Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades



Los suizos en el extranjero pueden captar las transmisiones de la SRG SSR vía satélite con la compra de una carta de acceso que cuesta 120 francos anuales.

Los suizos en el extranjero pueden captar las transmisiones de la SRG SSR vía satélite con la compra de una carta de acceso que cuesta 120 francos anuales.

(AFP)

El “sí” masivo de los suizos en el extranjero a la Ley sobre Radio y Televisión abre ciertos interrogantes sobre la legitimidad de hacer votar a los ciudadanos expatriados sobre temas que no les afectan directamente; en este caso, porque no deben pagar el canon. Una polémica artificial según el politólogo y geógrafo Michael Hermann.

Raramente un escrutinio se definió en Suiza por una diferencia tan exigua de votos. Al final, los frentes en favor del “sí” y del “no” se distanciaron por apenas 3 696 papeletas, menos del 0,2 % del electorado.

Sin los votos de los suizos que residen en el extranjero el texto no hubiera sido aprobado, según el cálculo efectuado en diez cantones en los cuales los votos de los ciudadanos expatriados son contabilizados en forma separada, en una especie de circunscripción aparte.

La diferencia entre el voto de los residentes y el de los expatriados es significativa. En el cantón de Zúrich, por ejemplo, la revisión de la ley obtuvo solo el 47,9% de los votantes y fue rechazada. Si se tiene en cuenta solo el voto de los expatriados, el texto, en cambio, fue aceptado con una proporción del 63,2% (4 470 “sí” contra 2 600 “no”).

Diferencias similares se registraron también en Lucerna, Argovia, San Gall, Turgovia, Uri, Valais, Basilea-Ciudad, Friburgo y Vaud.  En todos estos cantones, los suizos en el exterior aprobaron la nueva ley. Según el resultado total definitivo el texto fue aceptado solo en tres de los mismos (Vaud, Friburgo y Basilea-Ciudad)

¿Por qué un sí tan masivo?

Autor de un estudio (2012) sobre el comportamiento del voto de los suizos en el exterior, Michael Hermann no se sorprende por el “sí” tan masivo de los expatriados hacia la Ley de la Radio y la Televisión.

 “Son más progresistas que la media” subraya Hermann.

Para Jacques-Simon Eggly, jugó tal vez un aspecto de identidad:” Los suizos en el exterior están acostumbrados a los canales de la Sociedad Suiza de Radio y Televisión SRG SSR como vínculo con el país; tal vez tuvieron la impresión que la SSR era atacada”.

Fin del recuadro

Entre los suizos afincados en el extranjero, en esos 10 cantones el “sí” obtuvo 19 947 votos, mientras que el “no” 11 708, según el cálculo realizado por los periódicos ‘Tages Anzeiger’ y ‘Der Bund’. Una diferencia de 8 239 sufragios que contribuyó al resultado positivo a nivel nacional.

No es la primera vez que esto sucede. En el 2009, la introducción del pasaporte biométrico fue aceptada con solo 5 000 votos de diferencia, mientras que en el 2002 la iniciativa popular “contra el abuso del derecho de asilo” fue rechazada con poco más de 4 000 sufragios. En ambos casos el voto de los suizos en el extranjero -tendencialmente más favorable al primer objeto de votación y contrario al segundo- hizo inclinar la balanza.

Derecho de voto en tela de juicio

En esta ocasión, el resultado produjo un cierto malestar entre quienes se oponían a la ley. A través de Twitter, por ejemplo, un periodista del semanario de tendencia conservadora ‘Weltwoche’, afirmó que los suizos que residen en otros países “no deberían tener el derecho de voto sobre objetos/impuestos” que tocan solamente a los que viven en la Confederación. “No puede ser -insiste en otro tweet- que los suizos en el exterior impongan nuevos impuestos a los residentes. Hay una urgente necesidad de reforma”.

Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Al no vivir en Suiza, los expatriados no deben pagar la tasa Radio-TV. Pueden sin embargo, aprovechar los programas televisivos de la SRG SSR tramitando una carta Sat Access, para lo cual deben pagar una contribución anual de 120 Frs (que no incluye el IVA, variable entre el 9 y el 20% según el país; más 60 francos del costo de la carta).

La consejera nacional del cantón de Zúrich, Natalie Rickli, de la Unión Democrática de Centro (UDC, derecha conservadora), que estuvo en primera línea en la campaña contra la Ley sobre la Radio y Televisión, se manifestó “molesta por el hecho que personas que no deben pagar puedan tener una voz en el capitolio”.

Interpelada por swissinfo.ch, Natalie Rickli afirma sin embargo, que no quiere poner en discusión el derecho del voto de la V Suiza. “No es necesario cambiar esto”, subraya.

“¿Por qué los pelirrojos no?”

Para el politólogo y geógrafo Michael Hermann estas críticas no tienen ningún sentido. Siguiendo el mismo razonamiento, “entonces el que no paga un impuesto patrimonial, no debería, por ejemplo, poder votar sobre un objeto en relación a este tipo de tasa”. Prácticamente para cada tema que se vota –prosigue Hermann- hay categorías de gente que no está directamente implicada.

Cuando un escrutinio se juega por tan poca diferencia se podría encontrar cualquier grupo “responsable” por el resultado de la votación. “Podrían ser los pelirrojos” los que modificaran la balanza, señaló irónicamente en las columnas del ‘Bund’ y del ‘Tages Anzeiger’ Ariane Rustichelli, codirectora de la Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE).

Si se habla de los suizos expatriados en particular es, simplemente, porque para esta categoría específica de votantes hay datos disponibles, explica Hermann.

El presidente de la OSE, Jacques-Simon Eggly, por su parte, espera que la mini polémica quede lo antes posible en el olvido, mucho más si se considera que “se busca estimular a participar en las votaciones a los suizos en el exterior”. “Estas reticencias existen desde el inicio”, agrega Eggly. “Todavía hoy no han desaparecido totalmente, aunque no hay ningún político que las exprese. Por suerte, la mayoría de los ciudadanos considera como una cuestión positiva la participación de los suizos en el extranjero en la vida política”.

Voto electrónico

En ocasión del sufragio federal del 14 de junio del 2015, los suizos en el extranjero inscritos en los padrones electorales pudieron votar electrónicamente en 14 cantones.

De casi 200 000 ciudadanos (entre los cuales 100 000 suizos expatriados) que hubieran podido votar por Internet, 28 860 usaron este medio. Entre los suizos expatriados que votaron, un 60% lo hizo electrónicamente.

Fin del recuadro


Traducido del italiano por Sergio Ferrari

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×