Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Viable, el modelo suizo En Chile “grave disociación entre sociedad y política”

Manifestantes enfrentan a policía antidisturbios en calles de Chile

Unos manifestantes se enfrentan a la policía antidisturbios durante una protesta contra el Gobierno de Chile en las calles de Renaca, en Viña del Mar, el domingo 10 de noviembre.

(AFP)

La decisión del Gobierno de Chile de establecer una Asamblea Constituyente genera esperanza. El cambio de la actual Carta Magna, vigente desde la dictadura de Augusto Pinochet, es una de las principales reivindicaciones de las protestas de las últimas semanas que han dejado un saldo de más de 20 muertes, cientos de heridos y miles de presos.   

“Creo que la forma más simple es hacer un proceso constituyente que permita rediscutir el contrato social en Chile, que se puedan dar todas las discusiones y que en ese proceso se canalice toda esta rabia ciudadana, que es justificada”, señaló el catedrático Nicolás Grau VelosoEnlace externo, inquirido por swissinfo.ch sobre las posibles soluciones a la actual crisis en la nación andina.

Por su parte, el excandidato presidencial chileno y fundador del recién creado Grupo de PueblaEnlace externo, Marco Antonio Enríquez Ominami, considera que el modelo suizo de democracia directa y participativa podría servir de base para un cambio de sistema político en Chile.

chile

entrevista en vidéo

Modelo suizo

“La democracia representativa como la conocemos es insuficiente y hay que pasar a una democracia directa y participativa”, declara en entrevista en Buenos Aires.

Diputado por el Partido Progresista entre 2006 y 2010, propuso ya entonces mejorar el sistema político chileno bajo el modelo suizo de democracia participativa. Considera aún que es un modelo viable y que Chile cuenta con elementos para hacerlo: “iniciativa popular de referéndum revocatorio, plebiscitos vinculantes…”.

+ Democracia directa contra desencanto político

A su vez, la joven chilena suiza de 24 años, Francisca E. (que prefiere omitir su apellido), de Talca, estima que las protestas son exageradas, y que lamentablemente no se dan cuenta del daño que hacen al país:

“Reclamar con el voto”

“Todo esto que vienen haciendo, quemando los trenes, dañando la capital, hace que no vengan espectáculos, ni congresos. Creo que hay que buscar otras formas y reclamar con el voto”, comenta a swissinfo.ch vía las redes sociales.

swissinfo.ch se puso en contacto con estudiantes y referentes políticos para conocer cuál es la situación que viven los chilenos y cuál creían que era la solución para franquear este estado de tensión y enfrentamientos. 

En entrevista vía telefónica desde Buenos Aires, Nicolás Grau VelosoEnlace externo,  descendiente suizo, considerado como el ‘cerebro económico del Frente Amplio’, subrayó la urgencia de un cambio de Carta Magna en Chile. Su pronunciamiento se produjo horas antes de que el gobierno de Sebastián Piñera anunciara el inicio de un proceso de Reforma Constitucional. 

Una medida semejante no está contemplada en la actual Constitución de Chile, la cual data de 1980 y fue promulgada bajo la dictadura de Augusto Pinochet. Su derogación es una de las principales reivindicaciones de las personas que han ganado las calles desde el pasado mes de octubre.

+ Chile quiere una nueva Constitución 

Cambiar de lógica

Doctor en Economía de la Universidad de Pennsylvania y expresidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh), Grau Veloso explicó sobre el acceso a la educación, una de las deudas que los manifestantes reclaman también a la administración actual, que en Chile hay distintos tipos de subsidios en los diferentes niveles, que hacen que en algunos casos sea gratuita y que en algunos casos no.

“Mi impresión es que, junto con poner más recursos, lo más importante es cambiar la lógica del sistema educacional chileno y fortalecer el sistema público, tanto a nivel escolar como universitario, pensando que el sistema público es la forma que han tenido la mayoría de los países desarrollados para ser más igualitarios, con mayor integración social y que distribuyan las oportunidades de manera más homogénea entre la población”.

El economista, sostuvo que si bien cree que esa debe ser la agenda principal, no hay que pensar que Chile va a tener un sistema muy igualitario en educación teniendo un sector privado tan relevante.

Cuatro familias detentan la riqueza

Sobre el tema, Enrique Ominami denunció que las universidades chilenas se encuentran entre las más caras del mundo. “Ninguna está en el top tres [de calidad]; sin embargo, estamos en el top tres de los precios”, enfatizó.

“¿Tiene sentido que un chileno (a) a los 23 años cuando se tituló, terminó sus estudios, pueda tener una deuda de 30 mil dólares?”, inquirió.

Evocó la existencia en Chile de una clase política que “ha permitido la hiper concentración de la riqueza en manos de cuatro familias y el retiro total de los deberes del Estado”.

Francisca E coincidió en que en Chile no hay equidad social. Dijo que siempre fue así y no tiene mucha esperanza que la situación cambie.

Hacia cambios sociales

Al respecto, Grau comentó que si bien las movilizaciones sociales actuales no tienen una dirección muy clara, sí tienen una orientación evidente pro grandes transformaciones sociales que está guiada por la idea de mejorar el bienestar material del grueso de la población. Tal mejora, apuntó, requiere cambios estructurales. 

“Diría que lo que ha pasado con la política en los últimos 30 años es que a pesar de que existen estas organizaciones sociales, están bastante desconectadas de los partidos políticos y de la institucionalidad política en general.  Hay una disociación entre sociedad y política que es grave”, aseguró, y destacó:

“En el Frente Amplio donde yo milito, han tratado de revertir eso. Justamente el ‘ethos’ principal del Frente es la idea de acercar lo social a lo político, y no de participar en la política institucional como una forma de alejarse de las raíces sociales que tienen. Pero lo cierto es que eso todavía es un proyecto, una idea y está lejos de llevarse a cabo en su totalidad”.

Consejos del Ministerio suizo de Exteriores

En sus consejos a las personas que viajenEnlace externo a Chile, el Ministerio suizo de Exteriores (DFAE) anota que “desde el 18 de octubre se registran manifestaciones, enfrentamientos entre manifestantes, pillajes, huelgas y barricadas, acompañadas a veces de violencia (…) La agitación ha provocado muchos muertos y heridos”.

Recuerda que el 18 de octubre, y por espacio de diez días, el gobierno decretó el estado de urgencia. “La situación política y social es tensa”, subraya.

Recomienda a los viajeros informarse de la situación en el país antes de emprender el viaje, y ya en el lugar, mantenerse alejados de las manifestaciones y seguir las directivas de las autoridades locales (en caso, por ejemplo, de toque de queda). Advierte que, en caso de perturbaciones de tránsito, es difícil e incluso imposible, que la Embajada de Suiza pueda ayudar a sus conciudadanos a abandonar las zonas concernidas.  

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes