Navigation

Rechaza EEUU versión de que bin Laden desapareció

El secretario estadounidense de Defensa, Donald Rumsfeld, descarta desaparición del saudita. Keystone

Al rechazar las versiones de los talibán sobre la presunta desaparición de Osama bin Laden, Washington prosiguió este domingo el despliegue de sus fuerzas bélicas en torno a Afganistán y aseguró que posee evidencias sobre la responsabilidad del fundamentalista saudita en los atentados terroristas, lo que le garantiza el apoyo de la OTAN. En ese marco la Casa Blanca levantó las sanciones impuestas contra la India y Pakistán tras los ensayos nucleares de ambos países en 1998.

Este contenido fue publicado el 23 septiembre 2001 - 18:39

"El anuncio de la desaparición de bin Laden no va a disuadir a Washington de intervenir", subrayó Condoleezza Rice, consejera del presidente George Bush para la Seguridad Nacional, mientras que Colin Powell, secretario de Estado, dijo que presentará en breve evidencia suficiente para demostrar la relación del millonario saudita en los atentados que costaron unas 7.000 vidas.

El régimen talibán, que durante cinco años ha dado refugio a bin Laden, sospechoso principal de los atentados del 11 de septiembre, asegura que no encuentra a su protegido.

"Osama bin Laden desapareció. Nosotros lo buscamos", declaró Abdul Hai Mutmaeen, portavoz de los talibán. Según el vocero, el gobierno afgano descubrió la desaparición cuando pretendió informar al saudita de la decisión de los sabios musulmanes para que por su voluntad abandonara el país.

Por su parte, el secretario estadounidense de Defensa, Donald Rumsfeld, coincidió con Rice en el sentido de que la eventual desaparición de bin Laden mantiene inalterable la decisión de responder a la ofensiva terrorista.

"Seguro que saben en donde está, es su país. Es impensable que no sepan a dónde están las redes", declaró para añadir que el saudita y su red 'al-Qaida seguramente no actuaron solos en la preparación de los atentados. "No hay forma de que una red pueda funcionar sin ser patrocinada por Estados, medios financieros, organizaciones no gubernamentales", acotó.

Considerado el enemigo número uno de EE UU, en forma previa al 11 de septiembre, bin Laden habría orquestado los atentados contra las embajadas de ese país en Nairobi y Dar es Salaam, en 1998. Bill Clinton, entonces presidente de la Unión Americana, reconoció este domingo que durante su gestión fracasó en un intento por arrestar y/o dar muerte al extremista.

Por otra parte, Rumsfeld reconoció este domingo que Estados Unidos perdió un avión espía (sin piloto) en territorio afgano, pero descartó confirmar las versiones de los talibán en el sentido en que la nave habría sido alcanzada por efectivos de Kabul.

A su vez, Pakistán y la India recibieron con beneplácito la decisión estadounidense de levantar las sanciones en su contra tras los ensayos nucleares de 1998. Bush procedió en tal sentido bajo el argumento de que "la aplicación de sanciones (a ambos países ya) no corresponde a los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos".

Entre tanto, continúa el éxodo de millares de afganos hambrientos y aterrorizados hacia las áreas rurales y los bordes fronterizos. La UNICEF contempla el envío de convoyes aéreos de alimentos luego de que el Programa Alimentario Mundial, que nutre a 3,8 millones de afganos, suspendió la semana pasada su distribución en el país.

Afganistán cuenta ya con más de un millón de desplazados. Entre los cuales un alto número de niños particularmente vulnerables a un invierno que se anuncia particularmente crudo y que podría ser mortal para quienes carecen de techo.

"Sabemos que niños murieron de frío el invierno pasado y tememos que el escenario se repita" destacó Gordon Weiss, portavoz de la UNICEF en Pakistán.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.