Navigation

Suiza acogerá a un ex prisionero de Guantánamo

Se vence el plazo que Obama estableció para cerrar Guantánamo. Keystone

Suiza recibirá, a título humanitario, a un ex detenido uzbeko de la prisión estadounidense de Guantánamo. El cantón de Ginebra acogerá al ex prisionero.

Este contenido fue publicado el 16 diciembre 2009 - 15:39

Las condiciones de acogida están dispuestas en un memorándum de entendimiento con los Estados Unidos, que ya se encuentra listo para ser firmado.

El Ministerio de Justicia y Policía informó que desde 2005 el expediente de este hombre fue clasificado como “apto para ser liberado”.

Suiza obtuvo la seguridad de que este ciudadano uzbeco no fue ni acusado ni condenado, y que no representa amenaza alguna para la seguridad nacional.

Las sospechas de Washington de que este hombre habría tenido relaciones con medios terroristas formados en los Estados Unidos no se confirmaron.

Las autoridades de seguridad de otros países tampoco dieron informaciones negativas susceptibles de generar dudas sobre un eventual riesgo para que Suiza reciba a esta persona.

Además, “sus aptitudes para integrarse y su estado de salud no provocan ningún problema particular”, subrayó el gobierno, al advertir que esta persona se ha comprometido a respetar el derecho suizo y a aprender el francés, idioma local de su futuro lugar de residencia.

Una delegación suiza se dirigió en agosto pasado a la prisión de la Bahía de Guantánamo, en Cuba para, entre otras cosas, examinar el estado de salud de este reo, que formaba parte de un grupo de cuatro candidatos a obtener la acogida a título humanitario en la Confederación Helvética.

El ciudadano uzbeko se entrevistó con miembros de esta delegación y presentó una solicitud por escrito para ser acogido en Suiza.

Reacciones

Amnistía Internacional Sección Suiza se congratuló de la noticia, indicó desde su sede en Zúrich. Advirtió que con este gesto humanitario, Suiza realiza una importante contribución para que finalmente Washington cierre la prisión estadounidense de Guantánamo.

La organización en defensa de los derechos humanos expresó su esperanza de que otros países europeos sigan el ejemplo de Berna.

Y mientras el Partido Socialista también recibe con beneplácito la medida, al describirla como “un signo de apertura y de solidaridad”, el partido Unión Democrática de Centro rechaza en principio este paso, pues considera que los Estados Unidos deben hacerse cargo de sus reos, según indicó la secretaria general suplente de este partido de derecha, el principal de Suiza.

A casi un año de la promesa de Obama

Estados Unidos mantiene 210 prisioneros en Guantánamo y ha liberado o transferido a otros Gobiernos a más de 555 presos. Treinta fueron liberados en el Gobierno de Obama y el resto bajo el Gobierno de Bush.

Seis presos murieron durante su arresto en Guantánamo, uno de cáncer y los otros cinco se suicidaron.

Sólo se han terminado tres juicios en los tribunales militares especiales en Guantánamo. Dos prisioneros fueron condenados por suministrar material de apoyo para el terrorismo, retenidos durante un par de meses más en Guantánamo, y luego enviados a su hogar en Australia y Yemen.

Cuando el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama asumió su cargo en enero pasado, se puso un plazo de un año para cerrar la prisión. Pero los políticos del Partido Republicano y otros grupos criticaron el plan de su Gobierno de trasladar a los prisioneros a Estados Unidos y juzgarlos en tribunales civiles por considerarlo un riesgo de seguridad.

Por lo demás, el Congreso estadounidense aprobó una ley que prohíbe que los detenidos de Guantánamo sean llevados a suelo de Estados Unidos a menos que vayan a ser juzgados. Los demócratas, que controlan ambas cámaras del Congreso, están planificando levantar esa restricción si el Gobierno presenta un plan aceptable para manejar a los prisioneros.

swissinfo.ch y agencias

Guantánamo

El 11 de enero de 2002 fueron llevados los primeros presos a la base militar estadounidense de Guantánamo, en Cuba.

Unos 800 prisioneros fueron retenidos desde el 11 de enero de 2002 en Guantánamo.

A fines de 2008 aún quedaban allí unos 250 presos, ciudadanos de unos 30 países. 100 de ellos provenientes de Yemen.

Aproximadamente 60 presos corren el riesgo de ser perseguidos, torturados o encarcelados arbitrariamente en sus países. Ellos son de países tales como China, Libia, Rusia, Siria, Túnez y Uzbekistán.

Desde el principio, Suiza y varios otros Estados occidentales han calificado al centro de detención de Guantánamo como una infracción del derecho internacional

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.