Navigation

Recae la economía a finales del 2004

Los precios subieron 0,2% en febrero. Keystone

La Seco activó la alarma de emergencia al confirmar que el PIB perdió terreno durante el último trimestre del año pasado; advierte, sin embargo, que no hay riesgos de recesión.

Este contenido fue publicado el 04 marzo 2005 - 08:54

Simultáneamente, empresas como Holcim o Sarasin celebran los prósperos resultados financieros que registran.

En 2004, la recuperación económica suiza dio señales positivas en prácticamente todas las direcciones... salvo en el último tramo del año.

La Secretaría de Estado de Economía (Seco) informó el jueves (03.03) que el Producto Interno Bruto (PIB) se contrajo 0,1% durante el periodo octubre-diciembre del 2004.

¿Qué significa? Que la producción y las ventas de la economía helvética durante el último trimestre del año fueron inferiores a las registradas en los tres meses previos, lo que siempre coloca en jaque a las empresas y las conduce a recortar gastos y personal.

Según la Seco, la caída del PIB se debe "a que la desaceleración de la economía mundial frenó las exportaciones helvéticas".

No obstante, destaca que se trata de una situación temporal que no implica riesgo de recesión.

El panorama actual se debe, agrega, a que: "Hoy, como nunca antes, dependemos de la coyuntura internacional. La fragilidad de la zona euro, que es nuestro principal socio comercial, puede convertirse en un freno para el país".

Y a partir del dato del último trimestre del 2004, los expertos de la Seco afirman que la economía creció 1,7% el año pasado, lo que pese a todo es el mejor dato desde que inició el año 2000.

Por otra parte, este jueves conocimos también los últimos datos en materia de inflación. La Oficina Federal de Estadística (OFS) anunció que los precios aumentaron 0,2% en febrero del 2005, debido sobre todo al encarecimiento de las legumbres, que escasean durante el invierno.

En contrapartida, en febrero, se redujo el precio de bienes como la carne de porcino, las bebidas sin alcohol y los chocolates.

Y en cuanto a la inflación anual –la que se acumuló entre febrero del 2004 y el mismo mes del 2005- alcanzó un 1,4%, por debajo del 2% de la Unión Europea (UE).

Dispuestas a invertir

Y aunque la macroeconomía envió señales de alarma, las empresas aún gozan las mieles de la rentabilidad del 2004.

De hecho, la mayoría de ellas están dispuestas a aumentar sus inversiones en 2005 con objeto de acicatear la productividad, al menos según una realizada por el Centro de Investigación Coyuntural (KOF por sus siglas en alemán).

El documento presentado el jueves (03.03) detalla que "la tendencia de recuperación que observó la iniciativa privada en 2004, le ha devuelto la confianza, por lo que los accionistas quieren inyectar recursos frescos dentro de los tres sectores productivos: industria, agro y servicios.

Una de cada dos empresas dentro del rubro de los servicios invertirá más este año; en la industria sucederá exactamente lo mismo. Y en el campo, uno de cada tres negocios estará dispuesto a arriesgarse un poco más.

Ganancias para Holcim

La mayoría de las grandes empresas ya dieron a conocer cómo cerraron sus finanzas durante el 2004.

Este miércoles (02.03), la suiza Holcim -la número 2 del cemento en el mundo- anunció que sus utilidades sumaron 914 millones de francos suizos durante el año pasado, 33% más que en 2003, debido a que sus ventas totalizaron 13.215 millones de francos.

En total, la empresa vendió 102 millones de toneladas de cemento; 104 millones de toneladas de arena; y 29 millones de metros cúbicos de hormigón durante el 2004.

El comportamiento favorable de sus ganancias netas se debió a que la industria de la construcción se expande a gran escala en la mayor parte de las economías en desarrollo. América Latina, de hecho, fue uno de sus regiones más rentables.

Y durante 2005, la expectativa empresarial consiste en vender –cemento, arena y hormigón- en al menos las mismas cantidades que el año pasado.

Otra de las claves de los buenos resultados de Holcim está ligada al recorte de más de 1.300 plazas en 2004, que le permitió ahorros fijos permanentes que se han traducido en ganancias para los socios.

Sarasin, también festeja

El banco suizo Sarasin, experto en la administración de fortunas y uno de los punteros en materia de finanzas equitativas –ya que promueve el derecho de los clientes a invertir sólo en empresas que respeten los derechos laborales o ambientales- registró un excelente 2004.

Sus ganancias sumaron 102 millones de francos suizos, 46% arriba del nivel del 2003, debido sobre todo a la venta del banco Jenni, que administraba anteriormente, informó el martes (01.03).

Y, por otra parte, a un incremento de los fondos administraos del 11%, equivalente a 53.800 millones de francos suizos.

El 2005, según Georg Krayser, presidente de Sarasin, será igualmente positivo, aunque no esperan resultados "tan brillantes como los del 2004".

Swissinfo/Andrea Ornelas

Datos clave

·La economía decreció 0,1% durante el cuarto trimestre del 2004
·La inflación aumentó 0,2% en febrero pasado y totalizó 1,4% durante los últimos 12 meses
·Holcim y el banco Sarasin aumentaron sus beneficios.

End of insertion

Contexto

·En la economía helvética convivieron esta semana datos desfavorables en materia macroeconómica con el optimismo de las empresas.

·La Seco confirmó que la economía retrocedió durante el último trimestre del 2004 debido a las exportaciones helvéticas no avanzan al ritmo previsto.

Sin embargo, las empresas siguen cosechando los éxitos del año pasado. Holcim vio crecer sus utilidades 33% y ganó terreno dentro del negocio del cemento. El banco Sarasin observó un repunte de sus ganancias (46%) y hace planes para el futuro.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.