Es demasiado pronto para relajar restricciones

Daniel Koch, responsable de Epidemiología de la OFSP (der) insistió este sábado (04.04), en conferencia de prensa en Berna, en la necesidad de mantener la distancia social para evitar contagios de coronavirus. Keystone

Aún no se ha alcanzado el pico de las infecciones por coronavirus en Suiza y es demasiado pronto para relajar las restricciones, advirtió este sábado el responsable de Epidemiología de la Oficina de Salud Pública, Daniel Koch. Mientras tanto, casi una cuarta parte de la población está en desempleo parcial.

Este contenido fue publicado el 04 abril 2020 - 15:27
swissinfo.ch/jc

Koch recordó que las medidas del Gobierno tenían como objetivo aplanar la curva de infecciones y proteger a los grupos vulnerables, especialmente las personas mayores de 65 años y / o con problemas de salud existentes. “Estas son las personas que aumentan la presión en nuestros hospitales y en el sistema de salud y que deben temer por sus vidas”.

Indicó que actualmente, hay 345 pacientes bajo respiración artificial y que un 2,6% del personal hospitalario ha sido contagiado.

Contenido externo

Insistió en que es “responsabilidad de todos” proteger a las personas vulnerables, e instó a toda la población a permanecer en casa. Puntualizó que es posible dar pequeños paseos en solitario, salir al balcón o al jardín, pero advirtió que deben evitarse los sitios que pudieran resultar concurridos como los parques o las orillas de los lagos.

Precisó que el rango de edad de los fallecidos era de 32 a 101 años, la edad promedio de 83, y que el 6 % tenían menos de 65 años.

El 97% de los pacientes que perecieron había sufrido al menos una enfermedad previa, y las tres más frecuentemente fueron hipertensión arterial (69%), problemas cardiovasculares (55 %) y diabetes (29%).

El número total de pruebas de coronavirus realizadas hasta la fecha es de 153 440, de las cuales el resultado fue positivo en el 15%.

Poco tiempo de trabajo

Casi una cuarta parte de la población activa suiza (1,3 millones de personas) se encuentra actualmente en desempleo parcial, indicó por su parte la directora de la Secretaría de Estado de Asuntos Económicos (SECO), Marie-Gabrielle Ineichen-Fleisch.

En el cantón del Tesino, donde se han presentado alrededor de 8 000 solicitudes de trabajo parcial cada semana, la tasa alcanza un 40%, dijo.

A pesar de las medidas gubernamentales que incluyen 62 000 millones de francos en ayuda económica, reiteró que la economía suiza no saldrá ilesa de la crisis.

“Para las autoridades, lo importante por el momento es garantizar los salarios de los empleados y evitar quiebras comerciales. Es muy difícil decir hoy cómo y cuándo tendrá lugar la recuperación”, admitió.

Las autoridades se están preparando para salir de la crisis y para ello SECO y la Oficina Federal de Salud Pública estudian diversos escenarios.

SECO monitorea la situación de cerca, señaló y mencionó a guisa de ejemplo una teleconferencia que tuvo esta semana con el sector turístico.

“Mantendremos contactos regulares, para que podamos preparar lo que sea necesario cuando llegue el momento”, enfatizó.

Protección Civil

En la conferencia de prensa de este sábado participó también Christoph Flury, vicedirector de la Oficina Federal de Protección de la población, quien indicó que en todos los cantones participan actualmente 5 000 elementos de Protección Civil.

Sus tareas responden a las necesidades precisas de cada región, dijo, y su actividad tiene lugar bajo un esquema de rotación y reemplazos.

Su prioridad es prestar apoyo en hospitales, instituciones para personas mayores y ayuda a domicilio de personas vulnerables, pero también colaboran en los centros de diagnóstico que empezaron a funcionar en el país desde el automóvil, los llamados drive-in.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo