Navigation

Primer tratado internacional antitabaco

El tratado propone restricciones para los fumadores en lugares públicos. Keystone

Los 192 países miembros de la Organización Mundial de la Salud, entre ellos Suiza, adoptaron este miércoles en Ginebra el primer tratado internacional contra el tabaco.

Este contenido fue publicado el 21 mayo 2003 - 18:01

El convenio fue aprobado por unanimidad tras tres años de arduas negociaciones.

"Hoy es un día histórico que marca una gran victoria en el fomento de la salud pública", se felicitó la directora general de la Organización Mundial de la Salud.

Gro Harlem Brundtland, desde la sede de la OMS en Ginebra, incitó a los países miembros de la organización a que firmen y ratifiquen cuanto antes el convenio.

Adaptación legislativa

Pero la entrada en vigor del tratado internacional no será inmediata. Tampoco en Suiza.

Primero deberá ser ratificado por las dos cámaras del Parlamento federal, antes de ser sometido al presidente de la Confederación Helvética o a la ministra de Asuntos Exteriores.

Además, se necesitará modificar o crear varias leyes que, llegado el caso, podrían ser objeto de una votación nacional.

Así lo confirma Chung Yol Lee, responsable de la unidad Abuso de sustancias y sida de la Oficina Federal para la Salud Pública (OFSP).

"Se necesitará adoptar una nueva ley para proteger a los no fumadores. Las disposiciones actualmente en vigor se limitan al mundo del trabajo", explica.

"Asimismo habrá que modificar el decreto en materia de tabaco para cumplir con los requisitos relativos a las advertencias en las cajetillas de cigarrillos. Pero también habrá que decidir si se restringe o si se prohíbe totalmente la publicidad", precisa.

Para respetar otra de las exigencias del convenio de la OMS, "se necesitará además una nueva ley. que prohíba la venta de cigarrillos a los menores", concluye Chung Yol Lee.

Prohibir la publicidad

El tratado internacional prevé que cada país miembro de la OMS prohíba totalmente la publicidad, la promoción y el patrocinio de los productos con tabaco.

Pero las medidas que se adopten deberán respetar la Constitución de cada estado, una reserva gracias a la cual los miembros de la OMS lograron un consenso. En ese caso se contempla la posibilidad de que, en una primera fase, los países se limiten simplemente a restringir la publicidad.

No obstante, cinco años después de firmar el tratado, todas las prohibiciones previstas en el documento tendrán que ser efectivas.

Otras medidas

A la lista de medidas se suma también la lucha contra el contrabando. En ese sentido, los países signatarios del tratado tendrán la obligación de colaborar estrechamente indicando la procedencia de los productos confiscados.

Asimismo se tratará de velar por que la venta de cigarrillos a los menores sea una prohibición generalizada.

Para prevenir que los jóvenes se inicien en el hábito de fumar, el documento propone aumentar el impuesto sobre el tabaco.

Finalmente, el texto prohíbe la utilización de términos ambiguos que puedan ser objeto de malentendidos. Tal es el caso de los cigarrillos 'light', que bajo esta denominación parecieran menos nocivos que los normales.

La OMS recuerda que cerca de cinco millones de personas mueren cada año debido al tabaquismo, y que su número se duplicará de aquí al 2020 si no se ponen en marcha las medidas adoptadas en Ginebra durante la 56ª Asamblea Mundial de la Salud.

swissinfo y agencias

Datos clave

El tabaco provoca la muerte a 4,9 millones de personas al año.

En Suiza causa la muerte a 8.000 personas por año.

33% de la población suiza mayor de 15 años fuma.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.