lo que sabemos de otros países como Inglaterra, Escocia, Australia, Canadá es que cuando las leyes respecto a las armas de fuego son más rigurosas, baja la tasa de suicidios con armas de fuego, y con ello, el número de suicidios”.

¿Cuál es el valor de una vida humana?

Jacques de Haller está convencido de que si las armas (sobre todo las de fuego) se depositaran sistemáticamente en un arsenal, como pide la iniciativa, se aumentaría la seguridad.

"No disminuiría la criminalidad, pero esto tampoco es el objeto de la iniciativa. Pero mejoraría la seguridad en lo que concierne los riesgos de suicidio y de violencia doméstica."

Con esta declaración, de Haller se refiere igualmente a un argumento de la oposición: esta enfatiza que con el almacenamiento de armas militares en un arsenal, la iniciativa ocasionará costos millonarios adicionales. “No podemos comparar el precio de decenas de vidas con algunos de francos por año.”

Contra los crímenes pasionales

Para la FMH, el argumento de que la iniciativa es demasiado estricta con el deporte de tiro tampoco no es válido. “En la iniciativa se ha previsto que personas que usan armas para actividades deportivas o la caza puedan conservarlas sin problema”.

"Para nosotros, es importante limitar el acceso a un arma. Pensamos sobre todo en las personas que atraviesan un momento difícil de su vida y se dicen: 'ya no puedo más'. Si el arma se encuentra en el armario o en el pasillo, simplemente la usan. Pero si no la tienen al alcance, y esto se ha demostrado, no lo hacen. Y de esta manera se salvan vidas”.

Como ejemplo de los efectos positivos de la prevención, de Haller menciona  la plataforma a lado de la Catedral de Berna, en el centro histórico de la ciudad, donde se colocaron redes en 1998. Desde entonces no se han registrado más suicidios.


"El puente de Kirchenfeld se encuentra a poco más de 100 metros de la Catedral. Sin embargo, la gente no iba hasta el puente para lanzarse. Lo que demuestra que simplemente no utiliza otro método”.

CAUSAS DE MUERTE

2008: Según la Oficina Federal de Estadística, 259 personas perdieron la vida por armas de fuego; de ellas, 239 se suicidaron.  

La mayoría eran hombres. Entre las víctimas se registraron 13 mujeres.

  
Desde 1998, el número de muertes por armas de fuego se ha reducido apenas a la mitad . En ese entonces fueron 466 personas, de las cuales 413 se suicidaron.

  

En cambio, en el mismo periodo, el número de suicidios con sustancias tóxicas y medicamentos casi se ha duplicado. En 2088, 395 personas se mataron de esta forma.

2008: en total 1.313 personas se quitaron la vida. 

Fin del recuadro

NO TODOS A FAVOR

En 2009, los delegados de la FMH pronunciaron claramente a favor de la iniciativa.

  

Sin embargo, no todos sus miembros la respaldan . Dos tercios reaccionaron negativamente a un correo electrónico en el cual la FMH pedía a sus miembros que apoyaran la iniciativa.

Entre quienes se oponen figura tambiém el vicepresidente de la FMH, Ignazio Cassis, diputado por el Partido Liberal Radical.

Fin del recuadro

LO QUE BUSCA LA INICIATIVA

- Justificación de la necesidad y la aptitud para la posesión de un arma.

- Prohibición de la adquisición privada de armas de fuego automáticas y de los llamados "Pump Actions".

- Almacenamiento de las armas de ordenanza en un arsenal y no en casa.

- Creación de un registro nacional de armas de fuego.

Fin del recuadro


(Traducción, Rosa Amelia Fierro), swissinfo.ch


Enlaces

×