Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Hacer de los países del Sur parte de la solución



Somalia, un claro ejemplo donde la ayuda no llega tan fácilmente como se quisiera.

Somalia, un claro ejemplo donde la ayuda no llega tan fácilmente como se quisiera.

(Reuters)

Hambre, guerras, catástrofes: La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) se encuentra ante grandes retos a medio siglo de su creación.

Su director, Martin Dahinden, explica la colaboración con empresas multinacionales de cara al futuro.

swissinfo.ch: ¿Qué le provocan las terribles escenas del hambre en Somalia?

Martin Dahinden: Me estremece lo que sucede en el Cuerno de África. Al saber que hay gente que muere en el camino para llegar a los puntos de ayuda, pienso en lo difícil que es lograr pequeñas contribuciones para que llegue realmente la ayuda de emergencia a donde se requiere.

swissinfo.ch:¿Qué hace concretamente la COSUDE ante ese hecho?

M.D.: Ver soluciones es una cosa, pero otra es la de procurar que esas soluciones se apliquen. Suiza, fiel a su tradición humanitaria, está comprometida con esa tarea, pero nuestros medios por sí solos no alcanzan para cubrir la enorme necesidad en esa región.

A esto se suma que debemos reflexionar, más allá de la ayuda inmediata, cómo limitar las razones de esa emergencia, sobre todo los conflictos en la región. Debemos procurar que la gente tenga trabajo e ingresos para vencer la crisis.

swissinfo.ch: ¿Qué hace Suiza en Somalia?

M.D.: Realiza algunos proyectos propios y apoya a organizaciones internacionales, sobre todo al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y también a la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y al Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR), que intentan en condiciones extremadamente difíciles proteger a la gente y rendir un oportuno trabajo in situ.

swissinfo.ch: La COSUDE quiere intensificar su colaboración con consorcios. ¿Con cuáles?

M.D.: Vivimos en un mundo globalizado, que cambia drásticamente de modo constante. En ese marco se presentan nuevas exigencias a las que queremos hacer frente con nuevas formas de colaboración.

En este contexto de transformación se encuentran países como India y China, que en la colaboración al desarrollo global adquieren mayor peso.

En el sector privado, trabajamos con empresas suizas activas a escala internacional, como por ejemplo, Novarits, Nestlé o Zurich Financial.

swissinfo.ch: ¿Cómo la COSUDE se beneficia de esa cooperación?

M.D. Fundamentalmente es un interés mutuo. Las empresas multinacionales proporcionan capacidades y conocimientos que nos resultan interesantes y que de lo contrario no tendríamos, como es el caso en el sector de los seguros.

La contribución de COSUDE se asienta en nuestro conocimiento preciso sobre la situación del lugar y de la gente que vive en la pobreza. Así se conforma esta tarea conjunta.

swissinfo.ch: Ilustre esta colaboración con un ejemplo.

M.D.: Muchas veces no se producen actividades económicas que produzcan ingresos a causa del gran riesgo que corren las personas concernidas. Un ejemplo: la perdida de una cosecha. En los países del Sur, en ese ámbito no había ninguna solución que cubriera las pérdidas imprevistas.

En ese sector hemos cerrado un acuerdo con el Zurich Financial Services. Intentamos desarrollar soluciones ante riesgos específicos que sean accesibles para el campesino. Para eso se requieren condiciones válidas para esta gente y no aquellas diseñadas para los grandes mercados de los seguros. No se trata de vender soluciones que ya existen.

Queremos ayudar a generar actividades económicas que creen trabajo e ingresos a la gente.

swissinfo.ch: ¿También rentables para la aseguradora?

M.D.: Sí, por supuesto. Debemos hallar soluciones que sean autosostenibles para poder retirarnos una vez en marcha. La idea no es nueva; ya se produjeron este tipo de modalidades en la Edad Media, cuando se crearon los primeros seguros en tiempos en que, por ejemplo, un naviero cargaba solo con un gran riesgo al tener solo una nave. Así surgieron formas de asegurarse para poder salir adelante en caso de daños.

Actualmente ese mismo concepto puede cumplir un papel determinante en la vida de las personas muy pobres, que pueden verse gravemente afectadas con un imprevisto en su actividad productiva.

swissinfo.ch: ¿Hay reglas a las que deben alinearse esas multinacionales que participan en la ayuda al desarrollo helvética?

Sí. No trabajamos con aquellas que lastimen los derechos laborales y humanos. Además participamos en iniciativas internacionales cuyas líneas directrices regulan la sostenibilidad, el comercio con responsabilidad social y la defensa de los derechos humanos.

La más importante de estas iniciativas es la denominada ‘Global Compact’ de la ONU, al que se han aunado muchas empresas multinacionales, comprometidas así automáticamente a una cierta observación de su proceder.

swissinfo.ch: Para el futuro, ¿qué cambiará en la colaboración al desarrollo?

M.D.: El mundo cambia y con ello también el tema de la pobreza. Debernos trabajar con mayor intensidad bajo condiciones difíciles, caracterizadas por conflictos. La lucha contra la pobreza en las regiones afectadas con este tipo de tensiones se ha vuelto casi imposible en los últimos años.

Y debemos enfocarnos también a los nuevos temas globales: cambio climático, migración mundial, seguridad alimentaria, escasez de recursos, como el del agua limpia. Problemas que resulta casi imposibles de solucionar con proyectos aislados in situ. Por ello continuaremos comprometidos en el marco de la ayuda al desarrollo multilateral.

Pero no todo resultará nuevo, puesto que la COSUDE desde sus inicios, se ha caracterizado por ser una institución innovadora y creativa que  trabaja de forma estrecha con la población afectada y comprende los problemas locales. Ese principio seguirá siendo básico.

Martin Dahinden

El embajador nació en 1955 y dirige la COSUDE desde mayo de 2008.

Anteriormente fue director de recursos y red exterior del Ministerio de Exteriores de Suiza y director del Centro de Ginebra para el Desminado Humanitario.

Licenciado en Administración de Empresas, ha ocupado varios puestos en el servicio diplomático.

Fin del recuadro

COSUDE

La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) es parte del Ministerio de Asuntos Exteriores suizo.

Se fundó el 17 de marzo de

1961.

 

Está dedicada a la ayuda de emergencia y reconstrucción y la cooperación al desarrollo a largo plazo.

Sus objetivos incluyen la reducción de la pobreza, promover la autosuficiencia económica, la búsqueda de soluciones a los problemas ambientales y mejorar el acceso a la educación y atención básica de salud.

Su presupuesto 2011: 1.730 millones de francos.

  

Tiene una plantilla de alrededor de 600 personas en Suiza y en el extranjero, además de casi de

1.000 empleados locales.

Además de sus operaciones directas, apoya programas de organizaciones multilaterales y ayuda a programas de financiación de organizaciones de ayuda suizas e internacionales.

La ayuda oficial al desarrollo se canaliza también a través de la Secretaría de Estado para Asuntos Económicos (Seco).

Fin del recuadro


Traducción: Patricia Islas, swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×