Navigation

Skiplink navigation

Cómo la empresa privada financia la ayuda al desarrollo

Cultivos de cacao en Indonesia. Suiza financia el programa a través de una asociación con grandes empresas. Foto de una formación durante la cual las campesinas aprenden a cultivar mejores plántulas. Scpp-swisscontact

La nueva estrategia de cooperación internacional de Suiza pretende involucrar más a la empresa privada en la ayuda al desarrollo. ¿Cómo funcionan estas asociaciones entre los sectores público y privado?

Este contenido fue publicado el 30 septiembre 2020 - 09:21

En la nueva Estrategia 2021-2024 de cooperación internacional, los proyectos cofinanciados representan actualmente el 5%. Suiza se ha fijado como objetivo duplicar esta proporción en el plazo de cuatro años, lo que implica movilizar recursos adicionales. Está claro que para alcanzar los 17 objetivos de desarrollo sostenible previstos en la Agenda 2030 se requiere más dinero.

“La cuestión central son los puestos de trabajo”, explica Georg Farago, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores. “En los países en desarrollo, nueve de cada diez empleos son creados por el sector privado. No hay salida de la pobreza sin unos ingresos regulares y sin trabajo”. Por esta razón el sector privado tiene un papel clave en la cooperación internacional.

Según la nueva directora de la Agencia Suiza de Cooperación Internacional (COSUDE), Patricia Danzi, la participación de la empresa privada en la cooperación internacional es una necesidad para los propios países en desarrollo, que no quieren depender eternamente de ayudas. “Si implicamos a la empresa privada, estas soluciones seguirán existiendo una vez que termina una intervención de apoyo”, explica Georg Farago.

Un niño es vacunado contra la polio en Papúa Nueva Guinea. La Alianza GAVI es una asociación público-privada entre el Banco Mundial, la OMS, Unicef, la Fundación Bill y Melinda Gates, los países donantes, los países en desarrollo, la empresa privada y las organizaciones de investigación. Keystone / Gavi/brendan Esposito

¿Cómo funcionan los modelos de financiación?

La participación de la empresa privada en la ayuda pública al desarrollo es una tendencia global.

Las mentes brillantes de diferentes disciplinas llevan cavilando desde hace mucho tiempo sobre cómo dejar atrás los viejos patrones y generar más justicia. Una de ellas es Fritzt Brugger de NADEL, el Centro para la Cooperación y el Desarrollo de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich.

“En grandes líneas, podemos dividir la movilización de fondos privados en tres categorías”, explica:

  • inversiones directas en forma de préstamos y participación en el capital propio
  • garantías y seguros
  • pagos basados en los resultados obtenidos.

Según Georg Farago, además de los modelos clásicos en los que COSUDE financia y lleva a cabo un proyecto en colaboración con socios privados, existen proyectos de financiación combinada o mixta (blended finance). Se trata de utilizar estratégicamente fondos públicos para impulsar la inversión privada. “El principio fundamental de la financiación mixta es respaldar las inversiones que son eficientes, pero generalmente no atraen a los inversores”, explica Farago.

Ejemplo 1: Comité Internacional de la Cruz Roja

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) recurre también a asociaciones o Partenariados Públicos Privados (PPP) –que denomina Humanitarian Impact Bond– para financiar los centros de rehabilitación para heridos de guerra. Lo hace en asociación con inversores privados. “No podemos hacerlo solos, necesitamos la ayuda del sector privado y nuevos socios”, tal y como explica en el siguiente vídeo.

Contenido externo

¿Cómo funciona? Los fondos privados sirven para crear infraestructuras. Auditores independientes se encargan de evaluar el impacto. Al cabo de cinco años, los denominados outcome funders, es decir, los financiadores de resultados, ayudan al CICR a reembolsar a los inversores, en función del éxito del proyecto, o sea, de si el CICR ha conseguido ayudar a la población. El proyecto puede generar beneficios para los inversores – o pérdidas. Lo que aportan los outcome funders son donativos. Suiza aporta 10 millones de francos al Humanitarian Impact Bond.

