Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Batalla fratricida por un puesto en el Gobierno

Pascal Couchepin anunció el 12 de junio su retiro para finales de octubre.

(Keystone)

Los liberales-radicales y los demócrata-cristianos se disputarán el sitio del ministro dimisionario Pascal Couchepin. Una lucha fratricida, que entraña el riesgo de debilitar aún más a los dos partidos del centro, en declive desde más de diez años.

Pascal Couchepin, que dejará el Consejo Federal (Gobierno) a finales de octubre, formaba parte del gabinete desde el 3 de marzo de 1998.

La elección del político radical del Valais había sido casi evidente: durante los años pasados en el Parlamento, había pulido su perfil de heredero incontestado del ministro saliente, Juan-Pascal Delamuraz (Vaud).

Por otra parte y en ese tiempo, la política suiza vivía aún bajo el régimen de la famosa "fórmula mágica" que regulaba la distribución de los puestos en el Ejecutivo nacional desde 1959: dos para los radicales (convertidos en liberales-radicales, o PLR), dos para los demócrata-cristianos (PDC), dos para los socialistas (PS) y uno para la Unión Democrática del Centro (UDC, derecha agraria convertido en conservadora). En caso de retiro de uno u otro consejero federal, el Parlamento elegía casi automáticamente a un representante del mismo partido.

Pero el tablero político suizo sufrió un pequeño terremoto cuyas ondas se resienten aún ahora como lo prueba la batalla por la sucesión de Pascal Couchepin. Tan pronto como su dimisión fue anunciada, distintas formaciones se pusieron en movimiento para obtener la sede vacante, y el final de la carrera parece más dudoso que nunca.

El final de la estabilidad

Parece sin embargo realista apostar por un escenario final para la elección del próximo 16 de septiembre con dos aspirantes: el PLR, que va a defender su puesto gubernamental y el PDC, que quiere recuperar su segundo asiento, perdido en 2003. Después de un largo período de tregua aparente entre los dos partidos del centro derecha, la batalla que había señalado el nacimiento de la Suiza moderna se encuentra así reactivada.

En 1848, las fuerzas progresistas radicales habían vencido y monopolizado luego al Gobierno durante cuarenta años, sin admitir rivales conservadores (antepasados del PDC) hasta1891. Después, los dos partidos dominaron juntos la política federal durante todo el Siglo XX, a pesar de la entrada al Ejecutivo de la UDC (en 1929) y más tarde, del PS (en 1943).

Pero desde hace más de una década, empieza el declive de los radicales y demócrata-cristianos. Y coincide con el espectacular avance de la UDC, que se ha convertido en la primera fuerza política nacional. El ex-partido de los campesinos se ha desplazado hacia posiciones ultranacionalistas, haciéndose de los votos de las dos formaciones centristas. En 2003, la UDC quitó al PDC su segundo sitio gubernamental, rompiendo así la "fórmula mágica".

El final de este largo período de estabilidad política abrió la vía a una serie de cambios de alcance histórico: dos ministros no fueron reelectos: (Ruth Metzler, PDC, en 2003 y Christoph Blocher, UDC, en 2007) y otros dos ministros cambiaron de partido en curso de legislatura (Samuel Schmid y Eveline Widmer-Schlumpf, tránsfugas de la UDC en 2008). Este año, por primera vez en la historia, el Consejo Federal incluye representantes de cinco partidos.

Reivindicaciones matemáticas

"En 2003, se rompió un tabú del sistema político suizo y comenzó una nueva fase de competencia entre los partidos. Durante estos últimos años, las principales fuerzas nacionales no lograron encontrar un consenso y hoy, la regla principal de las elecciones para cada partido consiste en obtener una mayoría de votos para hacer ganar a su candidato", analiza Georg Lutz, politólogo a la Universidad de Lausana.

En este contexto se enfrentan los dos partidos del centro derecha: mientras que el PLR reivindica el sitio de Pascal Couchepin sobre la base del mayor número de votos obtenidos en las elecciones de 2007, el PDC hace valer un mayor número de representantes en las Cámaras federales, contando también los escaños de los dos pequeños partidos incluidos en su grupo parlamentario.

"Estos cálculos se vuelven cada vez más insoportables. En vez de reivindicar su derecho a una sitio con base en puntos porcentuales de más o de menos, los partidos deberían justificar sus aspiraciones con un programa político y explicar con qué representante y cómo piensan dirigir al país", considera a Georg Lutz.

Antiguas rivalidades

La batalla se hizo ardua con los primeros ataques lanzados por una y otra parte a los papables del campo opuesto. Finalmente esta lucha entraña el riesgo de debilitar aún más aún al centro político suizo y favorecer las fuerzas de derecha e izquierda que no tienen la intención de ofrecer "gratuitamente" su apoyo el 16 de septiembre.

La situación es, en parte, paradójica: los dos partidos más cercanos entre sí en el tablero político, que votan casi siempre de la misma forma, ya no consiguen hallar un terreno de entendimiento. "Se enfrentan mientras que deberían más bien encontrar una plataforma común para recuperar el terreno cedido a los polos de derecha e izquierda", destaca el politólogo de Lausana.

Considera que hoy todavía, las tensiones existentes entre el PLR y el PDC y que remontan a hace más de un siglo: "incluso si ambos se dirigieron hacia el centro, permanecen separados por diferencias culturales y religiosas que remontan a una época muy lejana. En numerosos cantones como el Tesino y el Valais, por ejemplo, un acercamiento entre estas dos fuerzas históricas parece aún impensable", concluye a Georg Lutz.

Armando Mombelli, swissinfo.ch
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

GOBIERNO 1959-2009

1959-2003
Es la era de la "fórmula mágica": dos lugares para el PLR, dos al PDC, dos al PS y uno a la UDC.

2003
El 10 de diciembre el Parlamento elige al representante de la UDC en la persona del industrial multimillonario Christoph Blocher, en lugar de la consejera federal demócrata-cristiana Ruth Metzler.

2004-2007
El Consejo Federal está formado por dos PLR, dos UDC, dos PS y un PDC.

2007
El 12 de diciembre el Parlamento no prorroga el mandato del consejero federal UDC Christph Blocher y elige en su lugar a su camarada de partido, Eveline Widmer-Schlumpf.

2008
Irritada por la no reelección de Christoph Blocher, la UDC arguye injusticia y pasa a la oposición, no reconociendo ya sus dos ministros, Samuel Schmid y la recién llegada Eveline Widmer-Schlumpf. Ambos dejan el partido para entrar en el "Partido Burgués Democrático" (PBD) recientemente fundado.
La nueva composición del Gobierno es la siguiente: dos PLR, dos PBD, dos PS y un PDC.

El 10 de diciembre, el Parlamento elige al sustituto del dimisionario Samuel Schmid, en la persona del presidente de la UDC Ueli Maurer , cuyo partido recupera así uno de los dos asientos perdidos.

2009
El Consejo Federal está formado ahora por dos PLR, dos PS, un PDC, un UDC y un PBD.

El 16 de septiembre próximo, el Parlamento deberá designar al sucesor del PLR Pascal Couchepin.

Fin del recuadro

FUERZAS POLITICAS EN 2009

UDC: 65 curules, es decirt 28,9% de los sufragios en las legislativas de 2007
PS: 51 curules (19,5%)
PLR: 47 curules (17.7%)
PDC: 47 curules (14,5%) pero 52 si se tiene en cuenta los partidos menores englobados en el grupo parlementario
Verdes: 24 curules (9,8%)
PBD: 6 curules

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×