Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Sin indemnizaciones tras los casos de vaca loca

Los campesinos decepcionados fuera de las puertas del Tribunal Federal en Lausana.

(Keystone)

Los ganaderos reclamaban 300 millones de francos en indemnizaciones al gobierno. No obstante el Tribunal Federal descarta toda responsabilidad por parte de las autoridades.

Tras conocer el fallo de la máxima autoridad judicial de Suiza, los campesinos se dicen decepcionados.

Este lunes, el Tribunal Federal (TF) concluye que no se puede reprochar ninguna omisión ilícita al Estado en la gestión del mal de las vacas locas.

Una decisión que descarta la opinión de la Comisión Federal de Recurso sobre la responsabilidad del Estado.

Esta comisión juzgó en mayo de 2004 que las autoridades federales reaccionaron tarde al momento de imponer las medidas en contra de la propagación de la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB).

Sin embargo, en el fallo de este lunes del TF se asienta que ante este tipo de eventos (EEB o SARS) no se puede exigir a la Confederación que tome "en toda circunstancia y en toda oportunidad las mejores decisiones en el momento más oportuno". Eso sería una "situación imposible".

Con relación a esta epidemia bovina, el Tribunal Federal opina que tanto la Oficina Federal de Agricultura (OFA), como la Oficina Veterinaria Federa (OVF) y la Secretaria de Estado de Economía (Seco) actuaron correcta y equilibradamente.

Descartadas las acusaciones

El TF no dio lugar a las acusaciones de los campesinos quienes consideran como un error que el gobierno no hubiese formalmente prohibido la importación del alimento de harina animal proveniente de Gran Bretaña y se contentara con una interdicción de facto, al no emitir más autorizaciones de importación.

El Tribunal Federal tampoco observa ninguna omisión ilícita en el hecho de que las autoridades del país no hayan prohibido la importación de harinas animales provenientes de otros países de la Unión Europea (UE).

Con estas dos apreciaciones de la máxima instancia judicial de Suiza ha sido aceptado el recurso de las autoridades federales sobre el caso y han quedado descartadas las consideraciones de la Comisión Federal de Recurso sobre la responsabilidad del Estado.

Caso a Estrasburgo

El expediente será enviado a la Corte Europea de Derechos Humanos con sede en Estrasburgo, según anunció este lunes Laurent Trivelli, el abogado de los más de 2.206 campesinos que reclaman las indemnizaciones por parte del Estado.

En 1997, los campesinos presentaron una demanda contra las autoridades federales por daños. Reclamaban que no se establecieron a tiempo medidas para evitar la propagación de la EEB y por ello exigían el pago de 300 millones de francos ante las pérdidas sufridas por la caída de los precios de la carne de res en el mercado.

El Ministerio de Finanzas consideró tardía la solicitud de indemnización de los ganaderos, quienes presentaron entonces un primer recurso ante el Tribunal Federal.

De esta forma, las autoridades federales de finanzas debieron entrar en materia, aunque rechazaron la solicitud del grupo de campesinos.

Un nuevo recurso fue interpuesto y –pese a los resultados de la comisión evaluatoria- este lunes el TF rechaza los argumentos de los ganaderos.

Gran decepción

Ante el veredicto del Tribunal Federal, el sindicato agrario Uniterre se dice muy decepcionado.

"Nos preguntamos si detrás de esta decisión no se esconden motivos políticos o económicos", indica Valentina Hemmeler, secretaria del sindicato.

Se trate de la gestión de la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB) o de la gripe aviar, más actual, Uniterre juzga que las decisiones del gobierno federal no están exentas de críticas.

swissinfo y agencias

Contexto

2.206 agricultores pusieron una demanda en contra de las autoridades federales en 1997 en la que solicitaban compensaciones por 300 millones de francos ante la caída del precio de la carne de res en Suiza.

Argumentan que las autoridades no establecieron a tiempo las medidas para evitar la propagación del mal de la vaca loca, enfermedad que se presentó entre los años 1996 y 1997.

El primer caso de Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB) se presentó en Inglaterra en 1986. En 1990 Suiza se convirtió en el tercer país europeo afectado por este mal que destruye progresivamente el sistema nervioso de los bovinos.

Tres casos de esta enfermedad fueron diagnosticados en Suiza el año pasado.

La Oficina Veterinaria Federal indicó que las vacas contaminadas tenían entre siete y diez años de edad y formaban parte de aquellas que contrajeron la enfermedad en la década anterior.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×