“Para mí, esta idea es revolucionaria”, dice el profesor Raymond Saner, exdelegado del CICR y cofundador del Centro para el Desarrollo Socio-Eco-Nómico (CSEND) en Ginebra. “Nunca he oído que un inversor privado tenga interés en algo semejante, tal vez como donante, pero no como proveedor de capital para hospitales.

Esto solo es posible porque, gracias a fondos públicos, el CICR puede garantizar a las empresas cierto retorno de la inversión por el riesgo que implica participar en un proyecto humanitario”.

Ejemplo 2: Bancos de Desarrollo

Otro ejemplo de cómo los Estados pueden movilizar fondos privados son los bancos de desarrollo multilaterales. Se trata de bancos cooperativos fundados por los Estados que conceden préstamos a los países en desarrollo, algo que la banca “normal” rechazaría debido al riesgo inherente.

Para refinanciar los préstamos, los bancos de desarrollo – que tienen buenas calificaciones gracias a los países fundadores ricos que les cubren las espaldas – recaudan grandes cantidades de fondos en los mercados internacionales de capital. Así, gracias al dinero público, se pueden generar más fondos privados también en este caso.

Suiza es miembro de varios bancos de desarrollo y tiene una influencia relativamente importante.

Cómo se podría hacer mejor: “People first”

Sin embargo, la participación de la empresa privada en la cooperación al desarrollo no está exenta de polémica. Varios países donantes han tenido experiencias de todo tipo. “Al principio, con los PPP se trataba sobre todo de value for money. Los inversores querían conseguir beneficios”, explica Raymond Saner. Y a veces esto llevó a la corrupción, o sencillamente a proyectos de infraestructura sin objetivos creíbles.

Por esta razón ahora se contemplan nuevas formas de partenariados entre los Estados y la empresa privada. La Comisión Económica para Europa de la ONU (CEPE/ONU) ha desarrollado el concepto People First Public Private Partnership (PfPPP). La idea es que los PPP sean incluidos en los objetivos de la Agenda 2030, es decir, que constituyan también una inversión social y ecológica.

Raymond Saner, que es miembro de la oficina de la CEPE, lo explica: “Ahora habrá además un ‘valor para la sociedad y las personas’, lo que significa que los proyectos de infraestructura PfPPP tienen que aportar beneficios a la sociedad y al medioambiente”.

Evaluaciones en parte secretas

Pero, ¿cómo asegurarse de que los proyectos beneficien realmente a la gente y que el people first no sea una mera cortina de humo. “Haciendo evaluaciones”, responde Raymond Saner.

Suiza encarga a expertos independientes la evaluación de los proyectos que financia en función de los criterios de la OCDE. El Gobierno informa al Parlamento sobre la eficacia de los programas. Según Georg Farago, COSUDE prevé además una extensa evaluación institucional de la participación del sector privado en el periodo 2021-2022.

“Pero hasta ahora no he visto muchas de estas evaluaciones”, dice Raymond Saner.

No es obligatorio hacer públicos los resultados de estas evaluaciones. “En general, las evaluaciones de los proyectos son solo esporádicas”, señala el profesor Saner. “Y sin evaluaciones sistemáticas, no está claro qué enseñanzas se pueden rescatar de los grandes proyectos que cofinancia Suiza”.

¿Cuál ha sido un éxito? ¿Qué se puede mejorar?

“Estas preguntas siguen sin respuesta”, sentencia Saner.

La ONU critica la nueva estrategia de Suiza

El relator especial sobre el derecho al desarrollo de Naciones Unidas se muestra preocupado por la nueva estrategia 2021-2024 de Suiza en materia de cooperación internacional.

En un informe critica que Suiza incluya los gastos del apoyo a los solicitantes de asilo en la partida de presupuesto destinada a la cooperación al desarrollo. De esta manera, los medios efectivamente destinados a los países en desarrollo se reducen a alrededor del 0,4% del PIB, señala el relator.

Su temor es también que Suiza quiera vincular la ayuda al desarrollo a sus propios intereses a largo plazo. Esto sería un cambio de dirección respecto al objetivo anterior, que era luchar contra la pobreza.

End of insertion

Traducción del alemán: Belén Couceiro 

Compartir este artículo